RECIBIMOS Y PUBLICAMOS: Carta a Visión Marítima y Respuesta al Capitán Flangini.

0
281

Señor Director de Visión Marítima

Quiero referirme a una carta donde se me menciona en su prestigiosa publicación, por el señor Capitán C/N ® CG Yamandú Flangini. Agradeciendo desde ya su gentil respuesta, es la única vez que lo molesto.

Respecto a la carta misma, habría preferido con educación no responderle. Solamente lo hago, porque se ha involucrado a amigos míos ya fallecidos, a continuación, con altura quiero expresar algunos hechos que ellos no pueden exponer.

Respecto a mi persona, lo refiero a las cartas en Búsqueda, donde gracias a Dios pude contestar con meridiana claridad los hechos, y no necesito repetirlo.

No es necesario defender al Dr. González Lapeyre, su camarada en el infeliz tratado durante el primer año de la Dictadura donde Uruguay cedió Martin García a cambio de nada. El doctor es un brillante abogado,

Que el General Perón les haya palmeado la espalda satisfecho, no apunta bien en su defensa de los intereses uruguayos. Hubiera preferido un Perón adusto que feliz. Porque me recuerda a las logias que hundieron a Artigas. Que el señor Presidente Dr. Tabaré Vázquez los haya condecorado no me impresiona, condecoraciones no era lo que Artigas recomendaba.

Yo discuto en foros argentinos, que para Argentina lo mejor es devolver a Uruguay la isla de Martín García, para dar el ejemplo a Gran Bretaña y lograr que les devuelva a ellos las islas Malvinas.

Sobre el tratado de la Farola; historiadores muy distinguidos opinan que fue firmado por el cabildo de Montevideo, dándole la mitad de la Banda Oriental a Brasil a cambio de un faro que valdría hoy dos millones de dólares, por la situación de ocupación militar de Montevideo en la época. No concuerdan con su teoría.

Si menciono al señor Almirante ® Juan José Zorrilla Camps es porque es mi tío. (como es de estilo, ascendió un grado al retirarse). No solo me aconsejó desde muy temprano en estos temas, insistiendo en la discreción y la inteligencia para evitar los escollos y la oposición de intereses creados; yo lo acompañé en los días difíciles para la Patria y gloriosos para la Armada, hasta que los 40 traidores dieron un paso atrás y sus camaradas no quisieron hundirlos. Lamento tanto que algunos si acompañaran a Márquez colaborando con la dictadura militar.

Soy un convencido que todos tenemos que apoyar a la Armada. No solamente con el apoyo técnico voluntario en más de un proyecto. Siguiendo el pedido de amigos marinos, pude comprar el casco del Huracán para que no lo desguazaran, reformarlo con la ayuda de Ocampo y redimirlo de la vergüenza de haberse rebelado contra su Comandante, bendiciendo con el padre Livio su bautizo como Nuestra Señora de los Treinta y Tres, NS33. Trabajando como pontón y taller en la construcción de los muelles más modernos del mundo, premiados aquí y en el extranjero.

Yo seré un pobre ingeniero, pero enamorado del agua, un lobito de río, navegante del velero Jet Stream que ganó a pura suerte la Copa de la regata Buceo-Gorriti-Buceo ante los veleros favoritos, haciendo la jugada audaz de abrirse al Sur y pasar por detrás de Isla de Flores. Humildemente, soy Master diver en buceo, ex profesor de Construcción en Ingeniería, nos tratamos con los mejores y más humildes especialistas en el mundo para las obras, de Canadá, Estados Unidos, Australia, Francia, Holanda, Italia, Dominicana, Argentina. Nos conocen y respetan los que saben del tema, nos llaman a dar conferencias en Dallas, Las Vegas, Buenos Aires, Cartagena, Washington, Tel Aviv, San Pablo, Montevideo.

Dos palabras sobre mis amigos.

El señor Capitán puede considerarse amigo, más bien habrá sido camarada del señor Capitán Ernesto Ocampo. Defensor a muerte de Zorrilla en el 73, Ocampo lo pagó con prisión, torturas y destitución deshonrosa durante la dictadura; un héroe aún no reconocido por la República por su valor. Siguió su juramento como oficial cuando otros prefirieron colaborar con la dictadura militar. Hizo aportes valiosos en proyectos pesqueros y frigoríficos que dieron y dan trabajo a mucha gente. Un estudioso, proyectó los barcos más difíciles, los pesqueros de altura que tiene que ser fuertes como remolcadores para tirar las redes, y rápidos como torpederas para llegar a muelle, descargar y volver a la pesca. Y un sabio, con un entusiasmo que volcó en los proyectos de muelles y puertos donde jugamos en los modelos más sofisticados de navegación, para obras que se hicieron y para la terminal pesquera actualmente en construcción. Y murió cuando estaba soñando un nuevo proyecto que cambiará otra costa, que seguiremos en honor a él y que no puedo nombrar por ser confidencial.

Respecto al señor Zanier, no tener en cuenta su sabiduría es no conocer que los baqueanos de ríos son los que hacen posible la navegación del Mississippi, desde la época de Mark Twain. Y no sólo son tomados en cuenta, los baqueanos son la aristocracia de los ríos. Y Cacho Zanier era el mejor.

Mi homenaje a ellos en esta ocasión, entre mis mejores recuerdos está haber navegado el Uruguay como timonel con el Capitán Elena como práctico y con Zanier como skipper en el velero de 22 pies, de Mbopicuá al Puente Internacional.

Ing José Zorrilla Berreta

Nota: Ya que bajó al ruedo, al que le doy una diplomática bienvenida, aprovecho la oportunidad que se me brinda para preguntarle por dos temas del Mundialito que siempre quise saber, porque ya nos quedan pocos testigos de esa época, y le agradeceré mucho conocer de primera mano.

1) En las negociaciones para el Mundialito del 80, Cataldi se atribuía un papel decisivo en la negociación con Berlusconi para que se hiciera, ¿Cómo se negoció el reparto de los derechos televisivos con Cataldi, Berlusconi, Havelange, Grondona, Artemio Franchi, y quién más? ¿Participó en esa negociación la comisión organizadora, donde estaba el Dr. Vázquez?

2) Hubo un gran apoyo de parte del gobierno militar, que, como el Mundial del 78 en Argentina, querían ganar prestigio para el plebiscito que planeaban para noviembre de 1980, el plebiscito del No. ¿Cobró Uruguay impuestos por los ingresos repartidos por derechos televisivos? ¿Es cierto que Havelange felicitó en la inauguración al gobierno militar?

DEJA UNA RESPUESTA