Se llevaron equipos que dragaron el Martín García

0
377

Por EMILIO CAZALÁ

Esta fue la operación que realizó el barc semi sumergible “Transshelf” de la empresa dragadora Boskalis. En el amplísimo espejo de agua que ubicamos frente a Nueva Palmira donde confluye además el río Paraná Bravo y disponemos de una notable profundidad que para decirlo rápido supera los 32 pies, impresionante profundidad para un río, se lleva a cabo una operación de un barco semi sumergible que se hundió en esas aguas para colocar calculadamente encima de su cubierta, otras naves. Expliquémonos, fue una operación de alta precisión para gente experimentada, donde no se conocen los errores. Primero, se pone encima de la nave sumergida la unidad más pesada y lógicamente con mayor calado. Una vez puesta encima, el semi sumergible comienza a elevarse centímetro a centímetro y se van haciendo los ajustes uno sobre el otro. Comienzan a aplicarse las trancas y seguros hasta que la nave se apoya sobre cubierta. Aquí comienzan a colocarse las embarcaciones menores y así hasta que el barco recobra su flotación normal. En la etapa final ya no es posible más ajustes y comienzan a colocarse otros tipos de lingas de acero para la seguridad final. Esta fue la operación que realizó el barco semi sumergible “Transshelf” de la empresa dragadora Boskalis. Tiene una eslora de 173 metros, 40 metros de ancho y se puede sumergir 22 metros. La timonera y los controles son los únicos que quedan sobre la superficie. En esta nave se embarcó la retroexcavadora Odin de Boskalis y dos barcazas con un remolcador, elementos que fueron utilizados para la profundización del canal Martín García en el proyecto que se acaba de cumplir llevando dicha vía a los 34 pies y en zonas rocosas a 38 pies. Esa área marítima frente a Nueva Palmira es ideal en toda la región, para este tipo de operaciones que requiere aguas tranquilas y profundas. Por esta razón ha sido frecuentemente utilizada para operaciones similares de naves trayendo barcazas para Paraguay y Argentina.  https://negocios.elpais.com.uy

DEJA UNA RESPUESTA