Hace 59 años culminaba con éxito la primera vuelta uruguaya al mundo

0
168

El 16 de diciembre de 1962 el velero Alférez Cámpora ingresaba en triunfo al Puerto de Montevideo. El velero que luego sería conocido como Alférez Cámpora fue construido en los astilleros del armador holandés G. de Vries Lentsch y botado en ese país en 1934. Tras pasar por las manos de un propietario local, el navío paso dos años más tarde a manos del ingeniero argentino Hugo Stuntz , quien lo rebautizó como Achernar y lo trajo al Río de la Plata, conservándolo hasta 1945. Tras nuevos cambios de mano, el velero participó en una regata entre Florianópolis y Montevideo, a cuyo término queda fondeado y olvidado en el puerto capitalino hasta 1956. En ese momento entró en la historia el Capitán de Corbeta Walter Pérez, quien junto con varios jóvenes marinos uruguayos buscaba un barco adecuado para un ambicioso proyecto de travesía oceánica. Según recuerda un artículo publicado por la Armada Uruguaya, el factor económico conspiraba contra la elección, y algunos excelentes yates fueron desechados por el altísimo precio. Finalmente se llegó a la adquisición del Achernar por su buena relación calidad – precio: debajo de las innumerables capas de pintura descascarada y de los bronces opacos, los oficiales constataron que estaba intacta la estructura de un barco excelente. Por desgracia, los preparativos para la vuelta al mundo estuvieron signados para la tragedia. Los marinos que iban a emprender la aventura se sometieron a una extracción preventiva de apéndice, ya que si bien no padecían apendicitis, la idea era evitar la posibilidad de que ese mal se manifestara en medio del océano. Lamentablemente el alférez Adolfo Cámpora no sobrevivió a la cirugía, y sus compañeros decidieron rebautizar el navío en su homenaje.

El 31 de enero de 1960 partieron de Montevideo los tenientes Jorge Nader y Carlos Costa, y el Guardia Marina José Firpo, en un viaje cuya duración se prolongó 34 meses, y en el que surcaron todos los mares del mundo a bordo del rebautizado velero. Durante el viaje se hizo escala en Recife, Bélen, Georgetown, Puerto España, La Guaira, Cólon, San Cristóbal, Las Marquesas, Takaroa, Tahití, Pago Pago, Suva, Guadalcanal, Lae, Burú, Yakarta, Colombo, Aden, Canal de Suez, Rodas, El Pireo, Nápoles, Génova, Marsella, Barcelona, Málaga, Gibraltar, Las Palmas, Dakar y Recife. Fue aquí en este lugar donde se completó la vuelta al mundo con un recorrido de 34.508 millas, para después ir a Río de Janeiro y finalmente retornar a Montevideo. El Alférez Cámpora regresó a su punto de partida el 16 de diciembre de 1962.  Su llegada fue festejada fervorosamente por el pueblo uruguayo, recuerda el mencionado artículo. Inicialmente las Tres Armas otorgaron a los navegantes espadas simbólicas en reconocimiento de las Fuerzas Armadas, reconocimiento que también se entregó a la familia del fallecido alférez Cámpora.

Luego del saludo en la sede del Consejo Nacional de Gobierno se cumplió una ceremonia ante el monumento del Gral. Artigas, en la plaza Independencia, en presencia de altas autoridades, compañeros de promoción y numeroso público. Depositaron allí Nader, Costa y Firpo una ofrenda floral, guardando un emotivo silencio. En el curso de la ceremonia, diferentes Institutos de las Fuerzas Armadas rindieron honores. Pero estos recibimientos quedaron empañados frente al homenaje que se les tributó a posteriori a los navegantes desde la Plaza Independencia hasta la calle Ejido.

 Una gran muchedumbre se hizo presente, demostrando de esta manera su cariño y solidaridad para quienes se enfrentaron con numerosas tormentas y pusieron en juego sus vidas. Frente a toda la exteriorización popular manifestada, Costa declaró: “Este es el día más emocionante que habremos de recordar toda la vida”. Actualmente existe una placa en memoria de tan relevante hazaña en el Dique de la Armada Nacional situado en el Cerro. En cuanto al navío, actualmente su proa se conserva en los jardines del Museo de la Armada Nacional, en la rambla del Buceo, como homenaje a la primera vuelta uruguaya al mundo. https://www.montevideo.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA