“Hoy podemos imaginar a muchas mujeres trabajando en el puerto”

0
84

La empresa belga Katoen Natie –responsable de la Terminal Cuenca del Plata (TCP)– y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) –a través de la Oficina Nacional de Servicio Civil– procedieron a firmar un convenio por el cual se brindará asesoramiento y capacitación a la empresa marítima en los temas relacionados con la violencia de género. Los cursos se impartirán a personal en puestos de dirección, gerencia y supervisión.

En declaraciones a la prensa, la directora de Inmujeres, Mónica Bottero, expresó: “Es una alegría que una empresa privada como Katoen Natie tenga la iniciativa de recibir esta capacitación. Es una compañía que respeta la igualdad de género tanto en procedimientos como en el trabajo diario. Pero además es importante que esta empresa haya asumido el desafío de incorporar mujeres a tareas no tradicionales”.

Para conocer más detalles sobre el convenio celebrado, La Mañana entrevistó a la Gerente de Recursos Humanos (RRHH) de Katoen Natie, Lourdes Denis.

¿Cómo se ha dado este proceso?

Si bien Katoen Natie es una empresa mixta, funciona en el ámbito del régimen privado. Nosotros venimos transitando un camino en el que tomamos una iniciativa de acercamiento ya que nuestro rubro está etiquetado como masculino que en los hechos es verdad, ya que en su mayoría son hombres. Pero la realidad es otra en nuestros días: hoy podemos imaginar a muchas mujeres trabajando en el puerto.

Antiguamente la fuerza física era la clave, pero con los avances ya no resulta así, la realidad es diferente ya que las tareas son mecánicas. ¿Cómo marcamos el camino? Tomamos las primeras estibadoras mujeres. Esta situación generó algunas miradas, pero aportaron positivamente al ambiente laboral. Los compañeros comenzaron a comprender que se podía trabajar a la par, se dio todo en un ámbito de respeto y de colaboración.

¿Estamos ante un cambio de paradigma?

Sí e incluso lo vemos en el transporte colectivo, con mujeres manejando ómnibus, taxis y hasta camiones. Esto está cambiando, si bien trabajan en la terminal muchas mujeres aún son pocas. En el compromiso que hicimos con ONU Mujeres, realizamos un control de los ingresos que se efectuaban en esta área, pero siempre con el objetivo de mostrar la colaboración entre los seres humanos.

De todas formas y más allá de que hay mujeres cumpliendo tareas no habituales, ¿ustedes hoy buscan concientizar sobre la violencia de género?

Exactamente, hoy en día podemos decir que tenemos mujeres que trabajan en todas las áreas de las empresas. Nosotros transitamos ese camino dependiendo siempre de las decisiones de la empresa. Yo como empresario puedo decidir que trabajen mujeres, que exista igualdad salarial. ¿Qué inquietud nos generó esto? La violencia en ciertas áreas de la sociedad. Nos preguntamos cómo podíamos contribuir en esto, aportando nuestro grano de arena en esta área. Por ende, si en el trabajo se pueden llevar alguna enseñanza para sus hogares, sería un éxito.

Nos comunicamos con Inmujeres para que nos proporcionen las herramientas sin generar la resistencia para abordar esta temática, nos pareció que era el momento. Inmujeres se sentaron con nosotras y plantearon talleres de sensibilización para educar a las personas. Tienen una propuesta excelente y nosotros nos propusimos hacer estos talleres. Comenzamos desde las esferas jerárquicas de las empresas, por supuesto estuvieron de acuerdo, suscribimos un convenio para recibir esta formación para posteriormente extender. Es un camino importante que queremos transitar.

¿Se puede entender que desde la concientización se dan herramientas para actuar incluso fuera de la empresa, además de la disuasión de políticas de discriminación?

Nosotros exhortamos a que todas las empresas transiten estos caminos. Desde Inmujeres nos manifestaban que nosotros éramos los primeros en transitar por este camino. Cuando la Sra. Botero y Conrado Ramos nos comentaban esto, vimos la chance de promover esto para que otros caminen por la misma senda ya que estaremos siendo agentes de cambio importante. Esto nos va a permitir transitar el proceso del sello de calidad en materia de género, condición importante para la sostenibilidad. Es un camino largo, pero debemos comenzarlo. (Por Ivan Mourelle) https://www.xn--lamaana-7za.uy/

DEJA UNA RESPUESTA