La hidrovía Paraná-Paraguay como factor de integración

0
95

La Hidrovía Paraná-Paraguay es una de las vías navegables naturales más extensas del planeta, con 3.442 km desde Puerto Cáceres en Brasil hasta Nueva Palmira, en Uruguay. Está conformada por los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay e impacta directamente en 720.000 km2 e, indirectamente, en 3.500.000 km2, influyendo en la vida de más de 40 millones de personas, ya que es de suma importancia para la integración física y económica de los países miembros del MERCOSUR. En 2019 se movilizaron unas 22 millones de toneladas solo mediante el transporte fluvial y se embarcaron más de 120 millones de toneladas por los puertos ubicados en ella. El 80% de los granos, aceites y subproductos que se despachan desde Argentina lo hacen por esos puertos y más del 90% del movimiento de contenedores del país lo hacen a través del Sistema de Navegación Troncal de los Ríos Paraná y de la Plata. Para la Bolsa de Comercio de Rosario este sistema tiene un carácter estratégico para nuestra economía y es un factor de integración fundamental de los países que integran la Cuenca del Plata. Por ello, desde los comienzos de nuestra labor institucional, estamos comprometidos con la mejora de esta vía de comunicación, ya que está en línea con la modernización y mayor eficiencia que es necesaria para todo el sistema de transporte de cargas, tanto por agua como terrestre, como un todo interrelacionado. Uno de los últimos ejemplo de ello, es nuestra participación en la elaboración del “Estudio de Factibilidad Técnico – Económica del próximo periodo de concesión” del Sistema de Navegación Troncal del Río Paraná. A través de dicho Estudio se provee de una base técnica sólida para identificar las intervenciones físicas posibles, cuantificarlas, plantear un escenario de proyecto, desarrollar el diseño asociado y estimar sus costos de implementación y mantenimiento. Teniendo en cuenta las conclusiones del Estudio, consideramos que resulta imprescindible que las mejoras que se planteen para el sistema de navegación troncal deben apuntar a:

Reducir los costos logísticos.

Garantizar la sustentabilidad medioambiental.

Acompañar el desarrollo eficiente de la infraestructura portuaria.

Disponer de un sistema de navegación moderno, acorde a los tiempos que corren y a los desafíos del comercio exterior actual. Garantizar un mantenimiento óptimo de la vía de navegación por parte del concesionario. Permitir la participación de las provincias y de los usuarios del sector privado en un órgano de control profesional y eficiente. Finalmente, queremos remarcar que, dada la proximidad del vencimiento de la actual concesión, es imprescindible garantizar la continuidad del servicio de dragado y señalización de esta vía navegable, para dar previsibilidad al sistema de navegación troncal y permitir el normal desarrollo de la logística de exportación e importación de nuestro país.

Por Lic Alfredo Sesé.

Secretario Técnico de la Comisión de Transporte, Infraestructura e Hidrovía de la BCR

Desafíos impostergables para impulsar el comercio exterior argentino

Históricamente nuestro comercio exterior constituyó una expresión más de la alarmante pendularidad de las políticas públicas, pasando a veces sin escalas de un aperturismo irresponsable y suicida, al proteccionismo prebendario, generalmente alejados del necesario equilibrio que imponen las relaciones económicas internacionales.

Las exportaciones cumplen un papel destacado en la economía argentina, no solo por su contribución al valor agregado y al empleo, sino también por su íntima vinculación con la solvencia externa del país, dada su capacidad de generar divisas de forma genuina. El crecimiento de las ventas al exterior mediante la diversificación de productos y servicios, sobre todo los de mayor valor agregado y la apertura de nuevos destinos, se presentan como los caminos más adecuados para evitar las situaciones de restricción externa que, reiteradamente, han afectado a nuestro país, particularmente en las últimas seis décadas.El comienzo del nuevo milenio mostró una fuerte expansión del valor exportado por Argentina. En concreto, entre 1999 y 2011, las exportaciones medidas en dólares avanzaron un 256 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. Básicamente, esta expansión fue el resultado del crecimiento de los precios de los productos exportados más que de un aumento genuino en las cantidades vendidas, dejando en evidencia una característica que debe interpretarse como una debilidad del desempeño. A ello sumemos la irrupción de una pandemia global, en el que se reconfiguran las relaciones comerciales entre las naciones, circunstancia que implica redoblar esfuerzos públicos y privados para mejorar la competitividad de nuestros productos y servicios en el escenario internacional. Según un informe del BID de septiembre de 2020, “La pandemia del COVID-19 ha provocado un shock negativo masivo que está afectando de manera considerable los niveles de comercio internacional en el mundo y, en particular, en la región. A diferencia de la crisis financiera mundial que tuvo lugar hace una década, la pandemia ha tenido un impacto negativo mucho mayor sobre el margen extensivo del comercio. Este impacto se registra específicamente en términos, tanto de las cantidades de firmas y productos en el caso de las exportaciones como en términos de las cantidades de firmas en el caso de las importaciones”. Desde las entidades especializadas del comercio exterior expresamos la permanente voluntad de seguir construyendo puentes y aportar todo nuestro expertise para afrontar estos desafíos históricos. Nuestro comercio exterior tiene que ocupar, definitivamente, un lugar prioritario en la agenda pública. Ello implica el compromiso de los distintos niveles de la administración nacional, provincial y local armonizando acciones con el fin de darle volumen y consistencia a las políticas que favorezcan de manera sustentable la internacionalización de las empresas de nuestro país.

Por Mgter. Guillermo R. Beccani

Ex Presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Rosario (2014-2020). Actual Secretario General de la Federación de Cámaras de Comercio Exterior de la República Argentina (FECACERA). https://www.lacapital.com.ar/

DEJA UNA RESPUESTA