Ferrocarril conecta el puerto con el norte del país y sur del Brasil

1
182

Por Emilio Cazalá

A nosotros el ferrocarril nos entusiasma pues será la herramienta idónea para que el puerto de Montevideo se convierta en hub regional. De una extendida entrevista radiofónica efectuada días pasados al presidente de la ANP hemos rescatado, por sus trascendentes implicancias, una idea bien interesante planteada dentro de un plan multitudinario de proyectos: la construcción de un Puerto Seco en Rivera. Es este un objetivo que ha estado en el ámbito nacional por años sin poder realizarse. Sí señor, por décadas ha sido un proyecto que ha estado en consonancia con nuestro sentir, pero principalmente anhelado por los trasportistas multimodales, quienes en su actividad logística ven al ferrocarril como el medio ideal, desde el punto de vista de costos y tiempos, para conectar al puerto de Montevideo con el suroeste de Brasil en beneficio del comercio exterior de esa región, en particular el de las industrias de Río Grande do Sul. El puerto de Montevideo, con posibilidad cierta de alcanzar en su canal de acceso y sus dársenas interiores -a costos monetarios y ambientales muy convenientes comparados con sus competidores de la región, profundidades mayores-, es una fuerte atracción para las principales líneas navieras que ya operan en Montevideo con servicios a todo el mundo porque encuentran aquí la profundidad que permita los 14m de calado y muelles ya aptos para operar buques capaces de ser cargados hasta ese calado. De manera que, tras el Puerto Seco en Rivera, una vez concluidas las obras de construcción de la nueva vía férrea y con el anuncio de los nuevos vientos que soplarán en el puerto de Montevideo, es momento para que el gobierno uruguayo dedique sus esfuerzos diplomáticos a lograr la tan ansiada conexión con la red ferroviaria brasilera. Así que la idea del Prior Portuario nos parece excelente y a nosotros el ferrocarril nos entusiasma pues será la herramienta idónea para que el puerto de Montevideo se convierta en hub regional. No hay hub sin conexión ferroviaria y el puerto no se puede dar el lujo de despreciar la potencialidad de carga a ser manejada en la mencionada región. No decimos que esa carga vaya a ser cautiva del puerto de Montevideo. Al contrario, mucho deberán esforzarse las autoridades, con acciones como la concreción del Puerto Seco en régimen de Puerto Libre. Por supuesto, atendiendo sin demoras ni costos injustificados las cargas en tránsito, así como todos los operadores de la cadena logística local ser profesionales en su gestión e ingeniosos y razonables en sus pretensiones de precios para que al final del día, el comercio exterior de la región, al comparar el costo final entre el uso de los puertos atlánticos de Brasil y el de Montevideo, decida cuál es el que mejor le sirve a sus intereses. Por último, en la nota se rozó el tema canal Magdalena y para demostrar nuestra buena voluntad no haremos ningún comentario porque además es un tema que no nos preocupa, aunque sí nos preocupan otros muy cercanos. https://negocios.elpais.com.uy/

1 COMENTARIO

  1. Sin dudas el ferocarril jugará un rol muy importante para el futuro movimiento de cargas.Tanto la línea por el centro del país como así también el ramal hacia el oeste pasando por Guichón, Paysandú, Salto (con conexión a la Republica Argentina y Paraguay), y Bella Unión (con conexión al sur de Brasil). A través de un préstamo del FOCEM II, se hizo a nuevo el tramo Piedra Sola, llegando un poco mas al norte de Paysandú, a Lorenzo Geyres-Queguay.Y ahi quedó parada la obra. No se han dado a conocer los motivos.Tampoco se resolvió un tramo de unas 15 cuadras de un ramal al puerto de Paysandú, que es el único que cuenta con conexión ferroviaria (en tanto el tramo Algorta-Fray Bentos hace años fue desechado por el desinterés de UPM 1). Para nuestro puerto es esencial contar con conexión ferroviaria. Siguiendo el ejemplo de los ingleses en el siglo XIX, que construyeron un muelle de madera, de tal manera que traían mercaderías por via fluvial, las cargaban a los vagones y así seguían hacia el norte y a Brasil. De esa manera sorteaban la dificultad que para la navegación significaba Salto Grande y Chico, asi como los pasos Hervidero y Corralito, que solo admiten 9 pies.También hay un ramal desde Lorenzo Geyres a las canteras de cal de ANCAP que penetra en la propia fábrica de portland en nuestra ciudad.Es incríble que hoy no se use y se sustituya por camión.Atte.
    RUBENS STAGNO

DEJA UNA RESPUESTA