Puerto de Montevideo

0
132

¡Otra vez conflicto y paro!

¡Ojo! Hay que cuidar la “gallina de los huevos de oro”; o sea la atención de los buques sin causarle problemas a los clientes armadores.

No debemos olvidar que no podemos perder el tráfico de contenedores de importación, exportación y de tránsito que están representando un movimiento muy importante.

Analizando la situación y las informaciones de prensa y comentarios del sindicato portuario (SUPRA), el motivo de la movilización sería por el despido anunciado por Montecon de una cantidad importante de funcionarios y obreros. Asunto muy importante, pero según el artículo de prensa del sindicato hay un trasfondo, porque refiere también al acuerdo del gobierno con Katoen Natie (TCP). Entonces, ¿cuál es la verdad de la milanesa?

De esa forma, el sindicato está entrando en otro terreno que no le corresponde y deja traslucir que se trata, en realidad, de un paro político. Evidentemente entonces no le corresponde al sindicato ni tratar ni criticar la acción del gobierno, porque ahí está tomando una acción fuera de su cometido y se puede llegar a catalogar de “atentado”. De todas formas, estos conflictos con paros me empujan hacia la “ley de puertos” que está vigente y que costó mucho trabajo efectivizarla y fue muy necesaria; porque era un momento muy difícil por las dificultades con el sindicato de aquella época, y que permitió que el puerto evitara una debacle y desapareciera de la ruta de los principales tráficos. Además, la ley privatizó los servicios; y de esa manera debemos reflexionar que tanto Katoen Natie y Montecon son las dos empresas operadoras en nuestro puerto y como tal, tienen la responsabilidad del manejo de las mismas incluido el personal operativo, administrativo y otros. Y entonces deberían enfrentar los conflictos que aparecen y no transferirlos al gobierno; ¿no es así?

Evidentemente no estoy equivocado. El sindicato informó que no acepta la proposición del gobierno y… ¿A qué estamos jugando? Porque además, lo primero que hay que saber es qué va a hacer la empresa. ¿Cierra o va continuar? Porque la contradicción es grande. Se anuncia el despido de personal y al mismo tiempo tiene trabajo como para seguir. Se me ocurre que las autoridades de gobierno no tendrían que buscar una solución, porque es evidente que la única realidad es que se quiere trabar el funcionamiento de la actividad portuaria. Resultado: política pura. Alguna versión corrió dentro de las distintas posturas y una inaceptable es que los obreros de la terminal especializada no aceptarían trabajar un buque que había operado antes con Montecon. ¿Hasta dónde quieren llegar? Esto sería un atropello a los derechos que tienen los armadores de trabajar dónde y con quién lo decidan. Por otro lado, asombra la cantidad de personal que tiene Montecon y además, según parece, tercerizaba ciertos trabajos. Entonces, ¿cómo de golpe va a despedir tanta gente? Parece algo incoherente; porque además de operaciones de contenedores, atiende también otros trabajos de cargas generales. Estoy en conocimiento además de que este operador hace mucho tiempo que no podía atender correctamente sus compromisos y muchos buques portacontenedores sufrían demoras importantes fondeados, porque no había personal suficiente y también porque el equipamiento no estaba en condiciones… Difícil de entender, ¿verdad?

Los principales (accionistas y/o directivos) de este operador entiendo deberían haber tomado precauciones para la reparación o renovación del equipamiento y así evitar el incumplimiento con los clientes, o sea con los armadores. Me resta desear que se terminen los conflictos, la huelga y los paros que no arreglan nada y solo producen perjuicios enormes. Y mucho cuidado, porque hoy los buques pueden descargar y cargar nuestros contenedores en otro puerto y en ese caso no solo perdemos las escalas de los buques, sino también hay riesgos durante la estadía en puerto foráneo de violaciones de contenido, demoras excesivas esperando algún buque para el transbordo y otros. El trabajo lo tenemos que cuidar muchísimo y cumplir las obligaciones para mantenerlo firme.  https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA