Centenares de gallaretas aparecieron en la costa de La Paloma en las últimas horas

0
203

Es un fenómeno que se manifiesta en cada apertura artificial de la barra de la Laguna de Rocha, hábitat natural de esta especie. Al estar a merced de la corriente, no poseen aptitudes para nadar y muchas mueren en el intento de regresar a su hogar. Las gallaretas son malas nadadoras y malas voladoras por lo cual no les es fácil volver a su sitio natural. La bióloga Ana Martínez, explicó a nuestro portal que se trata de una situación recurrente en estos últimos años “sería bueno se evaluara el impacto de la apertura de la laguna en la población de gallaretas y este sea otro factor a tener en cuenta en el caso de su apertura”, aseguró. Días atrás, la barra de la Laguna de Rocha, en La Paloma, fue abierta, tal como se hace muchas veces, de manera artificial. Esta operación es llevada a cabo con una retroexcavadora, que abre un hueco para que el agua de la laguna desagüe hacia el Océano Atlántico y alivie la situación de los campos que la circundan. Hasta aquí se trata de una operación habitual, pero Lugo de la última apertura que realizó al Intendencia, aparecieron las aves desperdigadas por la costa. Al atardecer, podía verse una gran cantidad de gallaretas (Fulica armillata) a pocos metros de la orilla en La Aguada, Costa Azul y Los Botes, meciendo con las ondulaciones del mar. En estas horas, se manifestaron al respecto algunos especialistas de la zona, que advierten el mal manejo de la apertura de la barra de la Laguna, porque entienden que las gallaretas no pueden sobreponerse a la corriente y, al quedar en mar abierto, mueren por centenas. O también   intentan dirigirse a la laguna por tierra y son atacadas por perros, atropelladas por autos, etc  

Pero no es la primera vez que ocurre.

 Al respecto, la bióloga Ana Martínez, explicó a La Paloma Hoy que “cada año con la apertura artificial de la laguna sucede lo mismo, y ésta ya no se abre naturalmente desde hace muchos años”; además, sostiene que si se abriera de manera natural “no creo que sean despedidas al mar tanta cantidad de gallaretas”. Justamente es a raíz del incremento en las aperturas artificiales realizadas en la barra de la Laguna, que se tomaron otras decisiones: “hace algunos años, se elaboró un protocolo de apertura por parte de técnicos porque se estaba haciendo su apertura permanentemente de manera artificial, los productores llamaban una máquina de la Intendencia y se abría en cualquier parte de la barra. El objetivo del protocolo es que no se abra en cualquier parte ni en cualquier momento”.

De todas formas, Martínez consideró que aún “se siguen recibiendo presiones de los privados para abrirla ni bien llegue al nivel mínimo. El protocolo -explicó la bióloga- consiste en medir el nivel de agua con varas colocadas en distintos puntos de la laguna. Se van monitoreando los niveles, y cuando llega a un nivel crítico se comienza a monitorear todos los días cuánto va subiendo hasta un máximo nivel en el cual se abre. Pero además, hay otras consideraciones como los vientos y el pronóstico de lluvias para los siguientes días. En base a eso se abre la laguna. Pero, en realidad,  hoy en día se consideran más bien aspectos productivos, para que entren peces, camarones, o para que no se inunden campos privados, pero no se abre o se deja de abrir por un bien de la fauna de la laguna”, subrayó. Martínez aseguró también que las lagunas están tendiendo a permanecer más tiempo cerradas “su tendencia natural es a no abrirse, por eso es cada vez más frecuente su apertura artificial, y ahora que los eventos de precipitaciones empiezan a ser cada vez más extremos, la situación empeora y las inundaciones son luego de cada evento de lluvia fuerte, por lo que deberán empezar a abrirla luego de cada lluvia, ”, aseveró.

Similar situación

 En el mes de julio de 2013, hubo un episodio similar: cientos de gallaretas  aparecieron desperdigadas por las playas de La Paloma. En ese momento, el Municipio fue quien, con la colaboración de voluntarios, logró rescatar muchas de ellas y las devolvió a su hábitat. La Laguna de Rocha es una laguna costera, como tal se comunica con el mar de manera intermitente por intermedio de una barra arenosa. En el caso de la Laguna de Rocha la apertura de esta barra que la conecta con el mar se realiza muchas veces de manera artificial (últimamente siempre) con el fin de evitar la inundación de viviendas de pescadores y campos ganaderos.  Una de las consecuencias de la apertura de la barra de la Laguna de Rocha, que jamás es tenida en cuenta,  es la expulsión hacia el mar de gallaretas (Fulica armillata). Las gallaretas son aves de laguna, malas voladoras, y malas nadadoras, tan solo flotan… por lo cual al abrirse la laguna y generar una corriente de agua hacia el mar estas son arrastradas mar adentro. El mar no es su medio, no pueden sobreponerse a las olas y mueren en su gran mayoría. También son dispersadas lejos de la laguna y no pueden volver, encontrándose en la costa grupos desorientados que se convierten en presa fácil de perros por ejemplo. Estos eventos de expulsión masiva de gallaretas hacia al mar y dispersión de ellas por varios puntos de la costa se han observado durante aperturas artificiales de la barra.  Probablemente el impacto no sea el mismo en todas las épocas del año, dependiendo de la densidad de aves que se encuentren en la laguna en ese momento. Es sabido que los disturbios modulan la estructura de hábitat y diversidad de aves, ¿qué rol puede desempeñar este disturbio antrópico en la conservación de la biodiversidad? Sería bueno se evaluara el impacto de la apertura de la laguna en la población de gallaretas y este sea otro factor a tener en cuenta en el caso de su apertura, escribió Martínez  para la ONG SOCOBIOMNA, luego de un evento similar al ocurrido en las últimas horas. https://lapalomahoy.uy

DEJA UNA RESPUESTA