Un parque de corales marinos sobrevive en el talud oceánico de Uruguay, amenazado

0
183
A close-up of the scleractinian coral Lophelia pertusa from the Mississippi Canyon 751 site at approximately 450 m depth. This image was taken with the SeaEye Falcon DR ROV during the first cruise.s

Crear Reservas Marinas es necesario para prevenir el colapso pesquero y la pérdida de biodiversidad de importancia nacional y global. Grandes corales de profundidad a 100 millas náuticas (185 km) que pueden compararse a una selva sumergida, refugio de miles de especies y procesos ecológicos, penden de un hilo. Crear Reservas Marinas es necesario para prevenir el colapso pesquero y la pérdida de biodiversidad de importancia nacional y global.

. La zona de talud que se propone Reserva Marina posee 7 grandes sistemas de cañones submarinos con gigantes arrecifes coralinos fríos de profundidad críticos.

. Zonas utilizadas por pesqueros de altura como caladeros y de arrastre de fondo

– Especies amenazadas, vulnerables o críticas: 19 aves marinas, 13 mamíferos, 4 tortugas, 22 tiburones o rayas y 5 peces

Resulta sorprendente para la mayoría de los ciudadanos hablar de corales o de grandes tiburones que habitan aguas uruguayas, resultado de una cultura que ha vivido de espaldas al océano. Los arrecifes de coral de la especie llamada Lophelia pertusa están gravemente afectados, aunque falta un diagnóstico apropiado. La pesca de arrastre de fondo ha sido su principal flagelo. Los frágiles corales con sus pólipos como flores blanquecinas, llegan a medir más de 20 metros de altura y varios kilómetros de ancho. Emparentados con las anémonas y medusas ocupando un cuerpo calcáreo, (grupo Cnidarios) viven a profundidades entre los 80 y 200 mts donde la luz desaparece y son hábitat clave para miles de especies que no podrían sobrevivir sin ellos. La variedad de vida en estos arrecifes, es tres veces superior a la del fondo marino que los rodea. Este tipo de coral ofrece refugio a más de 850 especies, criaturas marinas casi desconocidas como esponjas, anémonas, briozoos, gorgonias, gusanos, peces, moluscos y crustáceos. Así como la mayor parte de los fondos oceánicos, estas regiones permanecen casi desconocidas, el ochenta por ciento de este vasto reino submarino permanece sin mapear, desconocido, poco explorado. Ese desinterés lleva también a que los controles sean escasos ya que no existe presión ciudadana ni política. Continuamente flotas de pesca INDNR extranjeras de mediana y alta escala industrial ingresan a pescar a la ZEE uruguaya. Apenas un bajo porcentaje de esos pesqueros ilegales brasileños y asiáticos son apresados o sancionados. La Armada Naval ha demostrado el interés en mejorar sus operativos y prepara una mejor flota preparada, un cuerpo especializado de Infantería para prevenir y controlar esta situación. En conversación con el contralmirante…

La Reserva Marina que plantean al Ministerio de Ambiente las organizaciones de la sociedad civil especializadas en oceanografía y gestión marina; proveerá refugio y cría para peces que dependen de esos ecosistemas y están sobreexplotados. Estudios científicos demuestran que la biomasa de poblaciones enteras de peces dentro de las Reservas Marinas es en promedio. 670% mayor que en áreas adyacentes desprotegidas, y 343% mayor que en AMP’s parcialmente protegidas (E. Sala, S. Giakoumi; Journal of Marine Science, 2018).

La conservación de este vergel submarino en talud uruguayo es vital

Hace más de 10 años en un estudio que reunió el mayor equipo de científicos multidisciplinarios de Argentina y Uruguay (Freplata 2004 ), se identificaron áreas de prioridad para la conservación, especialmente en las zonas cercanas al talud continental de la ZEE uruguaya . La relevancia regional y global de este ecosistema uruguayo ha pasado desapercibido. Aquí los pesqueros que calan son quienes conocen esa abundancia y la escasa vigilancia o control es la norma. En 2016 otro estudio Grupo ad hoc AltaMar (2016) volvió a determinar estas áreas de relevancia ecológica, identificando la gran captura incidental de delfines y orcas, petreles, lugar de alimentación de lobos marinos que tienen colonias costeras (Arctocephalus sp.) especies y arrecifes coralinos de profundidad (Lophelia pertusa) claves para los ecosistemas marinos. Los lobos marinos no se alimentan en la zona costera y afectan en baja proporción la pesca artesanal (daños a las redes y pesca). Los promotores de la matanza de lobos marinos, con la excusa de que “perjudican” la pesca artesanal costera, ahora poseen pruebas contrarias.

Las graves presiones e impactos en esta ZEE uruguaya se centran en:

– Sobreexplotación -pesca legal e ilegal-

– Alteración física de hábitats -destrucción de fondos-

– Exploración de hidrocarburos (sísmica)

– Las principales pesquerías tradicionales en Uruguay (corvina, pescadilla, merluza, angelitos) están consideradas sobreexplotadas, en su máxima capacidad de explotación y/o cerca del colapso (Defeo et al, 2013; Ley Pesca 19.175). https://www.montevideo.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA