Obras no autorizadas matan a cientos de pingüinos en Chubut

0
179

Un terrateniente en la localidad de Punta Tombo en la provincia argentina de Chubut será procesado bajo la Ley de Trato Cruel contra los Animales tras de aplastar varios nidos y electrocutar a más de un centenar de aves en la reserva natural de vida silvestre a unos 110 kilómetros. al sur de Rawson, la capital provincial. Según los especialistas, los pingüinos nacen en esta época del año. de ahí que el daño causado a la fauna local sea irreparable, se informó. El Ministerio de Turismo de Chubut ha presentado cargos penales contra un residente de Punta Tombo que construyó un camino no autorizado que atravesaba todo el campo hasta la orilla del mar, destruyendo más de 140 nidos en su camino. Además, instaló una alambrada eléctrica, que mató a cientos de aves adultas. El dueño del predio aledaño a la Reserva Natural de Punta Tombo utilizó maquinaria pesada que trituró los nidos, donde en promedio se depositan tres huevos. La fiscal Florencia Gómez, explicó que el perpetrador enterró “todos los nidos de polluelos de pingüino, en una zona de alta densidad”.

“Creemos (que la intención) era tener acceso directo a la costa, pero para eso habría sido necesario una autorización previa y un estudio para analizar el impacto ambiental”. De ahí el “daño irreparable”, subrayó Gómez. La procuradora también explicó que la cerca fue electrificada, lo que “provocó la muerte de muchos pingüinos adultos por electrocución”. El perpetrador será procesado según la ley de abuso animal, aunque se pueden presentar otros cargos adicionales, según lo que arroje el relevamiento forense de la propiedad. Los guardias de vida silvestre de la reserva estaban en una expedición cuando vieron cientos de nidos aplastados y pingüinos muertos. El camino, que se extendía desde la propiedad hasta la costa, se hizo sin autorización y con maquinaria pesada. Esos mismos guardias fueron convocados a unirse a los equipos forenses que actuaron en el área en busca de más pruebas.

Punta Tombo es un hábitat natural para estos pingüinos.

Según la Ley 14346, el perpetrador enfrenta hasta una año de cárcel por sus actos de crueldad contra los animales. La reserva Punta Tombo, con una superficie de 210 hectáreas, se convierte en la más poblada del continente con más de un millón de pingüinos cuando la familia está completa. Otras aves marinas también habitan en la zona, como cormoranes, gaviotas cocineras, gaviotas australes, charranes, skúas y ostreros; así como mamíferos tales como guanacos, maras, zorros, piches y peludos y otros carroñeros atraídos por los huevos.  https://es.mercopress.com/

DEJA UNA RESPUESTA