Registran la mayor explosión en cuatro años y cambia el campo magnético de la Tierra

0
244

Sucedió el domingo a última hora de la mañana. El evento comenzó a las 2:18 pm (UTC) o 11:38 am EDT, alcanzó su punto máximo al minuto siguiente y finalizó quince minutos después. Sin embargo, tiempo suficiente para interferir con las ondas de radio de la Tierra y provocar cambios en el campo magnético de nuestro planeta.

La erupción solar de la mañana de ayer fue de Tipo X, la más poderosa y enérgica del Sol, y fue clasificada como X1.5. Fue la primera erupción solar de tipo X del ciclo solar actual 25 y tomó por sorpresa a los científicos del espacio-tiempo porque no esperaban una llamarada solar de esta magnitud en estos días. La explosión solar de ayer, la más fuerte en cuatro años, impactó el campo magnético de nuestro planeta. En un observatorio meteorológico de Noruega, los científicos observaron que todos los instrumentos estaban afectados. La explosión produjo una ráfaga de señal de radio, una perturbación ionosférica, una oleada de corrientes eléctricas en el suelo y una desviación del campo magnético local del observatorio, que no se había producido en muchos años. El experto en espacio-tiempo Tony Phillips explica que el fenómeno se llama «crochet magnético». La radiación de la explosión ionizó la parte superior de la atmósfera de la Tierra y provocó que las corrientes fluyeran de 60 a 100 kilómetros sobre la superficie de la Tierra. Estas corrientes, a su vez, alteraron el campo magnético polar de la Tierra. A diferencia de las perturbaciones geomagnéticas que llegan con una eyección de masa coronal días después de la erupción solar, se produce un crochet magnético mientras la erupción solar está en curso, por lo que son muy rápidas. La erupción solar más fuerte jamás documentada ocurrió el 4 de noviembre de 2003 y fue un X28 y afectó a varios satélites en ese momento. La eyección de masa coronal asociada con la explosión salió del Sol a una velocidad de 2.300 kilómetros por segundo o 8,2 millones de kilómetros por hora. Solo una parte de la eyección de masa coronal se dirigió hacia la Tierra, lo que significó que las consecuencias no fueran mayores en nuestro planeta. Fuente: MetSul https://www.carmeloportal.com/

DEJA UNA RESPUESTA