Navieras y ONGs expresan apoyo a la OMI para regular la velocidad de navegación

0
128

En una carta abierta a los estados miembros de la OMI, manifestaron compromiso con la reducción de las emisiones

Más de 100 navieras y ONGs firmaron una carta abierta dirigida a los estados miembros de la Organización Marítima Internacional (OMI) para implementar la regulación de la velocidad de la navegación a fin de reducir las emisiones contaminantes hacia la atmósfera.

En la carta indicaron que “los firmantes se unen para subrayar la urgente necesidad del transporte marítimo de hacer su contribución a enfrentar del cambio climático. Como paso inicial expresamos nuestro firme apoyo a la OMI para la implementación de la regulación obligatoriaa a nivel global de las velocidades de los buques, diferenciados según su tipo y tamaño”.

Los firmantes añadieron en la misiva que “nuestra preferencia sería establecer velocidades medias anuales máximas para buques portacontenedores, y velocidades absolutas máximas para los tipos de buques restantes, considerando las velocidades mínimas requeridas”.

Igualmente expresaron en la carta que dicho reglamento “debería aplicarse lo antes posible y la obligación de cumplimiento debe enfocarse tanto en los armadores como en los operadores, incluidos los charters”.

Además los firmantes hicieron un llamado a todas las partes para apoyar esta modificación en el próximo MEPC74 a celebrarse en Londres.

El mayor desafío del sector

Las navieras y ONGs indicaron en la carta que abordar efectivamente el cambio climático “es posiblemente el mayor desafío de nuestro tiempo”. En ese sentido, recordaron que en 2015 los gobiernos acordaron en París limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2ºC, hasta los 1,5ºC para llegar a niveles de la era preindustrial. El reciente Informe Especial del IPCC 1,5º también recomendó “reducir profundamente las emisiones” para alcanzar los objetivos en cuanto a temperatura global.

En respuesta a este desafío global, los estados miembros de la OMI acordaron en abril de 2018 una Estrategia Inicial para reducir los gases de efecto invernadero (GEI) para el transporte marítimo internacional. La estrategia llama al sector a reducir a menos de 40% las emisiones de carbono para el 2030 y a menos de 50% comparado con el registro de 2008, mientras se busca el objetivo de descarbonización plena. Para ello, será necesario implementar nuevas medidas operativas tanto para la flota y los nuevos buques con logros en las reducciones inmediatas para 2023.

Desde el acuerdo de abril de 2018 se han propuesto varias medidas como opciones, incluida la regulación de la velocidad de toda la flota. La historia reciente muestra que la reducción de la velocidad operacional de la flota global después del desplome económico 2008, generó reducciones dramáticas en las emisiones de GEI. Esto, según los firmantes, demuestra al mundo la potencial efectividad de una medida prescriptiva de velocidad para ayudar a lograr los objetivos de reducción de los GEI.

Sin embargo, estudios recientes también sugieren que los buques están nuevamente acelerando su velocidad de navegación a medida que la demanda global de transporte marítimo se recupera. Y si la tendencia continúa, lo ganado en reducir los de GEI gracias la navegación lenta puesta en práctica en los últimos años, desaparecerá.

Por MundoMarítimo

DEJA UNA RESPUESTA