Escena portuaria cambiará por la acción de UPM

0
182

Por Emilio Cazalá

Iniciativa privada que agranda y enriquece el puerto de Montevideo. Esta es la visión de una escena que cambiará, se transformará y en todo caso desaparecerá y no es que lo sintamos como la pérdida de algo vital sino simplemente el resultado de una iniciativa privada que aportando ideas innovadoras y desarrollistas traídas de otras tierras, provocará modificaciones en la infraestructura de nuestro puerto y una de sus partes transitará de un modelo añoso y obsoleto a una estructura ordenada y moderna; deja atrás un tiempo y un espacio de nuestra bahía, quieto y sin proyecciones. Con una observación: que esta foto ya presenta cambios. Veámoslo entonces como otro paso en el camino del desarrollo portuario con nuevas aportaciones y otros desafíos económicos y sociales y la visión de futuro auspicioso que es lo que siempre reclamamos para nuestro puerto. Este movimiento de piezas inteligentes que se insertarán en un área de 8 hectáreas del puerto serán claves, diríase vitales para generar servicios especializados en apoyo de una carga que requiere en el transporte un manipuleo y protección diferente y cuidadoso, de ahí la necesidad de una terminal portuaria subordinada a las especiales normas de tratamiento de esta mercadería producida en el país. Incluso su transporte ferroviario sale de lo ordinario para desarrollar un transporte bajo condiciones físicas de máxima protección y preservación de sus características. Por lo pronto, se utilizarán vagones de carga cerrados con apertura de su techo para facilitar la descarga de los fardos, cada uno de los cuales pesa 2 toneladas, tiene una altura de metros 1.80×0.93 de basex139 de lado. Son enormes. Y lo no menos importante, es que la descarga de los fardos a depósito se hará con el tren bajo techo para poner la celulosa a cubierto de las inclemencias climáticas. Hasta donde sabemos, los fardos de celulosa deben preservarse de la lluvia y del maltrato en sus movimientos. El barco carga los fardos colgados de perchas especiales y creemos de a 8 fardos cada juego. Y los fardos van del depósito al muelle en camiones-chaas especiales llamados MaFI.

Datos

El depósito de celulosa se construirá en el espejo de agua situado entre el Muelle C y su prolongación el D y la costa, hoy ocupado por el Muelle de Pescadores y tendrá un área de 57 mil metros cuadrados. Se afirma que podrá almacenar hasta 165 mil toneladas de fardos de celulosa qe equivalen al embarque de dos naves completas. El piso de este depósito quedará a ras del piso del Muelle C y de los 180 metros de su prolongación o sea el llamado Muelle D. Es posible entonces aprovechar la posibilidad de conectar el depósito UPM con el muelle D si fuera necesario para ambas operaciones. Decimos que es posible no que se haya establecido así. Luego viene el Muelle F de UPM que tendrá una extensión de 240 metros por 40 de ancho donde atracarán los barcos pulperos para cargar la celulosa directo del depósito y bajo techo. En este muelle los barcos disfrutarán de un calado de 12.50 metros. Enfrente habrá otro muelle de diferentes dimensiones para barcazas o barcos menores con menor profundidad para operar barcos con insumos de importación como ácido sulfúrico, soda cáustica, sal, piedra caliza y combustible que se almacenarán en tanques sobre otras superficies ganadas a la bahía. Tampoco se descartan exportaciones de UPM de otros productos vegetales, según trascendió. Describiendo las facilidades portuarias, le siguen a los muelles, otros habitáculos, para oficinas, talleres de mantenimiento y como dijimos la batería de cinco tanques de acero inoxidable, propiedad de UPM cuyo control limita con la Terminal de Granos Montevideo (TGM). Como dijimos, en total ocupará 8 hectáreas. Todo es un proyecto generado por iniciativa privada o sea por UPM. Ellos sostienen que la infraestructura férrea juega un papel fundamental capaz de generar la sinergia de su uso como medio de transporte del producto terminado (planta-puerto) y de las sustancias líquidas (puerto-planta). Y por supuesto, ello determina que el puerto de Montevideo fuera el sitio elegido como Terminal de recepción. Seleccionar otro puerto comercial operativo habría implicado recurrir al transporte carretero para movilizar la carga de sustancias, o a la construcción de nuevas vías férreas, Un último detalle: los trenes que arriben a la terminal se estacionarán dentro de un área cerrada, hecho que permitirá la descarga independientemente de la condición meteorológica. Por último un Puerto -Montevideo- asociado a esta nueva estructura hace que sea un instrumento absolutamente fundamental para integrar con éxito la cadena logística y multimodal. Pero entiéndase que no es una Terminal Portuaria en Montevideo abierta a todos, sino una Terminal Especializada en Celulosa en el puerto de Montevideo, propiedad de UPM, para atender sus intereses, que sin duda van a dejar buenos beneficios para el puerto.

Foto

La imagen que ofrecemos muestra abajo, de izquierda a derecha un tramo de agua que será ocupado y rellenado por el proyecto de UPM. A la izquierda, vemos la punta del muelle D, el muelle de pescadores, bien arrimado a la costa se advierte el antiguo dique de la ANP que ya no existe más pues fue desguazado a mediados de este año. Luego le sigue el dique Tsakos con un barco arriba que ya no está allí, sino porque fue estacionado días pasados en el muelle Florida. Vemos también su pasarela que conectaba tierra con el dique Tsakos y que también fue retirada. Asimismo, en el escenario se ven numerosos cascos de antiguas naves semihundidas o llenas de barro y por último vemos un obrador hasta donde ocupará UPM. Luego tenemos la presencia en toda su magnitud de enorme instalación de la Terminal Granelera de Montevideo (TGM) hasta cuyo límite llegará la posesión de UPM. Como dijimos, el espacio que se ve a lo ancho de la foto son las 8 hectáreas que tomará UPM. Lo dicho en el título: el puerto no se achicó y por el contrario se desarrollará, solo que ahora hay que buscar espacios para los pesqueros nacionales y extranjeros, el sitio definitivo para el dique flotante Tsakos que incorporará una unidad mayor y habrá que buscar lugar para los barcos paraguayos. Para no aburrir, nos detenemos aquí, pero hay más para resolver. https://negocios.elpais.com.uy

DEJA UNA RESPUESTA