Tres factores tras récord histórico de las exportaciones uruguayas y las perspectivas para 2022

0
54

Las ventas al exterior marcaron su mayor expansión en más de una década. El 2021 fue un año excepcional para las exportaciones uruguayas que marcaron un récord histórico al registrar su mayor expansión en más de una década por tres motivos: un aumento en los volúmenes comercializados, buenos precios internacionales y el efecto rebote de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Si bien para este año se descarta un crecimiento en niveles similares y se prevé un desempeño más moderado, de todas formas las perspectivas son alentadoras debido al sostenimiento de la demanda de productos por parte de los mercados clave para Uruguay. Con ventas al exterior por un total de US$ 11.549 millones, las exportaciones uruguayas de bienes crecieron 43% en 2021, lo que significó el mayor nivel histórico en valor desde que Uruguay XXI releva la información. El anterior máximo databa de 2014 cuando en todo el año se vendieron al exterior US$ 10.059 millones en bienes. En 2020 las exportaciones uruguayas habían recibido el impacto de la crisis sanitaria que supuso una caída de 7,3% en el valor del comercio, por lo que parte del buen rendimiento de 2021 se debe a un efecto rebote tras la pandemia. Sin embargo, según los datos publicados ayer por la agencia de promoción de inversiones Uruguay XXI -que incluyen las ventas que salen de zonas francas-, las exportaciones también tuvieron un repunte significativo del 26% si se lo compara con el registro de 2019, es decir previo al impacto de la pandemia. En las cifras de 2021 “hay un efecto rebote por la crisis sanitaria pero de todas formas es un año histórico y un nuevo récord de las exportaciones uruguayas por un efecto precio (de los productos a nivel internacional) muy positivo y un crecimiento en volúmenes comercializados. Esa combinación de factores hace que las exportaciones hayan tenido un crecimiento tan importante”, explicó a El País el director del Instituto de Negocios Internacionales de la Universidad Católica, Ignacio Bartesaghi. Por su parte, el decano de la Escuela de Negocios de la Universidad Católica, Marcos Soto afirmó a El País que “era esperable un efecto importante en nuestras exportaciones post-pandemia por el perfil productivo exportador que tiene Uruguay”, dado que generalmente los productos de primera necesidad y los alimentos “son los que más rápido se recuperan luego de una crisis”. Además, Soto resaltó que “todos los precios internacionales de nuestros principales rubros de exportación crecieron. Y solo en dos productos de estos principales (carne y madera), hay más efecto volumen que precio”. De acuerdo con Bartesaghi, el nuevo dato histórico que supera al de 2014 “no puede ser adjudicado” únicamente al efecto rebote de la pandemia sino que “un porcentaje sólido tiene que ver con sustentos sólidos de crecimiento de las exportaciones”. En este sentido, explicó que si se comparan las cifras de 2021 con el pico máximo de exportaciones de 2014, el crecimiento es de un 9%, es decir, un guarismo más cercano a la tasa anualizada de crecimiento desde el año 1999 hasta el 2021 estimada en un 7%. “Lo de ahora es un pico pero que igual es muy elevado frente al año prepandemia. En comparación con el pico máximo alcanzado en 2014 el crecimiento es del 9% que es una tasa más que razonable en términos históricos de las exportaciones uruguayas”, explicó Bartesaghi.

Las cifras.

El crecimiento de las ventas uruguayas al exterior fue prácticamente generalizado a nivel de los productos pero la carne bovina, la celulosa y las exportaciones de energía eléctrica fueron los que tuvieron mayor incidencia en la variación anual, según Uruguay XXI. En este sentido, el ranking de productos exportados estuvo liderado por la carne bovina que representó el 21% del total exportado (las ventas crecieron 55% frente a 2020 y alcanzaron US$ 2.449 millones), seguido de la celulosa con 14% (una suba de 43% frente a un año atrás), soja con 8% (creció 17% frente a 2020) y lácteos con 6% (un crecimiento frente al año anterior del 14%). En tanto, concentrado de bebidas, madera, energía eléctrica y subproductos cárnicos presentaron aumentos en 2021 y tuvieron participaciones de 5% en los primeros tres casos y 4% respectivamente, según el informe. Por destino, China fue nuevamente el principal socio comercial de Uruguay en 2021, al significar el 28% de las exportaciones de bienes, con US$ 3.277 millones exportados. En segundo lugar, se ubicó Brasil (16%), seguido por la Unión Europea (14%), Argentina (5%), Estados Unidos (5%), y Egipto (4%).

Crecimiento moderado pero aún favorable

Para este año se prevé un desempeño más moderado de las exportaciones uruguayas porque aunque ya no habrá un efecto repunte postpandemia como en 2021, de todas formas, permanecerán algunas condiciones favorables. Según las estimaciones de Uruguay XXI, las exportaciones de bienes crecerían en el orden de 5% este año, totalizando ventas al exterior por encima de los U$S 12.000 millones. Según indicó Soto, “en materia de precios todo parece indicar que se van a sostener los buenos precios de 2021” dado que “el mundo seguirá creciendo (4,9%) y eso generará su propia demanda”. Sin embargo, señaló que “cuellos de botella en logística internacional no se han solucionado y eso provoca impactos”. En particular para Uruguay, “la expectativa es que los principales mercados de destino crezcan: China (+5,6%), Estados Unidos (5,2%), la zona euro (4,3%), estos tres destinos explicaron el 47% de las exportaciones en 2021”. Sin embargo, la preocupación está en la región dado que “Brasil como mercado relevante estancado con expectativas de crecimiento nulas”, dijo Soto. A su entender, “esto puede tener un doble efecto, por un lado potencialmente menores colocaciones allí y por otro un mercado interno deprimido, tendrá más excedentes de productos que compiten con los nuestros y esto podría llegar a erosionar algo los precios”. Por su parte, Bartesaghi estimó que “los precios internacionales de muchos productos tienden a mostrar una estabilización y una baja en este año, aunque manteniéndose en niveles relativamente buenos en términos históricos”. En términos de demanda, Bartesaghi dijo que “hay algunas señales de sostenimiento de mercados importantes de compra de alimentos y eso es positivo y quizás también una superación de los problemas logísticos. Si no ocurre nada más, estaremos pensando en un buen año de exportaciones uruguayas”, concluyó.  https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA