TRANSPORTE MARÍTIMO SE PREPARA PARA IMPUESTO TRAS CONFERENCIA DE CAMBIO CLIMÁTICO EN PARÍS

0
1317
1799

Fuentes de la industria dicen que se espera nueva forma de gravamen a emisiones de CO2.-La industria del transporte marítimo espera ser objeto de un impuesto por carbono, ya que la creciente expectativa por las negociaciones climáticas que comienzan este mes en París haría posible un recorte a sus emisiones de gases de efecto invernadero. -Cualquier tipo de impuesto, ya sea uno basado en el uso de combustible de buques a diésel o un mecanismo basado en el mercado, se agregará a los crecientes costos de la industria, que transporta un 90% del comercio mundial.  Un borrador de un texto para París hace escasa mención a la reducción de dióxido de carbono en el combustible de los cargueros. Sin embargo, fuentes de la industria dicen que se espera una forma de gravamen tras la cumbre que se llevará a cabo en la capital francesa desde el 30 de noviembre al 11 de diciembre. “Esperamos que tarde o temprano el transporte marítimo tenga una regulación sobre el CO2”, señaló John Kornerup Bang, principal asesor sobre cambio climático en el Grupo Maersk, dueño de la mayor compañía de contenedores del mundo. El estudio más reciente de la Organización Marítima Internacional (OMI) mostró que el transporte marítimo redujo las emisiones de gas invernadero (CO2) a un 2,2% del total mundial, desde un 2,8% en los cinco años al 2012.-Según el reporte, las emisiones de CO2 del transporte marítimo crecerán y podrían aumentar en un 50% para el 2050, dependiendo del ritmo del comercio mundial y qué acciones se tomen.El mes pasado, la Comisión Europea estableció un plazo de finales del 2016 para que la OMI presente medidas para recortar las emisiones de carbono, que la industria señaló como “poco realista”. Algunos dicen que si se implementa un impuesto, las compañías pasarán el costo a sus clientes. Activistas medioambientales han pedido que se incluyan en el texto del acuerdo de París metas más duras tanto para el transporte marítimo como para la aviación, además de algún tipo de impuesto. El asesor de Maersk indicó que la industria naviera tuvo que implementar su parte en la reducción de emisiones de carbono pese a condiciones del mercado más complejas.-“Preferimos un impuesto, eso es fácil de administrar. Pero queremos enfatizar en que tiene que ser global, neutral y recompensar a quienes lo hicieron inicialmente”, señaló.- (Mundo Marítimo)

 

DEJA UNA RESPUESTA