Carlos Albisu: “Es fundamental hacer la hidrovía para sacar gran parte de la carga”

2
145

Uno de los temas que estuvo sobre la mesa del almuerzo entre el presidente Luis Lacalle Pou y su par brasileño Jair Bolsonaro es poner en marcha el proyecto que trabajarán para el desarrollo de dos hidrovías: una en el sur del país norteño, que conecte a la Laguna Merín con la de los Patos, y otra en el Río Uruguay, que permita transportar carga desde Río Grande del Sur y el noreste de Argentina hacia el Río de la Plata. El presidente de la comisión técnica mixta de Salto Grande conversó sobre esta propuesta. Primero conversó el tema con el presidente Alberto Fernández en la visita que realizó sobre fin de año en la Estancia de Anchorena.  Ahora bien, como se siguen estas negociaciones, hace un tiempo se hablaba que la obra en el Río Uruguay tendría un costo de US$ 181 millones y se realizaría con fondos privados. Hay mucha expectativa en el tema y en todo lo que es la región norte de nuestro país, pero también en lo que tiene que ver con la provincia de Entre Ríos. Su provincia se ve favorecida por esta hidrovía. Sabemos que tiene una comunicación permanente con el gobernador de corrientes. Estamos desde el años 2011 y siempre ha visto esta posibilidad y la potencialidad de esta hidrovía del río Uruguay. Siendo gobierno el 13 de marzo se dio la primera reunión. Hubo una reunión con integrantes del gobierno brasilero y fue el primero que dijo que era necesario. Se puso Brasil con el tema por primera vez el tema sobre la mesa. Los puertos de Brasil desde el punto de vista logístico algunas complicaciones. A pesar de la pandemia, se siguió trabajando de vía remota y se empieza a trabajar fuertemente con gobernadores  Argentina. Se conversó también con Alberto Fernández. Nosotros junto con el presidente de la delegación argentina hicieron u acuerdo de apoyo. Se tenía un estudio de infraestructura. Se hizo un pedido de Salto Grande – Uruguay y ahí se determinaban características, no solo del río en sí, sino que también de las diferentes cruzas de navegación que hasta ahí se habían planteado. Hoy también está corriendo desde hace seis o siete meses el estudio de la carga de la represa de Salto Grande y del potencial. Tenemos las cruzas de navegación que es la que ya tiene Salto Grande. Esa cruza se hizo hace 42 años. Insumió un tercio de todo el valor.  Hay que terminarla. Desde el punto de vista internacional tiene cosas positivas como que va por terreno binacional, por lo que facilitaría esa obra. Fue un cálculo por parte de la empresa que hizo la obra. Hay al norte de la represa de Salto Grande dos o tres lugares más que sabems0os que en algún momento la gente de Río Grande Do Sul ya estuvo hablando con Corrientes. Eso haría navegable 700 kilómetros. Hay muchos privados interesados. Hemos tenido alguna comunicación con algunas embajadas que están interesadas. Hemos tenido empresas brasileras interesadas en el tema. Del lado argentino también participaron embajadores. Hay un movimiento en ambos lados que están a favor de llevar adelante esto y hay interés en las empresas en esta hidrovía. Nos hemos juntado con Gonzalo Lapeyre. Da gusto escuchar a alguien con tanto bagaje. Es un conocer del tema y es una de las personas que siempre hay que estar escuchando. Seguramente él podrá evacuar esa serie de litigios que hay hoy. Convengamos que acá hay un tema geopolítico en el que se tienen que alinear Argentina, Uruguay y Brasil. Vemos a Lacalle con un diálogo fluido con ambos presidentes. La demanda y la logística hoy llevan a que este importante río y es fundamental hacer la hidrovía para sacar gran parte de la carga. La obra es un tema para hablarlo con el ministerio. Hay un avance desde el punto de vista geopolítico. Hay que ver con los ministerios argentinos y brasileros que serán quienes lleven adelante esta obra tan importante para nosotros. https://www.teledoce.com/

2 COMENTARIOS

  1. Lo comentado por el representante uruguayo en la CTMSG, es la promoción de un deseo, al momento irrealizable. Los intereses que le manifiestan empresas es lógico, son constructoras que ven una posibilidad de participar, y cobrar su participación. O sea el interés de estas empresas, no representa en absoluto el interés nacional en un proyecto que sea beneficioso. Ni siquiera, actualmente, se puede considerar necesario, una inversión de tal magnitud, que no se reflejara en su beneficio. Un pecado es ilusionar, osadamente en algo que no está ni en la posibilidad de uso real, ni cerca de poder hacer una inversión tan cuantiosa para resultado ínfimo e incierto. Mala cosa

  2. Totalmente de acuerdo. Además, para muestra basta un botón. Si la Hidrovía Paraguay-Paraná tiene los problemas que tiene, qué hace pensar que esta andará mejor?

    Brasil, no tiene interés en el Rio Uruguay. Ni siquiera aceptó la invitación a integrar la CARU. Nunca contestó!

    Argentina, apenas puede atender el Paraná y sueña con este Canal Magdalena que no tiene sentido pero que se empeña en realizar, dilapidando recursos valiosos para otros usos.

    ¿Nosotros qué carga vamos a transportar, si ni siquiera podemos llegar a Salto?

    Creo que es mejor concentrar las energías en la Hidrovía del Este (Merin-Patos) que le veo más futuro.

DEJA UNA RESPUESTA