Entre dos huracanes “Uds. sabrán lo que hacen” (Parte I)

0
232

Por C/A (R)  Hugo Viglietti

Domingo 17 de agosto de 2008, Mar Caribe

            El Piloto Naval mira una vez más la popa del buque. Hacia babor el equipo de maniobra dirigido por el HCO (Oficial de Control de Helicóptero) está en sus puestos. En estribor el equipo rescatista donde reconoce al médico y al buzo, también. Todo parece en orden. La toma de una cubierta navegando siempre lleva la adrenalina al máximo. No hay margen de error. Nada puede fallar. Rumbos y velocidades iguales mientras desciende lentamente ubicándose en la banda del buque para minimizar riesgos. La vista del Piloto se centra ahora en el Oficial de Señales quien con los brazos lo va guiando en la aproximación final. Pulso firme. Es el momento de concentración plena que no puede ni apresurarse ni dilatarse excesivamente. En la cubierta el ruido de las aspas se siente atronador y la aproximación de la aeronave es seguida atentamente por todos los tripulantes. Finalmente el helicóptero se posa en la cubierta de vuelo del ROU04 “ARTIGAS” y los tripulantes se apresuran a enganchar las lingas que lo sujetan al buque. El piloto suspira complacido y comienza el “check list” de apagado de la aeronave. Había participado exitosamente de un ejercicio de interdicción con oposición. Mientras 8 fusileros de la SECRON (Sección de Reconocimiento del FUSNA) habían partido desde el “ARTIGAS” en una lancha rápida y abordado luego al buque HMCS “ST. JOHN’S” que simulaba estar tomado por terroristas, la aeronave con otro fusilero francotirador sobrevolaba al buque canadiense apoyando su abordaje. El ejercicio realizado con condiciones de mar 2 y viento 3 en escalas Beaufort, había constituido un interesante entrenamiento para todos los componentes.

Mismo día, Centro Nacional de Huracanes, Miami, Florida

El Centro Nacional de Huracanes (National Hurricane Center), componente de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), está ubicado en la Universidad Internacional de Miami, Florida. Es un referente meteorológico en la región cuya función es salvar vidas y mitigar las pérdidas materiales, mediante avisos, advertencias, pronósticos y análisis del clima tropical peligroso, intentando que las comunidades estén a salvo de las amenazas climáticas tropicales.

Durante toda esta semana las actividades del Centro acentúan los controles en las áreas de operaciones de los Ejercicios “Panamax 2008”. El fin de los ejercicios estaba previsto antes del comienzo de la época de huracanes en la zona, pero aún estaba latente en la memoria de todos, lo ocurrido el año anterior. O más bien lo que podría haber ocurrido, de no mediar la acción de un buque uruguayo. En efecto en el 2007, la naturaleza, esa dama caprichosa e impredecible que en el mar muestra sus dos caras más extremas de serenidad y bravura, había adelantado el comienzo de la época de huracanes. Sobre el fin de los ejercicios del último día, la presencia de un huracán, moviéndose hacia el área de operaciones, obligó a abortar los eventos previstos y se dispuso el retorno de los buques a puerto. En esa oportunidad, ya con el mal tiempo sobre la Flota y con problemas de comunicaciones, dos buques pequeños uno de Panamá y otro de Honduras que participaban en el ejercicio interpretaron un rumbo equivocado y pusieron proa al huracán FÉLIX. Los esfuerzos de todos, tanto desde tierra como de los Comandos presentes en el mar, para intentar comunicar con dichos buques y que corrigieran su rumbo resultaron infructuosos. Sus equipos eran de corto alcance y como siempre ocurre en momentos de tormenta, las comunicaciones se dificultan. Fue en ese entonces cuando el ROU04 “ARTIGAS”, operando al límite de las condiciones permitidas, mediante órdenes dadas a un helicóptero sobrevolando sobre los buques panameños logró comunicación con ellos dándoles el correspondiente alerta y logrando que corrigieran el rumbo a tiempo. Meses después el Comandante del Comando Sur de los EE.UU. y máximo responsable de la Panamax, visitaría Uruguay expresamente para entregar un reconocimiento al buque uruguayo por esta valiente acción.

Este año en cambio, todo viene discurriendo en calma. Tan solo aparece una tormenta tropical en gestación pero lejos del área de operaciones. Situado su centro en proximidades de la Isla Española, compartida por la República Dominicana y Haití, sus vientos aumentan por lo cual se le asigna el nombre FAY.

Jueves 21 de agosto, acceso al Puerto de Colón, Panamá.

Una larga columna de buques de guerra moviéndose lánguidamente dibuja una imagen de quietud en el horizonte. EL ROU04 “ARTIGAS”navegando ya con libertad de movimientos y Práctico embarcado, se dispone a atracar en el Puerto de Colón. Ha culminado la fase de mar de los Ejercicios “Panamax 2008”, la operación combinada más importante de marinas en occidente. Este año 7.000 hombres y mujeres, en 33 buques de 20 países se dieron cita en aguas del Caribe y del Pacífico para participar en un simulacro de amenaza terrorista contra el Canal de Panamá. Meses atrás en Uruguay, la Ministro de Defensa había defendido ante el Parlamento la necesidad de que nuestro país estuviese representado en ese evento, ante la realidad geopolítica del significado de defender esa vía de agua esencial para el comercio marítimo del mundo. La aprobación había sido unánime.

La Armada Uruguaya venía participando de estos eventos anuales, en forma progresiva desde hacía años. Primero con oficiales jóvenes como observadores  embarcados, luego con oficiales de mayor jerarquía en Estados Mayores y desde el año anterior lo hacía con su buque multipropósito que llevaba a bordo un componente de Infantería de Marina y por cierto, podía portar su aeronave embarcada. Esto permitía la participación en numerosos eventos dentro de los ejercicios y el profesionalismo demostrado por  esas tripulaciones, fue determinante para que el Comandante del Grupo de Tarea Uruguayo fuera designado para cargos relevantes. Así, en una Flota que dividía las operaciones en dos teatros diferentes, el Océano Pacífico y el Mar Caribe, el CGT (Comandante del Grupo de Tareas) uruguayo fue designado como Comandante del Anillo Interior de la Flota del Caribe, asignándosele el Control Operacional y el Comando Táctico de las unidades de superficie y aéreas asignadas al área, con aproximadamente 5.000 hombres bajo su comando.

En esta oportunidad se realizan ejercicios de aproximación con y sin tendido de maniobra con buques de Brasil, Colombia, EE.UU., Panamá y Canadá, ejercicios de reacción rápida, operaciones de buceo, de minado y contraminado, operaciones de Interdicción Marítima empleando al team de fusileros embarcado con apoyo del helicóptero propio,  ejercicios cinemáticos y de comunicaciones (morse, radio, banderas, publicaciones), operaciones aéreas con vuelos de reconocimiento, de apoyo e intercambio de cubiertas, operaciones de control, interrogatorio de buques y embarque con oposición, ejercicios de guerra antiaérea, en y sobre la superficie.

Los objetivos de estos ejercicios tienden a fomentar la confianza mutua entre los países intervinientes. Una de las medidas acostumbradas para cumplir con estos objetivos es alternar los cargos de dirección de las operaciones a aquellos países que muestren voluntad de hacerlo. Este año los organizadores, que tuvieron palabras de elogio para el desempeño del “ARTIGAS” consideraron alcanzados los objetivos propuestos. Había sido una semana intensa en la que el buque y su tripulación cumplieron con todas las expectativas. Como suele ocurrir, el cansancio acumulado parece esfumarse con la cercanía del atraque en Puerto. A bordo el ambiente es distendido, reina el buen humor y esa especial sensación que otorga la tarea bien hecha. 

Mismo día, Centro Nacional de Huracanes, Miami, Florida

            El especial control efectuado sobre los teatros de operaciones de la Panamax llega a su fin. La fortuna había sonreído a los buques participantes y el buen tiempo había primado durante toda la semana. Empero, la situación había sido diferente en otras latitudes. La tormenta tropical FAY había dejado más de 50 muertos, destrucción e inundaciones en islas del Caribe. Habiendo evolucionado, al momento está golpeando la Florida, derribando árboles, columnas y casas en el archipiélago de los Cayos de Florida. Más de 111.400 usuarios en los 32 condados de Florida están en este momento sin luz debido a la tormenta.

            Las tormentas tropicales se ven favorecidas por las aguas calientes del océano y suelen debilitarse con rapidez sobre tierra. FAY en cambio había ganado fuerza en su pasaje sobre Florida y amenazaba convertirse en huracán con vientos de hasta 120 nudos. Son varios ya los expertos que vaticinan una inusual temporada de huracanes en el Atlántico. No se equivocarían.

Jueves 28 de agosto, Cartagena de Indias, Colombia.

            El “ARTIGAS “deja la Base Naval de Cartagena, donde había permanecido durante tres días en una escala técnica navegando desde Panamá. La Marina de Colombia había atendido al buque con su clásica amistad fraterna y habida cuenta de que ellos tenían un buque de la misma clase que nuestro ROU04, se había aprovechado la escala para recibir apoyo técnico de una Armada con medios logísticos muy superiores a los nuestros.

El “ARTIGAS”, originalmente llamado “Freiburg” fue construido como buque de apoyo logístico para la Marina de Guerra de Alemania y botado el 15 de abril de 1966. En diciembre del 2003 fue radiado del servicio activo por la Marina Alemana y en abril del 2005 pasó a la Armada Nacional, afirmándose el pabellón patrio en la Base Naval de Wilhelmshaven. Una vez más nuestra Armada debía hacer uso del recurso de un buque antiguo, como única posibilidad de tener una plataforma de porte que le permitiera honrar los compromisos internacionales que el país había asumido. Esta oportunidad además,  constituía un importante hito al permitir incorporar por primera vez la capacidad de helicóptero embarcado. Se le efectuaron luego mantenimientos importantes como overhaul en uno de sus motores principales y el cambio de sus cuatro generadores. El buque ya había navegado con pabellón uruguayo desde la Antártida hasta el Caribe. No obstante, tanto las adaptaciones realizadas como su antigüedad de cuatro décadas, superior a los promedios  y estándares internacionales para los buques de guerra, demandaban una permanente atención. Como en todo buque viejo, uno de los mayores temores es siempre la posibilidad de “blackout”, pérdida total de energía que puede dejar al buque al garete en cualquier oportunidad. Las leyes no escritas de Murphy que también aplican al mar, señalan que si algo malo puede ocurrir, seguramente ocurrirá en el peor momento.

Mismo día, Centro Nacional de Huracanes, Miami, Florida

            Está siendo una semana particularmente dura en el Centro. Días atrás un ciclón tropical se había formado en las Antillas, unas 400 millas al Sureste de Puerto Príncipe. Había evolucionado hacia Haití, tocando tierra en Jacmel y degradándose, para luego en forma sorpresiva, intensificarse y convertirse en un poderoso huracán categoría 4. Se le dio el nombre GUSTAV y con vientos de 150 Km por hora, asoló Jamaica, Dominicana y Haití, dejando una estela de 86 muertos, destrucción e inundaciones, sobre todo en el norte de Haití, en la región de Gonaïves. Actualmente está golpeando los estados de Georgia, Luisiana y Florida en los Estados Unidos donde también se registran ya numerosos muertos, pero su tendencia indica que perdió fuerza al tocar tierra y se confía en su cercana extinción.

            La atención del Centro se sitúa ahora en proximidades de las Islas Sotavento, al Sureste de Puerto Rico. Allí una depresión tropical que venía evolucionando hacia el Oeste, estaba adquiriendo una convección profunda. Los modelos predecían que se debilitaría al moverse al Suroeste debido al flujo de salida asociado con el Huracán GUSTAV, pero pese a ello, la tormenta estaba entrando en un ambiente más favorable y se intensificaba peligrosamente, según la información que proporcionaba un avión caza tormentas enviado para su seguimiento. Sobre el final del día se confirma su calificación como Tormenta Tropical y se le asigna el nombre HANNA.

Nota: Extraído de la Revista Naval.

DEJA UNA RESPUESTA