Puerto pesquero de Capurro apuntará a flotas del Atlántico Sur

0
246

La Administración Nacional de Puertos (ANP) dio a conocer un prospecto del pliego de la licitación pública internacional para la explotación por 30 años de la Terminal Pesquera Capurro, una obra portuaria que está previsto que finalice en julio de 2022. Las autoridades pretenden seguir el camino de una operatividad portuaria dividida en “áreas especializadas”.

La idea de construir una terminal pesquera en la Bahía de Montevideo fue inicialmente planteada por la ANP en octubre de 1999 bajo la “Revisión del Plan Maestro del Puerto de Montevideo”. Se encomendó un estudio al Consorcio Sogreah-Hidrosud-Port Autonome que fue presentado en 2002. Años después, tras idas y vueltas con la inversión de US$ 250 millones que prometió el grupo Shandong Baoma Fishery, finalmente la administración pública asumió los costos del proyecto y tras una licitación, la ANP adjudicó al Consorcio Teyma-Chediak la construcción de la Terminal Pesquera Capurro. El costo de este proyecto fue reformulado entre el consorcio y el actual Gobierno, por lo que se logró bajar de US$ 110 a 90 millones. La obra portuaria en la bahía de Capurro –que estiman estará finalizada en julio del año que viene– consta de una infraestructura portuaria para atender entre 60 y 70 barcos, con un muelle de 1.000 metros para espera con su correspondiente obra de abrigo, atraque y defensa, y 300 metros con explanada para que operen los barcos pesqueros nacionales y extranjeros.

El plan también incluye el relleno de una retro área de unas 3,3 hectáreas, obras de pavimentación, desagües, distribución de energía, agua potable y combustible, dragado de la dársena correspondiente (21 hectáreas) y su disposición final en geocontenedores.

Crecimiento de la actividad portuaria y la industria de la pesca

El pasado viernes 30 de julio, el presidente de la ANP, Juan Curbelo, y el vicepresidente, Daniel Loureiro, presentaron a un grupo de potenciales inversores los principales detalles del proyecto de una Terminal Pesquera especializada en Capurro. Sobre el emprendimiento Curbelo manifestó: “Estamos confiados y convencidos de que esto apuntala el crecimiento de la actividad portuaria y en particular de la actividad de la industria de la pesca”. Se pretende que se tome al puerto de Montevideo como un “puerto base” en la región, apuntó el jerarca.

Por su parte, Loureiro remarcó “la importancia que tiene para el país una obra que fue proyectada en otra administración y que la actual administración de puertos se encarga de darle el puntapié final a esta gran inversión nacional, con la idea de que podamos desarrollar junto con la actividad privada un polo de atracción a las flotas pesqueras regionales que operan en el Atlántico Sur”. Loureiro recordó que esta iniciativa forma parte del “concepto fundamental” que está aplicando la ANP en lo que respecta al “ordenamiento general del puerto de Montevideo” y una operatividad dividida en “áreas especializadas”, y así continuar la estrategia de concentrar la actividad pesquera en la zona de Capurro para descomprimir las áreas multipropósito del puerto de Montevideo. Con este emprendimiento privado, “la idea es poder amortizar los costos del Estado en el desarrollo de la infraestructura; en la cual, el privado tendrá que tomar a su cargo el desarrollo de construcciones varias para dar un servicio integral a la pesca internacional”, explicó el vicepresidente de la ANP en diálogo con el medio especializado Todologística.

“Permanentemente el puerto de Montevideo es visitado por flotas que durante los períodos de zafra aprovechan las facilidades logísticas del puerto para descargar los productos de su trabajo y enviarlo desde Montevideo a sus destinos finales”, añadió Loureiro. Indicó que las operaciones en el Atlántico Sur son muy prolongadas. “Después de la zafra relevan tripulaciones y a su vez es utilizado para el descanso”, indicó. Por eso ANP pretende “prestar servicios a la carga, a los buques y a las tripulaciones de las flotas pesqueras internacionales que operan en el Atlántico Sur”, dijo Loureiro.

Empresas interesadas analizan viabilidad

Durante la presentación de ANP a empresarios de la industria pesquera, la gerente del Área Comercialización, Cra. Ana Rey y el subgerente de Infraestructura, Arq. Alfredo Goncálvez, expusieron las bases comerciales y técnicas de la Terminal Pesquera y presentaron el prospecto del negocio, en base al pliego de la licitación que ya fue aprobado por el directorio de la ANP y fue el elevado recientemente para que el Poder Ejecutivo le dé el visto bueno definitivo. En ese sentido, Curbelo anunció en dicho evento que la administración de puertos está muy próxima a lanzar una licitación para una concesión a 30 años.

Según el prospecto presentado por ANP se concesionarán áreas y muelles para el desarrollo de una Terminal Pesquera y la construcción de un Depósito, en la zona de Capurro del Puerto de Montevideo, con el fin de prestar servicios a las flotas nacionales y extranjeras y a sus tripulantes, así como brindar servicios a la mercadería asociada a buques pesqueros bajo régimen de puerto libre. Los objetivos de la futura contratación son: desarrollar una base regional, para las flotas pesqueras nacionales y extranjeras brindando servicios de calidad para los buques y sus tripulantes; gestionar las operaciones de pesca en el Puerto de Montevideo con carácter integral, eficaz y sustentable; especializar las operaciones portuarias relacionadas con el negocio de la pesca preservando el medio ambiente; y aumentar la oferta de servicios a los buques pesqueros. En tanto, los servicios que deberá prestar el concesionario son: al buque: avituallamiento, muellaje, amarre, desamarre y reparaciones navales a pie de muro y a bordo. Asimismo, deberá suministrar los servicios de agua y electricidad a las embarcaciones. Los servicios que deberá prestar en el caso de la mercadería, bajo el régimen de puerto libre, son en operaciones tales como: reenvasado, remarcado, clasificación, agrupación y desagrupación, consolidado y desconsolidado de contenedores con carga proveniente de buques pesqueros, manipuleo y fraccionamiento y otros servicios conexos. Los servicios con respecto a los contenedores son: servicio de frío y almacenaje de contenedores con productos derivados de la actividad pesquera. Reparación y mantenimiento de contenedores. Por otro lado, están los servicios de combustible desde lanchas y/o camiones, desde las instalaciones fijas debidamente habilitadas según la reglamentación vigente; y los servicios a la tripulación para coordinar ingreso y egreso a la terminal.

Curbelo indicó que generar sinergias entre la infraestructura pública y la inversión privada “son muy positivas para el desarrollo comercial y para el desarrollo de la política portuaria”. Con respecto a las bases del futuro llamado, entiende que es un pliego “atractivo” que incluye una concesión a 30 años (con opción a 20 más) con lo que se da una “previsibilidad” en el tiempo, remarcó. Sostuvo que ahora las distintas empresas que han demostrado interés en el proyecto harán sus estudios económicos para ver la viabilidad del mismo, en tanto en la ANP “quedaremos a la espera de los vaivenes del desarrollo del propio pliego de licitación”. Recordó que el pliego se votó en el directorio de la ANP hace un par de semanas y el mismo se encuentra en el Poder Ejecutivo para su aprobación, ya que es un “acto complejo” que requiere dos autorizaciones. Tras la presentación pública de los aspectos más relevantes del proyecto, Curbelo estimó que una vez terminada la etapa administrativa, se podrá lanzar el llamado para empezar a transitar el proceso licitatorio hasta la adjudicación, que, si todo transcurre con normalidad, “en el primer trimestre del próximo año debería estar culminado todo el proceso licitatorio”, aseveró el presidente de la ANP. https://www.xn--lamaana-7za.uy/

DEJA UNA RESPUESTA