Almirante J. Wilson (Uruguay): “El rol de la Armada estará más orientado a lo policial que a lo militar”

0
103

Por Gabriel Porfiglio (infodefensa.com)

El jefe de la Armada uruguaya prevé que en los próximos años la fuerza naval esté más enfocada en tareas de guardacostas.

El Almirante Wilson concedió una entrevista a infodefensa para ahondar sobre la adquisición de las tres lanchas Marine Protector. En ella comparte su visión personal de la realidad que enfrenta la Armada y brindo detalles sobre cómo plantea solucionar algunos de los problemas más urgentes, incluyendo la escasez de medios, la baja del personal y la situación geopolítica de la región.

  1. La -armada se quedó sin buques bélicos con la reciente baja de la fragata ROUY 01 Uruguay, ¿A qué responde esta decisión?

R:  La desafectación de la última fragata con que contaba la _Armada se debió a que se consideró que ya no era lógico continuar invirtiendo el escaso presupuesto de la fuerza en un material que ya no significaba nada, sin potencial de combate, con un sistema de artillería que estaba fuera de servicio. En definitiva, se consideró que mantener un barco con una tripulación de 120 elementos para realizar una tarea que  puede realizar otra nave con menos de la mitad, como puede ser la patrulla, no era lógico. _Estamos empezando un proceso de renovación esta es la primera señal que recibimos del gobierno y que se consolida con el embanderamiento de estos tres buques que estamos recibiendo hoy. Ahora queda que lleguen al país y comiencen a operar en su zona de influencia.

  1. ¿Cómo analiza la posible compra de OPV a China -en base a la última selección técnica realizada por la Armada- teniendo en cuenta la situación en el Mar de China y los problemas con Taiwán.?

R:  Lo de las OPV no está definido aún, hay tres ofertas presentadas con una variable que sería que dos no cumplen al 100% lo solicitado, pero también es cierto que los montos exceden el presupuesto que se había pensado originalmente para este fin. La decisión finalmente será del poder político y nosotros tenemos que esperar por eso. La _Armada necesita en forma urgente medios. Uruguay es un país cuya mayor riqueza se encuentra en el campo, pero toda la producción agropecuaria que originalmente fue introducida en el país en barcos ahora también deja el pañis en ellos. La gran industria de la celulosa se va por barcos. En los puertos esta la gran llave para el desarrollo de nuestro país. Eventualmente con el agregado de la potencial generación de energía, sumando al turismo y futuras prospecciones la gran apuesta está en el mar. Entonces, la mayor presencia del Estado en el mar es a través de los medios navales,  que garantizan el orden, la seguridad, la salvaguarda de la vida, control de contaminación y custodia de las riquezas marinas del país. Para ello se necesitan los medios adecuados para cumplir esa tarea. La Armada desde hace tiempo optó por las OPV como una alternativa económica, no militar, para cumplir al menos las tareas básicas encomendadas a la fuerza. Es una opción válida para las tareas de seguridad, rescate, protección de recursos y combate a toda actividad ilegal que ocurra en nuestras aguas. Los necesitamos en forma urgente y esperamos que se logre una solución a este tema a la brevedad posible.

  1. ¿Con esto se cierra la apuesta de una Armada militar?

R:  Yo me formé en el área de operaciones, hice maniobras multinacionales Unitas, con _Brasil y Argentina y me duele decir que con el tema de la adquisición de OPV estamos más enfocados en tareas de guardacostas que en un rol militar específico. De hecho, un barco, armado con un cañón de 76 mm hoy no tiene un valor militar específico. Ojalá no fuese así, pero creo que en lo inmediato el rol de la Armada estaré más orientado a un rol policial que uno militar.

  1. ¿Cómo analiza la situación del resto de la flota?

 R:  El Artigas está en la etapa final de la colocación de los ejes y queda la verificación de los trabajos realizados por la firma alemana Lurssen y se espera que en poco tiempo realice las pruebas de mar con la intención de que lleve a cabo la campaña de apoyo de las bases antárticas a principio del año entrante. En el caso del buque hidrográfico Oyarbide (dado de baja) y el buque de rescate Vanguardia (operando de manera limitada), la Armada está siempre buscando opciones y se están analizando cursos de acción. En el presupuesto de la Armado tenemos recursos asignados para una eventual reparación o remotorización de un buque. La experiencia que hemos tenido con diversos buques, incluyendo la antigua corbeta Campbell, el velero escuela _Cap. Miranda y ahora con el Artigas, nos ha enseñado que es muy oneroso para nosotros remotorizar buques con cierta antigüedad y que la colocación de material nuevo en cascos antiguos no rejuvenece el buque.

  1. ¿Qué alternativas tenemos para mantener el apoyo a las bases antárticas y el trabajo hidrográfico que realizaba el Oyarbide?

R:  El Oyarbide originalmente era un buque de salvamento que se transformó  en hidrográfico. Hoy en día estamos analizando algunas alternativas, con capacidades de buque hidrográfico y que fue diseñado originalmente como buque científico con equipamiento superior al que posee el Oyarbide. En este caso estamos en las etapas iniciales y no quiero adelantar mucho más del tema. El Vanguardia está en una situación bastante compleja, debería enfrentar una reparación muy costosa, si bien el buque nos ayudo mucho en varias campañas antárticas, con un buque como el Artigas recuperado, podríamos dejar al Vanguardia para operaciones de entrenamiento, boyado y tareas más cercanas a puerto.

  1. ¿Existen planes para continuar con este proceso de transferencia de buques de mayor porte por parte de EEUU?

R:  Ayer tuve una reunión con el secretario de la Marina de Estados Unidos, Carlos del Toro y con oficiales de los US Marines y hoy más tarde con la US Navy. Ojalá prosperen algunas otras iniciativas que tenemos. Por el momento lo que estaba en cartera era la transferencia de estas tres lanchas patrulleras que hoy se concretó. Como dije en mis palabras, los nexos entre Estados Unidos y Uruguay son desde la fundación de nuestro país, hemos recibido material a través de programa MAP (Programa de asistencia militar) los oficiales más antiguos de la fuerza nos formamos en buques de origen americano con material y doctrina de ese país. Así que, en referencia a la adquisición de más material de ese origen, ojalá que se pueda dar en la misma relación costo-beneficio para nuestro país.   

  1. ¿Se considera la posibilidad de adquirir más aeronaves para la Aviación Naval?

R:  Nuestro número mágico es el tres, operativamente el número ideal es tres, por eso estamos recibiendo tres lanchas Marine Protector, en su momento tuvimos tres lanchas Vigilante y tuvimos tres destructores, tres fragatas, etc. En el caso de los Beechcraft B200, los T 34C-1 Turbo Mentor y Augusta Bell 412 tenemos dos de cada tipo. Lamentablemente con el presupuesto reducido es complicado proceder a la compra de material. Se está tratando de sostener al máximo la operatividad y al día de hoy el alistamiento de nuestra Aviación Naval supera el 85% de sus unidades. Necesitamos equipar las aeronaves con mejores sensores y comunicaciones. Se han recuperado capacidades con los helicópteros 412 y la recepción de los tres Cessna Skymaster, permitiendo liberar el patrullaje fluvial, lacustre y cercano a la costa. En esta zona en particular es donde se da la mayor cantidad de eventos de búsqueda y rescate como también de pesca ilegal cercana a la costa.

  1. ¿En referencia al boyado, como está el tema del balizamiento?

R: Uruguay tiene entre Cabo Polonio, en el este del pañis, y Paysandú, al norte del río Uruguay, unas 500 boyas. Hoy tenemos un balizador que tiene 40 años y requiere reparaciones mayores. Ya tuvo una entrada a dique corta y volverá a entrar próximamente. Con ese buque más alguno otro que lo complemente consideramos que la se satisfacen los requerimientos.

  1. ¿Cuáles son sus metas antes de terminar la gestión?

R: Nosotros estamos trabajando en un rediseño de la Armada. En 2005 teníamos en el orden de 600 oficiales al 2022 somos 430 y bajando la cantidad rápidamente. Esto no es por voluntad de la Armada, pero por situaciones de cambio del marco legal, oferta laboral con una remuneración en el mercado civil y algo que es un fenómeno general, muchos jóvenes abrazan una carrera y se mantienen en ella de por vida. Esto genera que se haya reducido significativamente la masa de oficiales por lo que tenemos que rediseñar la estructura orgánica de la fuerza. atendiendo a la nueva realidad que enfrenta.

  1. ¿Cómo han afectado a la fuerza los cambios en la leu de retiros?

R:  Hoy estamos con una ley vigente y con eso nos estamos manejando, existe un proyecto que traería más cambios, pero por ahora es solo eso, un proyecto. Hay gente que puede tomar la decisión apresura de irse en base a algo que aún no se ha concretado. Y hay otros que esperan para ver si se ven afectadas o no. Existe mucha gente que tiene su vocación y permanece más allá de los cambios, aunque estos los afecten directamente y a quienes tomen la decisión de irse no se los puede convencer de quedarse. Hoy la gente está más propensa al cambio. Eso se verá. P. ¿Cree que antes de finalizar este gobierno podemos tener más novedades con respecto a equipamiento, incluyendo la opción de material usado?

R: El compromiso del gobierno está y ya se materializó la primera señal en ese sentido. La opción de material usado siempre se considera, aunque en el caso de los OPV no se presentó ninguna oferta para que fuese evaluada. Si aparece en el horizonte la oportunidad la Armada la presentará para que el poder político la evalúe. Cualquier incorporación, aunque sea una donación, genera costos y -hoy por hoy- estos costos no están presupuestados por lo que siempre se precisa aprobación del Poder Ejecutivo. Más allá de eso hablando con el contraalmirante (USCG) Scholfield sobre lo importante de esta transferencia para las nuevas generaciones de militares navales uruguayos, que comienzan a ver que el cambio que tantas veces fue prometido por fin empieza a materializarse y eso da esperanzas. Tenemos confianza que este cambio continuará.  (Fuente: https://www.infodefensa.com/)

DEJA UNA RESPUESTA