Autoridades brasileñas proyectan servicio entre Río Grande del Sur y Buenos Aires con buque Ro-Ro de ISL

0
219

El armador paraguayo también recibió inquietud del gobernador Eduardo Leite de conectar el sur de Brasil con puertos chileno. Con la premisa de impulsar el desarrollo de los puertos brasileños de Río Grande del Sur y Porto Alegre, autoridades de dicho estado y ambos recintos analizan el diseño de una nueva ruta para el transporte fluvial rodado. El proyecto prevé conectar, con frecuencia quincenal, ambas terminales portuarias con una de tres posibles en Argentina: Buenos Aires, Euroamérica o Zárate, las dos últimas privadas, informó el gerente comercial de Independencia Shipping Lines (ISL), Ignacio Iturburu a MundoMarítimo. El tema integró la agenda del gobernador de ese estado limítrofe con Uruguay, Eduardo Leite, en su visita oficial a Montevideo los días 21 y 22 de agosto, en la que estuvo acompañado por el embajador Antonio Simões  y una numerosa delegación público-privada. La nutrida agenda de Leite abarcó reuniones con el presidente Tabaré Vázquez; con el canciller, Rodolfo Nin Novoa; con el ministro de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Víctor Rossi y autoridades de la Administración Nacional de Puertos (ANP), entre otros organismos, además de una presentación en un almuerzo empresarial organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing. A instancias del gobierno estadual y a través de la embajada brasileña, Leite fue recibido por representantes de ISL, entre los que se encontraba Iturburu, en oficinas de la naviera de Paraguay en la capital uruguaya. El encuentro incluyó la visita al buque “Índigo I” que permanece fondeado en el antepuerto, en Montevideo.   El “Índigo I” fue construido en 1990 y diseñado para el transporte de camiones y contenedores. Mide 125 metros de eslora, 20 metros de manga,  alcanza una velocidad de 21 kilómetros por hora y asegura capacidad para 60 camiones. “El principal objetivo del gobernador es reducir los costos logísticos en el estado de Río Grande del Sur y entiende que nuestro barco reúne las características para que, luego de que se realicen algunas pequeñas refacciones en el puerto de Porto Alegre, podría navegar la hidrovía de Laguna de los Patos y el río Guaíba”, en dirección al Océano Atlántico y de allí al Río de la Plata hasta la capital argentina, confió el entrevistado. Con la salvedad de la terminal de Porto Alegre, los demás puertos que comprendería la ruta “tienen la infraestructura necesaria para recibir buques Ro-Ro. La gran ventaja es que el nuestro  es un barco multipropósito, no sólo puede mover vehículos sino también contenedores. No es un buque muy grande y esto lo posiciona favorablemente para desarrollar proyectos a nivel regional”, analizó Iturburu.   “Hay una corriente interesante de negocios entre el estado de Río Grande del Sur con Argentina por lo que el gobernador Leite está interesado en buscar una alternativa al transporte carretero, que reduzca costos logísticos y logre que los exportadores brasileños lleguen en forma más competitiva a otros mercados”, explicó. Iturburu indicó que, en principio, el puerto de Montevideo no integraría la propuesta. También reconoció que la coyuntura económica argentina podría generar incertidumbre para concretar un proyecto como el descrito, aunque esto no significa a priori, que no se pueda implementar. “Ellos están muy interesados en concretarlo”, subrayó. El representante de ISL manifestó que luego del encuentro, “la idea es seguir intercambiando informaciones y hacer nuevas reuniones para continuar avanzando en el proyecto”. Iturburu dijo que se evaluó la posibilidad de contar con un servicio similar aunque, en lugar de que el referido buque conecte con un puerto argentino, lo haga en la costa del Pacífico, con una terminal chilena.

Servicio entre Juan Lacaze y Buenos Aires, en suspenso

Consultado sobre el proyecto de ISL de un servicio regular de carga fluvial de camiones entre el puerto uruguayo de Juan Lacaze y Buenos Aires, Iturburu aseveró que el mismo “está en suspenso” debido a la crisis económica de Argentina que ocasionó una reducción de las exportaciones de Uruguay hacia ese país. Esto, sumado a que la firma aguarda que la ANP licite la refacción de una vita, como parte del plan de obras de infraestructura en esa terminal. “Tener un barco parado nos hace incurrir en costos muy elevados. No podemos continuar esperando que la licitación termine y la vita esté pronta por lo que tenemos que estar buscando otro tipo de negocios”, observó Iturburu. https://www.mundomaritimo.cl

DEJA UNA RESPUESTA