La Paloma Uruguay: Encontraron en la playa un albatros muerto de 45 años

0
124

Días atrás, el capataz de Playa del Municipio de La Paloma, Pablo Sena, estaba cumpliendo funciones en Playa La Aguada, cuando encontró un ave muerta en la arena. Hasta ahí, podría tratarse de una situación habitual. Lo que llamó la atención del funcionario es que el animal llevaba una marca de seguimiento metálica, algo que suelen usar las organizaciones de recuperación de animales para, entre otras cosas, mantener un registro de las aves, demostrar el origen de las distintas especies o para recabar información sobre los patrones migratorios. Una de esas marcas fue la que tenía en su pata este albatros Real del Norte (Diomedea sp). Sena calificó el encuentro como “una de las experiencias más lindas”, porque, según contó a La Paloma Hoy “fue un hallazgo con mucho contenido”.

Sobre el hecho, Sena explicó que durante esos días de mediados de septiembre “había salido una resaca bastante grande y que en medio de la resaca estaba el albatros muerto. Uno de los compañeros lo agarró y lo iba a tirar a la basura, pero cuando lo miramos bien, me di cuenta que era un animal que estaba marcado y que detrás de esa marca había todo un trabajo muy importante”. Una vez que quitó el anillo con los números grabados, Sena llamó a Andrés Estrades -de la ong Karumbé- quien junto con Mauricio Silvera reportaron la marca a la base de datos en Nueva Zelanda “con esa marca se consiguió una información muy interesante”, subrayó Sena.

Andrés Estrades aseguró a La Paloma Hoy que, pese a que el animal llevaba un tiempo muerto “podemos hacer un seguimiento super importante de la fauna marina de las costas gracias a que el Municipio está mucho más activo. Cuando estás todos los días en la playa, puedes acceder a registros que, de otra forma, se hubieran perdido”. Desde Nueva Zelanda, quienes habían marcado al animal enviaron toda la información a La Paloma: “tuvimos una experiencia similar con una tortuga que encontramos en playas de La Paloma y había sido marcada en el norte de Brasil. Pero este bicho viene del otro lado del mundo, y está bueno saberlo y difundir, para que la gente también sepa qué aves nos rodean en este lugar”, destacó Pablo Sena.

De qué se trata

 Martin Abreu, fotógrafo naturalista y quien fue consultado por Sena y estardes sobre este hallazgo, dijo a La Paloma Hoy que “este albatros es una especie que viene a aguas uruguayas comúnmente. No es tan abundante pero viene, generalmente en invierno, aunque se lo puede ver gran parte del año”. Abreu afirmó que es una de las varias especies que llegan desde Nueva Zelanda: “viene a alimentarse a las costas uruguayas, es de los albatros más grandes que hay, estamos hablando de más de 3 metros de punta de ala a punta de ala… Es una de las especies amenazadas de aves marinas, y se asocia a la pesca, por lo que su captura muchas veces es incidental. Generalmente, quedan enganchadas en los anzuelos de los barcos de pesca de atún y pez espada”.

Quién era este albatros

Según la página www.acap.aq, el pájaro llevaba una banda de metal con la inscripción “R30655”, Dominion Museum, Nueva Zelanda. La información del Esquema Nacional de Anillamiento de Aves de Nueva Zelanda (NZNBBS), a través del decano de albatros Christopher Robertson, revela que el ave era un albatros real norteño D. sanfordi de 45 años (en peligro de extinción a nivel mundial y, naturalmente, poco común a nivel nacional). Fue anillado como un polluelo pre-emplumado, el 10 de septiembre de 1976, por Robertson en Rangitatahi, una de las tres pequeñas islas a unos 16 km de la costa norte de la isla Chatham de Nueva Zelanda. Más tarde se confirmó que el ave es un macho por tamaño y plumaje, y que fue registrado en noviembre de 1994, cuando tenía 18 años.  https://lapalomahoy.uy/

DEJA UNA RESPUESTA