Gobierno de Brasil manifiesta interés por incluir en el cabotaje a naves con bandera extranjera

0
50

Medida busca que la actividad pase de un 5% a un 30% en la participación del transporte de carga del país. El gobierno de Brasil prepara una serie de cambios en la regulación del transporte marítimo para aumentar la competencia en el sector y consolidar el cabotaje que responde apenas al 5% del total transporte de cargas del país, informó Xinhua. La medida, que busca que el transporte marítimo de carga sea una alternativa al de carreteras, podría llevar hasta un 30% al sector, según estiman las empresas de transporte marítimo. La medida más polémica que plantea el gobierno es autorizar que naves extranjeras puedan hacer cabotaje en el país. El resto de cambios incluyen la desburocratización del sector, la reducción de impuestos al búnker y menores aranceles para la importación de buques. Actualmente, las navieras sólo pueden operar con buques propios construidos en Brasil, que suelen ser más caros comparados con los del exterior, o comprados fuera, también muy caros debido a los impuestos de importación. El gobierno prepara una Medida Provisional (MP) para atraer nuevos actores al sector, reduciendo así los costos de este tipo de transporte. Según datos de la Asociación Brasileña de los Armadores de Cabotaje (ABAC), el 61% de las cargas en el país se transportan por carreteras. Otro 22% son transportadas vía férrea, mientras que el transporte fluvial alcanza el 11%., mientras que el cabotaje, apenas representa el 5%. La ABAC calcula que el 98% del transporte marítimo de cargas en Brasil, sin contar con los grandes navíos de la estatal Petrobras, los realizan apenas ocho navieras brasileñas. “Queremos flexibilizar estas reglas para quien no puede comprar una nave en el país o en el exterior, para que pueda alquilar”, explicó Dino Antunes Dias, secretario del Ministerio de Infraestructura.

“Nuestra intención es ampliar la competencia en el mercado de cabotaje, trabajando en nuevas alternativas de alquiler de naves, con un aumento de la oferta de cabotaje a corto plazo y con la reducción de costos”, agregó. Según la ABAC, el transporte de cargas marítimo no sintió los efectos de la crisis económica brasileña y creció a un ritmo mediano del 12,8% anual desde 2010. En mayo de 2018, durante la huelga que miles de camioneros que paralizaron Brasil, el transporte marítimo de cargas ganó relevancia. En el primer trimestre de 2019, el transporte de cargas por contenedores creció un 16,8% en comparación con el mismo período del año pasado. Para Cleber Cordeiro, presidente de ABAC, el sector de transporte de cargas marítimo brasileño puede crecer todavía más con las medidas que está preparando el gobierno: “El cabotaje de contenedores puede crecer hasta un 30% al año, pero no de un día para el otro. Esto depende de tener todas las medidas implementadas. Estimamos que para cada carga transportada en cabotaje hay otras cinco que podrían ser capturadas”, explicó. Según señaló, las empresas pueden beneficiarse si se abre la posibilidad de que se contraten tripulaciones extranjeras, siempre que tengan un comandante o el jefe de máquinas sea brasileño, para garantizar el liderazgo nacional en la tripulación: “Las tripulaciones brasileñas cuestan cinco o seis veces más que las extranjeras”, resaltó, defendiendo la abertura del mercado para navieras y buques extranjeros. “Ello aumentará la capacidad de alquiler, pero es necesario tener también embarcaciones brasileñas, para dar la seguridad de que Brasil no se quedará sin navíos, que no se irán cuando haya un mejor mercado o reciban ofertas en otros países”, concluyó. https://mundomaritimo.cl

 

DEJA UNA RESPUESTA