ANP y la ley de urgente consideración

0
247

 

En el año 1992 el Partido Nacional con un gran visón estratégica promovía los cambios necesarios para modernizar a través de la Ley de Puertos el sistema de puertos comerciales de la República. Hoy el país necesita actualizar dicha legislación y la LUC deja abiertas algunas interrogantes. La ley 16.246 fue sin lugar a dudas un cambio cualitativo sumamente importante para sacar del estancamiento y la calificación de puerto sucio que tenía nuestra principal terminal de cargas. A través de la misma se fue hacia la implementación de un Sistema Nacional de Puertos para darle mayor autonomía y desarrollo a nuestros principales puertos comerciales; un ejemplo de ello es la incorporación a partir del año 2008 de los puertos de Paysandú, Salto y La Paloma. Hoy cuando el país necesita un aggiornamiento de la citada Ley de Puertos a las realidades comerciales de la región y del mundo, ajustando la reglamentación jurídica y financiera que permita el funcionamiento de cada terminal con mayor autonomía, cuando se necesita realizar y promulgar el Plan Maestro de cada puerto en el marco de un Plan General del Sistema Nacional de Puertos y la necesidad imperiosa de que la Administración Nacional de Puertos (ANP) lidere la comunidad portuaria, aparecen cuatro artículos en la Ley de Urgente Consideración, (343, 344, 345 y 346) que nada se condice con estas realidades. Es más, se le sacan áreas de competencias a una repartición del Estado que funciona medianamente bien como es la Dirección Nacional de Hidrografía (DNH) que, a sabiendas de conocer la dinámica de funcionamiento del Estado uruguayo, se podría decir, “si algo funciona bien, mejor no tocarlo”, y no es un pensamiento mediocre, sino realista dadas las circunstancias. Justamente el área infraestructura que pasaría de la DNH a la ANP, es uno de los talones de Aquiles de esta última, ya que las obras del acceso norte, puerto pesquero de Capurro, extensión del muelle C o muelle D, se han venido retrasando en el tiempo y para sumar inconvenientes, las obras del nuevo viaducto han comprometido gran parte del presupuesto de la ANP.
Qué prioridad le dará la ANP a los proyectos de infraestructura de la DNH con los problemas actuales por los que esa atravesando en este sector, más allá de que se pretenda crear una estructura organizativa nueva como se desprende del artículo 344 de la LUC.

Creo que sería interesante conocer por parte de las autoridades pertinentes la exposición técnica de motivos que llevaron a tomar este camino e incluirlo en una ley de urgente consideración. Entendemos que las urgencias en el ámbito marítimo, fluvial y portuario del país son otras, y ya las hemos plasmado claramente en un artículo anterior. Deseamos que las nuevas autoridades estén a la altura de las circunstancias para implementar los cambios y desafíos que el país necesita, los cuales jugaran un rol fundamental en el crecimiento económico del país y su posicionamiento en la región.

(*) Capitán de Navío (R).  José Pablo Viera.  Licenciado en Sistemas Navales. Perito Naval. https://www.xn--lamaana-7za.uy/   http://www.rieles.com/

DEJA UNA RESPUESTA