Ante “crisis logística”, gobierno busca que Uruguay pueda exportar desde otros puertos

0
143

La falta de barcos y de contenedores puede afectar la producción de la industria frigorífica, ya que hoy la “infraestructura de frío está casi colmada”, alertó el ministro de Ganadería. El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Fernando Mattos, y el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber, se reunieron con representantes de la industria frigorífica ante los problemas que se están suscitando en la cadena de exportación debido a la falta de contenedores para exportación y la cancelación de escalas con Uruguay por parte de distintas navieras, informó Monitor Ganadero y confirmó a El Observador el ministro Mattos.  El jerarca dijo que desde el ministerio se ha hablado con la Presidencia de la República, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y la Administración Nacional de Puertos (ANP) para buscar la habilitación de algunos mercados, como el europeo y el estadounidense, para que Uruguay pueda exportar desde algunos puertos de la región, una práctica que ya se realiza, por ejemplo con productos exportados a China.

Estos mercados ponen como requisito que la carne uruguaya que se embarca deba salir desde Uruguay. “Hablamos para ver qué medidas se pueden tomar para mitigar los efectos de esta crisis internacional”, comentó Mattos. Actualmente, exportadores uruguayos envían productos al mercado chino por puertos como el de San Antonio, en Valparaíso, Chile, o el de Santos, en Brasil. Para Mattos, buscar que otros mercados permitan realizar esta misma práctica es importante porque es una “alternativa” para que los exportadores puedan cumplir con la entrega de la mercadería ya vendida y que de esta manera no se afecte los niveles de actividad. Esta es una solución ante la baja disponibilidad de barcos y contenedores en el puerto de Montevideo, pero implica para los exportadores un costo extra de transporte hacia las terminales vecinas.  https://www.elobservador.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA