ANÉCDOTA DE RECIENTE EXPEDICIÓN CON NAT GEO

0
114

A veces las cosas no resultan como uno espera. En la última expedición a Uruguay usamos cada día nuestras cámaras de profundidad que bajaron hasta los 1400 metros de profundidad.

Un día la “drop camera” no salió a la superficie y estuvo perdida por más de un día. La hipótesis es que permaneció en el fondo del mar por más tiempo del programado y debíamos esperar 24 horas hasta que empezara a flotar gracias a un sistema de seguridad.

Buscar una cámara de estas a 100 millas de la costa en medio del azul es más difícil que encontrar una aguja en un pajar. Pasaron las 24 horas y la cámara no aparecía. Cayó la segunda noche y seguimos buscando ya con cierta angustia.

Whitney Goodell

Estaba en la cubierta superior tratando de captar la señal de VHF que emite, mientras que el resto mirábamos por todos los costados del barco. Pero gracias a la estrategia de rastreo del Comandante Leonardo Raissignier del boque ROU 23 Maldonado, pasada la media noche vimos una luz parpadear a lo lejos. ¡Era la drop camera! La alegría del equipo era inmensa. Pero aún había que rescatarla en un mar bravo en una noche oscura. La tripulación apuntó un potente foco hacia la cámara para no perderla de vista ya que tanto ella como el barco se seguían moviendo. Y la tripulación rápidamente bajó el zodiac en una arriesgada maniobra para ir tras la cámara. En esta foto tomada con mi celular se puede apreciar este emocionante momento. La drop camera fue recuperada intacta con toda la grabación del fondo del mar y seguimos usándola en los días posteriores. Expedición National Geographic Pristine Seas y OCC al mar uruguayo, a bordo del ROU 23 Maldonado de la Armada Nacional de Uruguay.(#uruguay #natgeo #pristineseas #marinereserve #reservamarina)

Aporte del C/N (R) Francisco Valiñas

 

 

DEJA UNA RESPUESTA