NO, NO SON NOCTILUCAS…

0
641
lapaloma3

Otra vez las playas de Rocha y Maldonado se vieron iluminadas por una fosforescencia azulada. Muchos creyeron reconocer allí la presencia de noctilucas. Pero no. Como ocurrió hace un año, el fenómeno está siendo causado por Alexandriumfraterculus, un dinoflagelado no tóxico.  Desde hace unos días, se está registrando bioluminiscencia a lo largo de toda la costa de Rocha y Maldonado. Sorprendieron las imágenes tomadas por algunos aficionados a la fotografía, luego subidas y multiplicadas a través de las redes sociales donde quedó retratado  el evento.

La creencia popular dio por sentado que se trataba de noctilucas. Pero no. Tal como ocurrió en marzo de 2015, el fenómeno consistió en un evento de similares características: “En este caso el responsable de esa bioluminiscencia es Alexandriumfraterculus, mismo responsable de teñir de rojo el agua en los sitios de mayor densidad. Agua roja en el día, fosforescente en la noche”, así lo explicó a La Paloma Hoy la Licenciada Ana Martínez, de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos con base en La Paloma, quien aclaró también que “este dinoflagelado no es tóxico”.

Uno es verdoso, el otro azulado

Desorientados, otra vez preguntamos cuál es a simple vista la diferencia entre ambos eventos. Martínez nos explicó que “difiere la intensidad y el color de la luminiscencia, uno es azul y el otro verde: “fraterculus es azulado porque el azul es el color que más se transmite en el océano abierto, en cambio en las partes costeras someras por el aumento de la turbidez se transmite mejor el verde y Noctiluca es costera”, puntualizó la bióloga.

El efecto visual es único, y las olas cumplen una función importante: “La bioluminiscencia es un fenómeno común a varias especies de dinoflagelados (componentes del fitoplancton), estos cuentan con un sistema de iluminación luciferin (sustrato) luciferasa (enzima) que se activa con el movimiento”, cuenta Martínez.

Animados por el buen clima de marzo y la temperatura del agua que ronda los 23°, muchos se animan al chapuzón en el Atlántico. Cabe aclarar que, tal como ocurrió el año pasado, en el que se registraron algunos bañistas con picazón en los ojos, Martínez afirma que ese efecto se debe a que “en estas altas densidades de organismos (manchas) se producen grandes cantidades de amonio (sustancia de excreción), causante de la irritación en los ojos de la cual se han quejado el año pasado”.

Por lo demás, solo nos queda sentarnos a mirar y ser testigos del espectáculo.http://lapalomahoy.uy

DEJA UNA RESPUESTA