Tanqueros “limpios” ven desvanecer su periodo más activo en el Atlántico producto del coronavirus

0
66

Cuarentenas en grandes centros urbanos aplastan la demanda de gasolina. En esta época del año normalmente los mercados de los petroleros MR2 de la cuenca del Atlántico se verían impulsados por los actores del mercado de la gasolina que se preparan para el cambio a un producto de calidad veraniega y el inicio el 1 de mayo de la temporada impulsada por los Estados Unidos. Sin embargo, ante la destrucción de la demanda asociada a la pandemia del coronavirus (Covid-19) la temporada de este año amenaza con ser diferente a cualquier otra. Alphatanker, en su boletín semanal que comparte en exclusiva con MundoMarítimo, analiza si se trata de una fatalidad para la demanda de buques tanque “limpios” y esboza las perspectivas para el transporte de la gasolina a corto y mediano plazo. De acuerdo con el análisis la gasolina ha sido, sin duda, el más afectado de todos los combustibles por las consecuencias de la pandemia de Coivid-19. A diferencia de otros combustibles como el fueloil residual, el diésel y el gasóleo que también son consumidos por la industria y el sector de la generación de energía, los datos de la AIE sugieren que el 98% del consumo mundial de gasolina se produce en el sector del transporte. Por lo tanto, a medida que se impongan las cuarentenas, la demanda se verá aplastada. Esto ya se ha reflejado en los últimos datos de la AIE de EE.UU. que muestran que la demanda de gasolina de EE.UU. ha disminuido casi un 50% en las últimas tres semanas. En consecuencia, los precios de la gasolina se han debilitado a un ritmo más rápido que los precios del crudo en todos los mercados estudiados durante las últimas semanas, y las grietas de la gasolina están alcanzando ahora algunos de sus niveles más bajos en décadas, ya que los del noroeste de Europa, la costa atlántica de los EE.UU. y Asia se encuentran firmemente en números rojos. Esta economía desastrosa está viendo a las refinerías de Asia a los EE.UU. reducir drásticamente sus operaciones y cerrar franjas de capacidad a medida que luchan por deshacerse económicamente del producto y a medida que sus márgenes se desploman cada vez más hacia los números rojos.

Caída del consumo

A medida que el Covid-19 se afianza en el hemisferio occidental, la demanda de gasolina de otros grandes consumidores está cayendo. EE.UU. es el mayor mercado de gasolina del mundo, con un consumo medio de 9,3 mb/d. La clave de este mercado es la Costa Atlántica que representa el 35% de la demanda nacional. Debido a los cuellos de botella logísticos, la demanda en la región no puede ser satisfecha por las transferencias de otras partes de EE.UU. y por lo tanto representa el 75% de las importaciones de gasolina del país con un promedio de 600 kb/d. Aunque todavía no se dispone de datos regionales oficiales, en las últimas semanas la demanda en el Atlántico ha disminuido sin duda alguna, ya que los principales centros de población, en particular Nueva York, han quedado bloqueados debido a la aplicación de cuarentenas. También preocupa una escalada de la pandemia en América Latina, región que importa la mayor parte de su producto de los EE.UU. Actualmente, Brasil tiene por lejos el mayor número de casos confirmados de Covid-19 en la región, pero otros avanzan rápidamente. Los precios de la gasolina en el Golfo de los EE.UU. se han visto impulsados recientemente por la demanda de exportación y, si ésta disminuye, debería observarse que los suministros de los EE.UU. se desvían hacia otros mercados que de otro modo serían atendidos por las refinerías europeas.

Perspectivas a corto y largo plazo

En el corto plazo Alphatanker continúa proyectando que la demanda mundial de petróleo “tocará fondo” durante este mes y el siguiente, cuando el brote del Covid-19 alcance su punto máximo, seguido de un rápido repunte a principios del verano que se reducirá con el tiempo. Suponiendo que las restricciones de movimiento se hayan levantado en gran medida para cuando comience la temporada de vacaciones de verano del hemisferio norte en julio y agosto, se espera que la gasolina siga en general esta tendencia. Esto sugiere que no todo está perdido, ya que el mercado tanquero todavía podrá beneficiarse de alguna parte de la temporada. No obstante, se debe señalar que no se espera necesariamente un gran salto en la demanda de importaciones de Estados Unidos, ya que el exceso de Stock en tierra, más cualquier almacenamiento flotante (que se espera que se mantenga en los buques tanque LR) tendrá que ser liquidado primero, lo que podría servir de puente hacia el final de la temporada. En tanto, en el largo plazo, respecto a la incertidumbre del peak de la demanda de gasolina de los Estados Unido, el caso Caso Base planteado por Alphatanker, apunta a una recesión global que se desarrollaría en forma de “U”. Por lo tanto, no se proyecta que la demanda de petróleo se acerque a los niveles pre-recesivos solo hasta el 2021. Esto implica que la demanda mundial de gasolina seguirá siendo mediocre en el futuro previsible. De hecho, considerando que antes de la llegada del Covid-19 se esperaba que la demanda de gasolina de EE.UU. se estancara este año, esto sugiere ahora que la demanda de gasolina de EE.UU. puede haber alcanzado su punto máximo el año pasado debido a las futuras mejoras en la eficiencia de los vehículos (en el ahorro de combustible) y la penetración en los mercados de los vehículos eléctricos. De hecho, este podría ser el mayor problema inminente para la demanda de buques tanques “limpios” de la cuenca del Atlántico. https://www.mundomaritimo.cl/

DEJA UNA RESPUESTA