El Puerto de Conchillas

0
173

Sr. Director:

Interés público por daño a la costa y al monte nativo en Conchillas.

El que escribe es ingeniero civil, discípulo de Eladio Dieste, antiguo profesor de Construcción en Facultad de Ingeniería, especializado en estructuras especiales y obras marítimas. Entre otras, proyectó la Terminal Mbopicuá, declarado uno de los cien proyectos de ingeniería del siglo en Uruguay; y la Terminal Ontur en Nueva Palmira, premiada en Montevideo como Obra del Año por la Federación Inmobiliaria, y en Washington como Outstanding Structure por la Federación Internacional del Hormigón, por primera vez para una obra de América del Sur. Ayer busqué el correo de Moreira, para darle mi solidaridad y decirle que voy a rezar por él, porque es una canallada meterse con la vida privada y arruinarle la vida a alguien para ganar votos, y me encontré este informe del Puerto de Conchillas. Considero de interés público por el daño a la costa y al monte indígena, por lo que agradezco la publicación en su prestigiosa revista. Ahí está detallada la evidencia de una organización clandestina en la Dirección de Hidrografía.

1) El puerto de Montes del Plata es ilegal, porque Punta Pereira nunca perteneció a Conchillas.

Según la Ley de Puertos, se exige una ley para la creación de un puerto nuevo. El jefe técnico y el gerente de puertos de la Dirección de Hidrografía informaron para el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), para autorizar la creación de un puerto nuevo sin aprobación parlamentaria.

Punta Pereira (el emprendimiento de Montes del Plata es Celulosa y Energía de Punta Pereira) era un pueblo aparte de Conchillas, que accedía por otros caminos, no comunicados con Conchillas. Se llegaba por Punta Francesa y San Juan. El poblado de Punta Pereira, con comisaría y escuela propias, se creó en el marco de la explotación arenera en la zona por la empresa de Félix Fressone como empresa arrendataria. Algunos testimonios señalan el inicio del trabajo en la arenera de Punta Pereira en el año 1923 y su fin en 1937.

2) Decir que Punta Pereira es parte de Conchillas es como decir que el puerto del Buceo es parte del puerto de Montevideo, técnica y legalmente un disparate, porque no hay un álveo (masa de agua) común que lo justifique. Son dos puertos, siempre lo fueron.

a) Puerto de Conchillas, muelle macizo hasta el canal de las Limetas, propiedad de Walker and Sons, exportaba rocas de granito, arena y piedra partida para la construcción de Puerto Madero en Buenos Aires, alimentado por ferrocarril de trocha angosta desde las canteras, propiedad de Walker. Se construyó a fines del siglo XIX. Fue mencionado en la Ley de Puertos, y estaba operativo cuando se aprobó dicha ley.

b) Puerto de Punta Pereira, muelle sobre pilotes hasta el Canal Principal de Martín García, rematado por el casco del Arquímedes, casco hundido donde amarraban las chatas, era propiedad de Félix Fressone, exportaba arena de médanos para la construcción (arena oriental) a Buenos Aires. Alimentado por vagonetas Decauville, con fuerza humana se cargaban a pala y por vías que se llevaba al muelle para cargar las chatas. Construido en la década del 20.

Lo conozco bien porque hice un proyecto para un puerto en ese lugar para la Arenera Roselli, con un estudio preliminar de factibilidad para hacer el trámite de creación de un puerto arenero independiente.

Probablemente usaron este proyecto para vender el terreno a ENCE a principios de este siglo.

3) Es llamativo que al jefe técnico de DNH lo contratara después Montes del Plata como asesor para la construcción (allí lo encontré yo), siendo jefe de la Oficina Técnica de DNH encargada de controlar la construcción del puerto. Cuando lo saludé y le pregunté qué hacía ahí, miró al piso y me dijo: “Estoy dando una mano a esta gente, pero tomé licencia en DNH y el director Caamaño me dio permiso”.

Como que Al Capone contratara al jefe de Policía de Chicago como asesor. ¡Muy fuerte!

A continuación, un resumen de mi carta al intendente Moreira en Semana Santa de este año:

Quien suscribe ha intervenido en varios estudios y restauraciones de dicho muelle. Por ese motivo, enterado de su clausura por la DNH, y siendo vecino, he inspeccionado el muelle.

La clausura del muelle, atracción turística y principal pesquero de la zona, causa un perjuicio muy importante a Conchillas, al departamento de Colonia y al Uruguay.

Historia

El muelle fue construido con el sistema de construcción avanzado para su época: sección central de torres cuadradas de durmientes de hormigón prefabricado apoyados en el fondo rocoso, rellenas con piedra triturada. Aún se usan en el mundo como muros de contención de gravedad, por su facilidad de construcción, y atractivo ambiental. Y es flexible, permitiendo movimientos sin perder su integridad. Hace unos 50 años una tormenta muy fuerte rompió el morro, derrumbando unos 20 metros de muelle. La configuración actual ha resistido 100 años con pocas modificaciones. Antecedentes técnicos realizados por el firmante relacionados con el muelle: En cuatro oportunidades he intervenido en mantenimiento y refuerzos del muelle, por lo que he verificado y puedo asegurar su estabilidad estructural.

Puntos sobresalientes

Las patologías encontradas en la construcción al día de la fecha no son significativas, no justifican la clausura que Hidrografía hizo del muelle, el mejor pesquero de la costa oeste.

Verificando la altura de ola previsible para un fetch de 4 millas, con el viento Beaufort 11 de la entrada del pampero, da una altura de ola efectiva de 8 pies, 2.40 metros.

El efecto difracción del rompeolas de Montes del Plata aumenta la altura al orden de 3 metros, con picos de hasta seis metros de altura para la ola rompiente. Esto es causado por el rompeolas de Montes del Plata. Esa agua de las olas que cae sobre el muelle ha provocado baches, que son reparables.

La erosión en la playa de Conchillas es consistente con esta causa, porque las olas de tormenta difractadas por el rompeolas de Punta Pereira van directamente a la playa.

Puede verificarse, por esta erosión, el aumento de los bancos de arena al norte del muelle, en la zona de la barcaza hundida.

Conclusiones

No hay evidencias de daños importantes en el muelle, no hay movimientos estructurales y puede ser utilizado por embarcaciones menores.

Sugerencias

Respecto a la capacidad de evitar daños en caso de tormenta, se sugiere realizar en todo el muelle un pavimento superior que pueda resistir mejor en caso de tormenta fuerte; por ejemplo, un pavimento articulado tipo Besser sobre una base cementada. Es de destacar el estado de abandono por la DNH que muestra el muelle, desde que quedó a cargo de DNH y dejó de ser utilizado en la construcción de Montes del Plata. Es un tesoro patrimonial y una atracción turística de primera línea, dada su utilización como mejor pesquero del Río de la Plata, sobre el canal de la Limetas. Sería acertado que sea la Intendencia de Colonia quien se ocupe de su vigilancia y mantenimiento, como parque público y atracción turística. Muchos pensamos que sea el mejor pesquero de Colonia. Y si fuera del caso, se puede solicitar la colaboración en las reparaciones a Montes del Plata, en cuanto ha sido importante la instalación de su puerto en el aumento de la altura de olas y el daño ambiental consecuente, en el muelle y en la erosión de las playas. Esto evitaría situaciones como la presente, y la tentación de interferir intereses particulares que quieren cerrar el muelle al uso público con el interés público del uso turístico. Como ocurrió este año con un proyecto de trasiego de piedra con montañas de roca partida junto a la playa y destrucción del monte nativo, proyecto elaborado por el estudio de los ingenieros Ramos y Colom (ambos funcionarios de DNH) para un intermediario privado de Colonia, para su presentación en Hidrografía. Ese proyecto destruyó sin los permisos ambientales obligatorios parte importante del monte indígena costero y casi destruyó la playa al norte del muelle, única con exposición al norte en la costa uruguaya del Río de la Plata. Lo detuvimos por denuncia a PNN y Dinama, pero la amenaza continúa. La intendencia de Colonia debería asumir su administración como muelle turístico y de pesca, para conjurar más daños a la costa y al monte nativo.

DEJA UNA RESPUESTA