Señales y perspectivas para el comercio exterior de Uruguay

0
55

El comportamiento de las exportaciones de Uruguay en volúmenes. Si bien es cierto que la mayoría de los principales productos de exportación han registrado un descenso en términos de colocaciones en dólares comparando los períodos enero-noviembre de los años 2019-2020, es oportuno aclarar que no necesariamente todos productos han registrado idéntico comportamiento en términos de volúmenes de ventas. Los lácteos han mantenido sus exportaciones en términos de colocaciones en U$S, a pesar de haber incrementado un 4% las toneladas exportadas. Esto se ha debido principalmente a un descenso de los precios internacionales. En el mes de agosto de 2020 el índice global de precios de lácteos mostró una caída de 1,7%. Con la madera ha sucedido algo similar a lo ocurrido con los lácteos. El volumen de exportación creció un 5% y las ventas en dólares cayeron 1% en la comparación de los períodos de referencia. En tanto la variación de las exportaciones de cereales medidas en dólares, ha estado por encima de la variación de los volúmenes exportados, lo que indica un incremento en los precios internacionales. Tanto el arroz como el trigo han mantenido buenos precios a lo largo del año, debido, en parte, a las desfavorables condiciones climáticas registradas en algunos de los principales países productores. Una excepción ha sido la soja que manifestó un descenso notorio en materia de toneladas exportadas (30%). Esta situación ha estado relacionada con la mala cosecha por la sequía de la temporada 2019-2020 y al descenso de la superficie cultivada. El rendimiento promedio por hectárea fue de 2.100 Kg comparado con los 2.970 Kg de la temporada 2018-2019. Por su parte el capítulo 02 del S.A., carne y despojos comestibles, declinó un 6% en el volumen de ventas, pero el mayor perjuicio estuvo dado en un descenso del precio durante el año 2020 y una menor demanda de China. Si bien los volúmenes exportados para 2020 se mantendrán algo por debajo al del año pasado, el precio de la tonelada pagada por China durante el año ha registrado una fuerte caída. Pese a la pandemia hay signos de recuperación en las importaciones. Al menos visto desde las importaciones, la economía uruguaya comienza a dar signos de reactivación. La importación de vehículos automóviles creció en noviembre de 2020 un 17% en comparación con el mismo mes del año pasado. Sin perjuicio de ello, en el acumulado enero-octubre de 2020, las ventas fueron 20% menos que en el mismo período de 2019. También registraron variaciones positivas en noviembre del año en curso, las compras de máquinas y aparatos mecánicos (2%), combustibles (90%), máquinas y aparatos eléctricos (7%), plásticos y manufacturas (8%). Perspectivas económicas internacionales para corto y mediano plazo. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), previó recientemente un decrecimiento del PIB mundial de 4,2% en 2020, en tanto el crecimiento será positivo para los años siguientes: 4,2% en 2021 y 3,7% en 2022. La previsión de 2020 mejora la anterior de su informe de setiembre en el cual estimaba una contracción del 4,5%, pero rebaja la de 2021 prevista en un 5%. La perspectiva de una vacuna contra Covid-19 y la cooperación para una distribución rápida a nivel global mejoran la confianza y las perspectivas de recuperación. Esta será más acelerada en Asia, que ha logrado contener la pandemia, y más lenta en Estados Unidos y la Unión Europea. Europa y América del Norte ahora están soportando la peor parte del resurgimiento del virus, lo que paraliza la recuperación. Se espera que el PIB mundial en el cuarto trimestre de 2020 sea un 3% por debajo del mismo trimestre del año pasado, mientras que para la zona del euro y los Estados Unidos. La disminución se proyecta en un 7,3% y un 3,2%, respectivamente. Según la OCDE, China será la única potencia económica que cerrará el año con un crecimiento positivo del PIB de 1,8%. En tanto dicho organismo prevé que dicho país crecerá 7,9% en 2021 y 4,8% en 2022. Para América Latina, el mencionado organismo proyecta una caída de 8% para el presente año. De acuerdo con los cálculos del organismo, Argentina tendrá un desplome de 12,9%. Después están México, con un comportamiento -9,2%; Colombia, con -8,3%; Brasil y Chile, con -6,2% cada uno; y Costa Rica, con -5,6%. Se prevé que Brasil vuelva a crecer en los años 2021 y 2022 un 2,6% y 2,2%, respectivamente. Está previsto que las campañas de vacunación, las políticas de salud coordinadas y la ayuda financiera gubernamental aumenten el PIB global alrededor de un 4,2% en 2021, después de una caída del 4,2% este año. En este contexto, se espera que recién en el año 2022 Uruguay alcance los niveles del PIB de 2019. Las estimaciones proyectan una caída anual del PIB del 4,7% en 2020 y para 2021 un crecimiento del 3,3%. Escenarios posibles del crecimiento del PIB mundial hasta finales del año 2022.  https://www.diarioelpueblo.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA