Puerto de Los Ángeles: Más de 115 mil contenedores vacíos aguardan ser enviados a Asia

0
357

La acumulación de estas unidades se ha convertido en el principal factor que evita la solución del cuello de botella Las restricciones a los retornos de contenedores vacíos en los principales puertos son el principal problema que hay que solucionar para aliviar los cuellos de botella en la cadena de suministro de EE.UU., dijo el jefe de la Harbor Trucking Association, añadiendo que todavía no se han establecido verdaderas operaciones de 24 horas. “Nos estamos ahogando en contenedores vacíos aquí en este puerto y en nuestros patios de camiones”, dijo el director ejecutivo de la HTA, Matt Schrap, recientemente en una entrevista para Bloomberg Television en el puerto de Los Ángeles. “Ahora mismo, estamos almacenando literalmente miles de contenedores vacíos, miles de chasis que no podemos utilizar para movilizar estas importaciones”. Cabe señalar que los camiones necesitan un chasis -que se engancha a los vehículos- para recoger la carga de importación, pero a menos que traigan un contenedor vacío para liberar el chasis, no pueden mover la importación, dijo Schrap. Debido al atasco que sufre la cadena de suministro de EE.UU. el gobierno de Biden se ha visto presionado para despejar los atascos y aliviar las presiones inflacionaria en momentos en que los consumidores realizan sus compras navideñas. Sus medidas han incluido la negociación de acuerdos para pasar a operar las 24 horas del día en los puertos de Los Ángeles y Long Beach. Al respecto, Schrap dijo que es una escasez de productividad y eficiencia -no de conductores y camiones- lo que está causando los problemas de la cadena de suministro, y que los problemas con los contenedores vacíos “se están agravando”. “Tenemos gente que está haciendo una vuelta al día cuando en un escenario normal harían dos o tres vueltas”, dijo. “Mucho de eso tiene que ver con la disponibilidad de chasis, la congestión detrás de las puertas y estos contenedores vacíos”. El CEO del puerto de Los Ángeles, Gene Seroka, declaró que el número de contenedores con sobrestadía que se encuentran en los muelles a la espera de ser recogidos ha descendido un 60% desde que se anunció el plan de cobrar multas el 25 de octubre a las líneas navieras por la sobre permanencia de contendores de importación en los muelles, el cual aún no se ha hecho efectivo. Schrap dijo que hay más de 115.000 contenedores vacíos en el puerto de Los Ángeles a la espera de volver a su punto de origen. “A esto hay que añadir otros 10.000 contenedores que se encuentran a la intemperie, por así decirlo, en el suroeste de EE.UU., en nuestros patios de camiones, en las calles, en tierra, montados sobre chasis”, dijo.

Negociaciones con portuarios

El colapso por los contenedores vacíos se produce en la víspera de las negociaciones salariales que emprenderá la organización que representa a los empleadores de 29 puertos de la USWC con los estibadores, las que comenzarán el próximo año y que traen el mal recuerdo de los desencuentros ocurridos en 2014. “Ambas partes son cautelosamente optimistas de que vamos a superar esto sin más interrupciones”, dijo el presidente de la Asociación Marítima del Pacífico, James McKenna, en una entrevista en Bloomberg Television. La PMA representará a 70 operadores de mulles y terminales en las negociaciones con el sindicato International Longshore and Warehouse Union (ILWU), que representa a unos 15.000 trabajadores portuarios en los mayores puertos de EE.UU. Según McKenna, las negociaciones comenzarán a mediados de marzo o abril, y se producen en medio de una acumulación de trabajo récord en los puertos de Los Ángeles y Long Beach. Las persistentes limitaciones de la cadena de suministro están contribuyendo a los retrasos, la escasez de algunos bienes y la aceleración de la inflación. En la misma instancia en 2014, los puertos de la Costa Oeste se enfrentaron a nueve meses de ralentizaciones que solo llegaron a su fin cuando la Casa Blanca se involucró. Los contratos, que originalmente terminaban en 2019, se prorrogaron por tres años después de que aproximadamente dos tercios de los miembros del sindicato votaran a favor de prolongarlos para evitar las interrupciones de la carga a cambio de mayores salarios y pensiones. El mes pasado, el sindicato rechazó una oferta de la patronal para prorrogar los contratos laborales existentes durante un año. https://www.mundomaritimo.cl/

DEJA UNA RESPUESTA