Fomentar la integración global para impulsar a la región

0
94

Se realizará la primera edición de Conexión Intal, organizado por BID-Intal, para que jóvenes latinoamericanos se unan en materia de comercio y cultura.  Uruguay es un país integrado al mundo por naturaleza. El hecho de ser una nación pequeña, ubicada entre dos gigantes como Brasil y Argentina, incentiva a tener una apertura internacional mayor que sus vecinos. La inestabilidad política y económica que experimenta en la actualidad América Latina y el Caribe, provoca que sea cada vez más necesario fomentar la integración. Según estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una profundización y ampliación de los procesos de integración regional iniciados en los años 90 generaría un mercado valuado en aproximadamente U$S 5 billones; esto es, cerca del 7% del PBI mundial, señaló Pablo Garcia, director del Intal (Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe) del BID. Esto no solo refiere a cuestiones económicas sino de orden político y cultural. En efecto, un aumento de los flujos de comercio, inversiones y personas entre los países genera una red de intereses comunes que reduce las eventuales rivalidades entre los Estados miembros y forja un consenso político sobre temas como el régimen democrático, la institucionalidad regional o políticas económicas comunes, aseguró Garcia.

Un panel globalizado

Intal se encarga de apoyar los diversos procesos de integración en la región. Este encuentro tiene como objetivo la unión de América Latina y el Caribe.Su actividad abarca desde el asesoramiento técnico a los estados para sus agendas bilaterales y multilaterales, hasta la identificación e implementación de soluciones en proyectos estratégicos que promueven el desarrollo y expansión comercial de los países de la región.

Contará con importantes referentes internacionales tales como Cecilia Nicolini, investigadora del MIT Center for Collective Inteligence; y Nicolás Albertoni, investigador del Laboratorio de Economía Política y Seguridad de la Universidad del Sur de California. Además, del uruguayo y expresidente del BID, Enrique Iglesias; y Alejandro Esperanza, cofounder y CEO, de Gurugargo, entre otros a nivel local. Para aportar en este tema, el 5 de diciembre se realizará en Montevideo la primera edición de Conexión Intal. Se trata de un encuentro, que convoca a jóvenes de América Latina y el Caribe para intercambiar experiencias sobre el futuro de la integración y el comercio, a través del contacto con especialistas en economía y comercio internacional de prestigiosas instituciones, además de emprendedores, estudiantes e investigadores que participan de un ecosistema pujante. La cita, que proyecta recibir a 500 personas, será en Kibon a partir de las 13 horas con libre acceso, siempre que se inscriban previamente en el sitio web. Algunos de los temas que se tratarán serán un diagnóstico sobre el presente de la región, herramientas tecnológicas de la magnitud de la Big Data y Blockchain como canales para construir mejores políticas públicas en el continente, explicó.

Agregó que se indagará como jóvenes empresarios de la región están logrando insertarse exitosamente en la economía global.

Dentro de pocos años, los millennial de hoy son lo que van a liderar los procesos de integración en el futuro. Son nativos digitales y tienen una posición al mundo distinta con intereses globales. “Lo que buscamos es generar un ámbito en el cual la juventud se acerque a estos temas, a veces lejanos, y que se cree una conexión entre las viejas y las nuevas generaciones”, indicó Garcia.

“Es importante generar estas instancias en las que los jóvenes se involucren y por eso tratamos de acomodarnos al formato que a ellos más les guste”, Tal es así que será un evento distendido, que contará con un ping pong de preguntas con la oportunidad de ganar un viaje a Washington DC, se pintará un mural y se finalizará con un happy hour.

Fomentar la unión

Señaló que existe un conjunto de bloques (Mercosur, Comunidad Andina, Sistema de Integración Centroamericano) en el continente, pero el siguiente paso debería ser integrarse entre sí. En este punto, resaltó que los procesos de integración no refieren meramente a tratados comerciales sino a cuestiones culturales, políticas y valores. Si bien antes la integración estaba motorizada por el gobierno, encargado de generar acuerdos, normas y regulaciones, y luego el sector privado se acomodaba, en la actualidad, este proceso se ha invertido. “Las empresas nacen globales y el Estado corre de atrás viendo cómo generar normas y regulaciones para poder hacer que esas empresas globales funcionen mejor. No vemos un proceso de integración en el que el Estado tenga el monopolio”, dijo. Por eso, es crucial generar confianza entre todos. Desde el individuo, hasta la empresa, academia y gobierno.

Uruguay y su apertura internacional

La elección de realizar el primer encuentro de estas características en Uruguay no es casualidad. Responde al carácter internacional, propio de nuestro país. Por otro lado, hay una alta penetración en lo que refiere a las nuevas tecnologías tales como blockchain o Big Data. “Uruguay es un país que tiene una industria muy desarrollada en ese tipo de servicios globales. Para este primer evento, identificamos que Montevideo combinaba ambas cosas: una juventud que tiene una exposición a lo internacional grande y, a su vez, una exposición muy importante a las nuevas tecnologías”, acotó Garcia. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA