Tras reunirse con Lacalle Pou, Alberto Fernández avanza en la hidrovía

1
127

El proyecto logístico al que el presidente Luis Lacalle Pou le ha puesto todas sus fichas, por fin parece empezar a dar los primeros pasos. La Cancillería argentina emitió un comunicado en el que anuncia su intención de mantener el dragado del río Uruguay en Salto y Concordia y avanzar, de esta forma, en su navegabilidad. El proyecto logístico al que el presidente Luis Lacalle Pou le ha puesto todas sus fichas, por fin parece empezar a dar los primeros pasos. Para concretar la ambición de generar una hidrovía en el río Uruguay, Lacalle necesita la anuencia y el esfuerzo conjunto de Argentina y Brasil, pero especialmente de Argentina. La primera vez que Lacalle habló del asunto con Alberto Fernández fue por teléfono en junio. En esa oportunidad, el mandatario argentino se comprometió a transmitir a las delegaciones binacionales su deseo de que trabajaran en el tema. Pasaron los meses, empeoró la pandemia y sobrevino el silencio en torno al proyecto. Algunos especialistas en temas marítimos cuestionaron el andamiaje técnico del plan de Lacalle; él se mantiene convencido de su viabilidad. Luego de meses sin diálogo, finalmente el canciller Francisco Bustillo logró que se concretara un encuentro entre ambos presidentes el 19 de noviembre en la estancia de Anchorena. Allí dedicaron largo rato a intercambiar sobre la hidrovía con la que sueña Lacalle, que implica facilitar el transporte fluvial al norte de la represa de Salto Grande, donde el presidente uruguayo proyecta una obra conjunta para hacer un “bypass” que permita aumentar la navegabilidad del río. La idea del presidente es que la obra la haga un privado y que no conlleve costos para los Estados. El comunicado de la Cancillería argentina es visto en el gobierno uruguayo como una señal de que el proyecto cuenta con el beneplácito de la administración que encabeza Fernández. El texto está titulado “La Cancillería realiza gestiones para ampliar la navegabilidad del río Uruguay y apoyar la renovación de Salto Grande”, y relata brevemente una reunión que mantuvieron el jueves 3 el canciller Felipe Solá y el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, provincia que resultaría directamente afectada por la obra. Allí “se abordó la conveniencia de proyectos en materia de infraestructura para el desarrollo productivo de la provincia y la región”, dice el comunicado. Concretamente se resolvió mantener el dragado, que ha llegado hasta Paysandú, y ampliarlo a Concordia y Salto “con el objetivo de completar así la navegabilidad de la vía, que constituye un paso fundamental”. https://www.elpais.com.uy/

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA