Delfín franciscana, el que más ha alterado dieta por sobreexplotación pesquera

0
137

El delfín franciscana, el cetáceo más amenazado del Atlántico sur, es el mamífero marino que más ha alterado su dieta por el efecto de la sobreexplotación pesquera del Río de la Plata (América del Sur), según un estudio de la UB. Expertos de la Facultad de Biología y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la Universidad de Barcelona han constatado en su investigación que el efecto de la pesca industrial en los mamíferos marinos también depende de las características anatómicas de cada especie. El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, analiza el impacto causado por la pesca industrial en Uruguay y Argentina sobre los hábitos alimentarios del delfín franciscana (Pontooria blainvillei), el oso marino sudamericano (Arctocephalus australis) y el león marino sudamericano (Otaria flavescens). Las conclusiones indican que las consecuencias de la pesca industrial para los mamíferos marinos van más allá de la simple reducción en la abundancia de la biomasa de los peces presa, y que dependen también de las características morfológicas -magnitud corporal y amplitud de la boca- de cada especie. El trabajo está firmado por investigadores del Grupo de Investigación de Grandes Vertebrados Marinos (UB-IRBio), de la Universidad de la República de Uruguay y del Museo Nacional de Historia Natural de aquel país sudamericano. El estuario del Río de la Plata, en la costa oeste del Atlántico sur occidental, es uno de los ecosistemas más ricos y productivos de todo el planeta, por la coincidencia de la corriente fría de las Malvinas y la cálida del Brasil, que se suman a las masas de agua dulce del Río de la Plata, lo que genera una alta productividad de gran interés comercial para las pesquerías de la región. A partir de 1970, Argentina y Uruguay comenzaron a practicar la pesca industrial en esta zona y, desde entonces, esta actividad ha reducido la disponibilidad de las especies presa y ha dificultado la recuperación de la población de los mamíferos marinos, que han sido explotados comercialmente desde el siglo XVIII hasta la segunda mitad del siglo XX. Actualmente, el delfín franciscana se considera el cetáceo más amenazado del Océano Atlántico sur occidental, debido a una limitada extensión territorial ya que es la única especie de delfín de río que habita en aguas marinas costeras y está catalogada como especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. A través del análisis de isótopos estables de carbono y nitrógeno en los restos óseos, los expertos de la UB y de Uruguay han comparado la dieta actual de estas especies marinas con los recursos alimentarios que consumían en el pasado. Los expertos han constatado que los delfines franciscana son los que más han transformado el patrón de explotación de recursos en comparación con los otros mamíferos marinos. Massimiliano Drago, de la UB-IRBio, primer autor del estudio, ha explicado: “En los delfines franciscana, la amplitud del paladar es intermedia entre la de los leones marinos y la de los osos marinos. Como la pesca intensiva ha reducido la magnitud media de las presas, este efecto ha beneficiado a los mamíferos con menor apertura bucal, es decir, a los delfines franciscana y, en menor medida, a los osos marinos”. Por el contrario, los leones marinos son la especie menos favorecida por la intensificación pesquera de la región, según el estudio, que indica, no obstante, que eso no quiere decir que sea la especie más vulnerable. EFE.  https://www.lavanguardia.com

DEJA UNA RESPUESTA