Algunas precisiones sobre el debate en torno a la Hidrovía del Río Uruguay

0
246

Por: Jorge Jaunsolo

Resulta importante la realización de estudios de factibilidad de un sistema de esclusas, a fin de extender la navegabilidad del Río Uruguay con los correspondientes análisis de mercado, técnicos, medioambientales y de viabilidad económico financiera. También es imprescindible que se expidan todos los especialistas en el tema para minimizar riesgos e incertidumbre. El pasado 9 de junio, en el Boletín de Visión Marítima, el Dr. Edison González Lapeyre hizo una mención acerca de un artículo de mi autoría, aparecido en el Semanario “La Mañana”, el 3 de junio del corriente con el título “El Río Uruguay y los límites con Brasil en la triple frontera”. Agradezco al Dr. González Lapeyre su ponderación de nuestro artículo, calificando de “excelente nivel” lo expresado y de “lo mejor que se ha escrito sobre esta difícil temática”, juicio que adquiere especial relevancia, al provenir de un reconocido jurista en temas de Derecho Internacional, especializado en asuntos marítimos y fluviales y que ha brindado inestimables servicios al país. No obstante, reconozco que nuestra opinión refleja la de un ciudadano preocupado, no especializado y abierto a otras visiones y eventuales precisiones, ante un problema aún pendiente a resolver en nuestra frontera norte del Río Uruguay. Acompaña al planteo una propuesta también opinable y seguramente mejorable, que oportunamente los técnicos y negociadores de nuestra Cancillería, deberían ajustar en caso que las autoridades de gobierno demuestren sensibilidades y consideren oportuno abordar el tema.

Dicho esto, y ante algunas precisiones formuladas por el citado abogado internacionalista, queremos dejar constancia de lo siguiente:

  1. En ninguna parte del artículo se habla de zona “contestada”; desconocemos de donde se saca esa terminología no invocada por el autor del mismo. Suponemos, hubo una confusión del lector, cuando se habla de la “zona en cuestión” refiriéndose a: “captar importantes volúmenes de cargas de toda la zona de la triple frontera y más al norte, que además de nuestro país comprende a Brasil y Argentina”. Seguramente una lectura más detallada despeje dudas, pues no se hace referencia a límites, sino a cargas.
  2. El articulo aclara explícitamente que las notas remitidas por los respectivos cancilleres “no fueron respondidas por el gobierno de Brasil”.
  3. El Dr. González Lapeyre hace referencia a la clásica definición de Mac Mahon y abunda en la diferencia entre “delimitación” y “demarcación”, conceptos que, ilustran a los neófitos en éstos temas y que siempre es bueno del punto de vista académico recordarlos. No obstante, en la versión completa en la web del artículo publicado en el Semanario “La Mañana”, el proceso lógico y razonable de primero “acordar límites” y luego “demarcar”, se encuentra totalmente ejemplificado con el caso que nos convoca.
  4. Tal vez lo más importante sea destacar la profunda “honestidad intelectual” expresada por el Dr. Edison González Lapeyre, con una actitud de apertura hacia razones actuales que prefigura diferentes, opuestas a las propias de su opinión de otrora. En ciertos aspectos de la vida cambiar de opinión es evolucionar y sólo lo hacen las personas inteligentes. Era de esperar que así lo hiciese el Dr. Lapeyre, al cambiar su visión.
  5. También es digno destacar su ejercicio de autoreflexión y después con el devenir de los acontecimientos con menor o mayor acierto, arribar a otra visión sobre el tema. Según sus dichos “el tiempo transcurrido, el análisis más detenido de los obstáculos fácticos, jurídicos, logísticos, diplomáticos y financieros que, el emprendimiento de la Hidrovía del Río Uruguay debe superar me han hecho cambiar de opinión”.

Finalmente, respetamos la actual posición que expresó en su carta el Dr. González Lapeyre contraria a un proyecto de esclusas que permita extender la navegabilidad del Río Uruguay sic. “creo que un proyecto de esta naturaleza es de muy difícil concreción” y al cual se refirió de sic. “sumamente ilusorio”. Suponemos tendrá sus argumentaciones, así que esperamos las publique como anunció en el diario El País. Sin embargo, ese no fue el objeto de preocupación y análisis en nuestro artículo. En todo caso, ante los eventuales estudios de factibilidad por parte del MTOP y los acuerdos del propio Presidente de la República con el de la Argentina al respecto, para un sistema de esclusas en el Río Uruguay, estimamos conveniente recordar también los límites por resolver en la triple frontera, sensibilizar a las autoridades y acercar una propuesta al respecto. Tampoco nos oponemos a ningún estudio de factibilidad de un sistema de esclusas, a fin de extender la navegabilidad del Rio Uruguay con los correspondientes análisis de mercado, técnicos, medioambientales y de viabilidad económico financiera, entre otros. Creemos, que antes de emitir una opinión debidamente argumentada, es imprescindible que se expidan todos los especialistas en el tema para minimizar riesgos e incertidumbre. En suma, siempre estaremos abiertos a escuchar todas las opiniones, pues somos profundamente respetuosos de los aportes de aquellos especialistas no en una, sino en las diversas áreas que corresponda. Valoramos los aportes y reconocemos la honestidad y la virtud intelectual, que, al decir de Aristóteles, ayuda a perfeccionar y reflexionar nuestros juicios desde la libertad, haciéndolos más adecuados y valederos.

(*) Jorge Jaunsolo  Contralmirante (R) y licenciado en Sistemas Navales. https://www.xn--lamaana-7za.uy/

DEJA UNA RESPUESTA