Ironías de la historia: el submarino hundido por una descarga del inodoro

0
132

El sumergible alemán U-1206 de la Segunda Guerra Mundial fue un submarino monocasco Tipo VII-C, con el casco exterior conformado por los compartimentos de presión.  La diferencia con los modelos anteriores consistía en que los tanques de combustible estaban instalados dentro del casco a presión con lo cual se daba una protección adicional al mismo.  Diseñado en 1934, con modelos que fueron de “A” a la D, según el grado de modernización incluida, sus parámetros fueron: desplazamientos en toneladas: 769 superficie – 871 sumergido, eslora 67 metros, manga 6,2 metros, calado 4,7 metros, armado con 5 tubos de torpedos 533mm, 1 cañón 88mm y 1 ametralladora AA, velocidades en nudos: 17 en superficie – 7,6 sumergido, dotación 44 hombres. El tipo VII-C fue el que se produjo en mayor cantidad, con un total de 568 naves comisionadas entre 1940 y 1945.  Tenía la misma propulsión que el VII B, pero era más grande y pesado, por lo que tenía algo menos de velocidad. Entre las diferencias cabe destacar la incorporación del sonar Such-Gerät, un sistema de inmersión más rápido, nuevos compresores de aire y el snorkel.  El U-96 de la película “Das Boot” era un submarino del tipo VII-C. El U-1206 fue comisionado el 16 de marzo de 1944.  Estaba equipado con un nuevo tipo de inodoro diseñado para permitir descargar los efluvios de sentina a mayores profundidades que los modelos anteriores, permitiendo la vida normal a bordo cuando se navegaba a profundidades mayores  al tiempo que permitía que esos residuos se diluyeran en el agua antes de alcanzar la superficie, evitando dejar señales delatoras de su tránsito. Pero era un sistema de válvula de alta presión muy complicado, que requería de un entrenamiento especial para usarlo.

  Al comando del Capitán de Corbeta Karl-Adolf Schlitt, fue asignado a las fuerzas submarinas del Mar del Norte.

El 6 de abril 1945 zarpó de la base de Kristiansand, Noruega, en dirección a las Islas Británicas en busca de barcos aliados. Todo fue bien hasta el 14 de abril 1945, cuando navegando a 14 millas de Petread, Escocia, sumergido a 90 metros de profundidad, fue necesario achicar la sentina de las aguas servidas.  En esas circunstancias, los tripulantes que normalmente operaban la válvula de achique de ese tanque estaban afectados a una reparación importante de uno de los motores diésel.  Para no interrumpirlos en la tarea, un  miembro de la tripulación fue designado para hacerlo activó una válvula equivocada.  Sin que fuera notado de inmediato, en lugar de achicar el tanque el submarino comenzó a ingresar agua de mar por las sentinas de proa, inundando los compartimentos de baterías de ese sector del buque.  El contacto del agua de mar con  el ácido de las baterías generó gases de cloro, altamente venenosos, que obligó al capitán Schlitt a ordenar emersión inmediata para ventilar el casco y toda la dotación a cubierta hasta la solución del incidente. Esto ocurrió sobre el mediodía, y un par de horas más tarde, mientras se trabajaba febrilmente en la ablución de las baterías afectadas y en el soplado de aire limpio al interior del casco, el submarino fue descubierto por aviones británicos procedentes de una base en Escocia y atacado en consecuencia.  Al no estar el U-1206 en condiciones de inmersión debido a la aún presencia de gas de cloro, el capitán Schlitt ordenó abandonar el submarino y barrenar la nave. Tres miembros de la tripulación se ahogaron cuando el submarino se hundió, y otros cuatro perecieron en el ataque de un avión al submarino.  Los restantes 37 miembros de la tripulación fueron rescatados (capitán incluido) y entraron en cautiverio. Para entonces la Segunda Guerra Mundial estaba a punto de terminar. Al día siguiente, con la posición del naufragio claramente identificada  (57°24′N – 01°37′W), los británicos intentaron recuperar la nave hundida, pero no lograron encontrarla, y el caso fue abandonado.   A mediados de la década del 70, en circunstancias que un buque de apoyo de BP trabajaba en el tendido de un oleoducto entre el Campo Forties y Bahía Cruden, Escocia, el pecio del U-1206 fue encontrado en la posición 57º21’N – 01º39’W, a 70 metros de profundidad.

Ese fue el irónico fin de uno de los submarinos más sofisticados de la Armada de Alemania. Fue derrotado por una descarga de inodoro sin que en su corta vida pudiera haber hecho una sola presa. Facebook del C/N (R) Francisco Valiñas

DEJA UNA RESPUESTA