Cruce de caminos en Rocha

0
63

El SNAP detuvo la obra de ingreso a Cerro Verde que ejecutaba la Dirección de Ambiente de la Intendencia de Rocha, por considerar que en el trayecto realizado por las máquinas “se constataron sitios de conflicto con los objetos de conservación del área”, según explicó Lucía Bartesaghi, Directora del SNAP, en diálogo con La Paloma Hoy. Rodrigo García, Director de Ambiente de la Intendencia, dijo por su parte a nuestro portal que “no fue tocado absolutamente nada de sensibilidad ambiental”. Cerro verde e Islas de La Coronilla, está ubicada en el km 310 aproximadamente de la ruta 9. Se puede llegar desde la Playa de La Moza en Santa Teresa, o también desde La Coronilla. En ambos casos, caminando a lo largo de unos cinco kilómetros por la playa.

Su ingreso desde la ruta 9 es a través de un trillo de varios kilómetros, lo que hace el acceso dificultoso. Es por ese motivo que, desde hace años, vecinos de la zona de La Coronilla buscan mejorar el camino. Bajo esa premisa, el Plan de Manejo del área venía barajando varias posibilidades para mejorar el ingreso.

La obra

La Dirección de Ambiente de la Intendencia de Rocha comenzó el 11 de febrero las obras de mejoramiento del camino de ingreso a la zona de Cerro Verde, para llevarlo de un ancho máximo actual de 6 metros hasta los 12 metros. De esa forma lo anunció a través de sus redes sociales hace algunas semanas. El día 17 de febrero, cuando la obra ya había avanzado, ingresó a la web del Ministerio de Ambiente una denuncia anónima diciendo que el camino “fue abierto por una máquina topadora en la zona de intervención mínima del área protegida, generando una importante erosión en el tramo previo a un bañado, que aplastó y rompió vegetación nativa del borde de parches de monte y aplastó y redujo la superficie de caraguatal.”

SNAP

El 18 de febrero, técnicos del Sistema Nacional e Áreas Protegidas, realizaron una recorrida por la zona de la obra en compañía del Director de Ambiente, Rodrigo García, y del Director del Área  Protegida Cerro Verde, Jorge Pereira. En diálogo con La Paloma Hoy Lucía Bartesaghi, directora del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), explicó que la recorrida ya estaba planificada antes de recibir las denuncias “el Ministerio recibió a inicios de febrero una comunicación de la Dirección de Ambiente diciendo lo que iban a hacer pero no tenía el trazado, que es lo que hoy está en cuestión”.

Larga data

Bartesaghi consideró que la obra que comenzó difiere de lo planificado en el plan de manejo “el camino que se abre para llegar y los puntos de estacionamiento son distintos”, subrayó. El jueves 18 de febrero, dos técnicos del SNAP realizaron una recorrida por las obras “recorrieron junto al guardaparque del área el trayecto realizado por las máquinas y se constataron sitios de conflicto con los objetos de conservación del área”. Bartesaghi dijo que parte del trayecto hecho por la Dirección de Obras es compartido con el del proyecto que pretendía aplicar el SNAP en 2016. Sin embargo, afirmó que “en otros tramos se pasa por bañados y matorral psamófilo y se afectan algunas de las formaciones valiosas y se llega hasta la faja de defensas de costas”.

Sobre este último punto, dijo que “se precisa una habilitación de impacto ambiental y no está autorizado”.

Luego de la recorrida realizada por los técnicos del SNAP en el lugar de la obra, se elevó un informe técnico con sugerencias para proceder, luego pasará a la Dirección Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos -recientemente creada- y de haber una resolución ministerial a tomar, será el propio Ministro de Ambiente Adrián Peña el encargado de hacerlo. Bartesaghi reconoce que hay un debe en la zona “la demanda de caminería tiene larga data y es parte de los reclamos de los vecinos el poder acceder al Cerro verde y a la zona conocida como Las Piedritas de otra forma que no sea a través de la playa, y por eso veníamos trabajando en alternativas de caminería para poder acercarse a la costa desde la ruta”. Desde el 19 de febrero las máquinas fueron retiradas y la obra paralizada, y su continuidad depende, según explicó Bartesaghi, del informe de los técnicos del SNAP: “va a ser determinante para saber si continúa o no la obra, por dónde o bajo qué condiciones y de las acciones que sean necesarias para la remediación de los impactos en el caso de que hayan sido constatados”. Por otro lado, aseguró que para saber si las obras dejaron daños irrecuperables “hay que hacer un informe más detallado en campo”.

“El impacto acá no existió”

Rodrigo García, Director de Ambiente de la Intendencia de Rocha, afirmó en dialogo con La Paloma Hoy que “hubo mucha desinformación y un montón de apreciaciones incorrectas que se hicieron acerca de un camino que, para empezar, ya estaba hecho y trazado”. El camino en cuestión, según García tiene “el 95% de acacias y pinos” y reconoció que “no fue la mejor manera, es cierto, pero nunca se arrasó con ningún monte nativo porque los montes nativos están identificados y están lejos de este camino. Se hizo un vuelo de dron, una recorrida a pie y hay fotografías que atestiguan esto que digo”.

El camino según un informe de la Dirección de Ambiente

Respecto a la recorrida que se realizó el 18 de febrero en conjunto con el Director de Área Jorge Pereira y los técnicos del SNAP, García dijo “no fue un análisis objetivo real de lo que el camino tenia porque se desconocía el camino”, y que “si hay apreciaciones con argumentaciones que tengan que ser corregidas serán corregidas. Seremos los primeros en corregir algo, si hay que dar un paso para atrás en algo que no se hizo, cosa que nosotros no observamos ni por lo estudios previos ni por los que se hicieron en el momento. Sobre las diferencias entre el camino trazado en el plan de manejo del área y la obra que se estaba llevando a cabo,  según planteó Bartesaghi, García aseguró “en el plan de manejo no estaba trazado nada. Ellos se basaron en una intención que nunca quedó manifestada en el plan de manejo. El camino que estaba abierto era el que, por consenso, se llegó a hacer y fue lo que se siguió. Eso también denota una ausencia de gestión del SNAP que es histórica, en el área y en muchas otras áreas. Nosotros estamos basándonos en el trazado que había, el trillo que había termina en un estacionamiento a 1 km del Cerro verde con unas volardas de madera y ahí comienza el pastizal psamófilo que es de suma importancia para la conservación, y eso fue contemplado, yo soy el primero en poner eso en alto, no fue tocado absolutamente nada de sensibilidad ambiental. Esto yo lo evalué por botánicos de renombre nacional que conocen el área y me confirmaron lo que ya sabíamos, que el impacto acá no existió”, afirmó. https://lapalomahoy.uy/

DEJA UNA RESPUESTA