Pese a retroceder en el Doing Business, el Banco Mundial destacó reformas de Uruguay

0
111

El informe Haciendo Negocios (Doing Business) 2020 elaborado por el Banco Mundial reveló que Uruguay cayó del puesto 95 que había obtenido el año pasado al lugar 101, entre 190 países del mundo evaluados en su facilidad para hacer negocios.

En un máximo de 100 puntos, el país obtuvo 61,5 puntos, mientras que el año pasado había registrado una puntuación de 62,60. Pese a este descenso, Uruguay mantiene su posición de liderazgo por sobre Brasil y Argentina, que se ubicaron en las posiciones 124 y 126 respectivamente.

Si bien Uruguay cayó seis posiciones en el ranking de un año a otro, el informe destaca ciertos aspectos y cambios implementados por el país.

Asimismo, el descenso de Uruguay -según el Banco Mundial- está explicado principalmente por dos cuestiones.

La primera se debe a un cambio en la metodología del informe que implica una caída de cuatro lugares en el ranking. Y la segunda, se debe a mejoras que han realizado otras economías en cuanto al entorno regulatorio, lo que implicó una caída de dos lugares en el ranking.

Entre los temas positivos ejecutados por Uruguay entre junio de 2019 y mayo de 2020, el informe del Banco Mundial celebra que en el comercio transfronterizo el país redujo el tiempo requerido para cumplir con la documentación en las importaciones, tras haber introducido certificados de origen electrónicos.

Repunte. Las exportaciones de bienes -incluyendo zonas francas- aumentaron en agosto tras cuatro meses consecutivos de caídas. Foto: archivo El País

Puerto de Montevideo. Foto: archivo El País

“Uruguay introdujo una reforma importante para mejorar su entorno de regulación comercial”, señalaron desde la institución y añadieron que la reforma ha sido “clave” para las importaciones del país.

Para reafirmar la importancia de esta mejora en los trámites comerciales, el informe del Banco Mundial cita el trabajo de los autores Christian Volpe Martincus, Jerónimo Carballo y Alejandro Graziano, en el que miden los efectos de los retrasos relacionados con las Aduanas en las exportaciones de las empresas uruguayas en el período comprendido entre los años 2002 a 2011. Los investigadores incluyen además la medición del tiempo real que les tomó a dichas ventas pasar la Aduana.

Como conclusión, ese estudio -basado en datos de Uruguay- halló que un aumento del 10% en los retrasos de la Aduana, da como resultado una disminución del 4% en las exportaciones. A su vez, el informe del Banco Mundial señala que este efecto “emana de mayores costos para los exportadores que posteriormente reducen sus ventas al exterior”.

Adicionalmente, el reporte del organismo internacional sostiene que así como los exportadores locales reducirían sus ventas, también “parece” que los compradores reducen su exposición a empresas “cuyas entregas están sujetas a demoras”.

Pese a los cambios ejecutados por Uruguay en este año en particular, el informe destaca otras reformas impulsadas por el país a lo largo de los últimos años, a las que calificó de “estratégicas” y de responsables de “lograr mejoras sustanciales en el clima de negocios”.

Edificio de Aduanas

Dirección Nacional de Aduanas. Foto: Archivo El País.

Para el Banco Mundial “Uruguay brinda un ejemplo de los desafíos que enfrentan emprendedores y empresas”.

A modo de ejemplo, el informe mencionó que en el año 2003, los empresarios uruguayos debían depositar capital bloqueado en el banco, equivalente al 212% del ingreso per cápita, lo que llevaba a que comenzar un negocio fuera “costoso”.

La flexibilización en el capital mínimo que deben depositar las empresas uruguayas fue entonces uno de los cambios celebrados por la entidad.

Otra de las reformas ejecutadas por el país y destacadas en el informe tiene que ver con la reducción “sustancial” en el número de procesos y tiempo necesario para realizar el pago de impuestos. Desde el Banco Mundial señalaron que este logro tuvo que ver directamente con la introducción de servicios de pagos en línea.

Por último, el reporte difundido ayer remarcó el incremento en la tasa de recuperación de activos en caso de quiebra y el fortalecimiento del acceso al crédito, con un 100% de la población adulta cubierta por una agencia de informes crediticios. “Con acceso limitado al crédito y una baja tasa de recuperación de activos en casos de quiebra, operar un negocio era un desafío. Hoy, los empresarios en Montevideo deciden qué capital necesitan cuando comienzan un negocio”, concluye el informe del Banco Mundial.

¿Cómo se evaluó al resto de los países?

El foco de la edición del informe Haciendo Negocios (Doing Business) de este año, estuvo en el análisis de las reformas impulsadas por 190 economías del mundo para facilitar la actividad empresarial.

Las 10 áreas que se miden en el informe son: apertura de una empresa, manejo de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades, obtención de crédito, protección de los inversionistas minoritarios, pago de impuestos, comercio transfronterizo, cumplimiento de contratos y resolución de la insolvencia.

Las conclusiones del informe fueron que en el último año se realizaron 294 reformas en 115 economías para facilitar los negocios del sector privado, “allanando el camino para más empleos, mayor actividad comercial y mayores ingresos”.

La investigación encontró a su vez que las 10 economías que más avanzaron en mejorar su clima de negocios fueron Arabia Saudita, Jordania, Togo, Bahréin, Tayikistán, Pakistán, Kuwait, China, India y Nigeria.

Por otro lado, las 10 economías que lideran el ranking Doing Business a nivel global son Nueva Zelanda, Singapur, Hong Kong (China), Dinamarca, República de Corea, Estados Unidos, Georgia, Reino Unido, Noruega y Suecia.

En lo que respecta a América Latina, el informe señaló que la región “sigue retrasada” en relación con otras partes del mundo, pero sostiene que “hay algunos aspectos favorables” como el caso de Colombia, que ha implementado un total de 37 reformas desde 2005 y continúa liderando las iniciativas en esta área dentro de la región. Le sigue México, que es el país mejor clasificado de la región (puesto 60), aunque por segundo año consecutivo “no introdujo ninguna mejora importante” en el clima de negocios, dijo el Banco Mundial.

https://negocios.elpais.com.uy

DEJA UNA RESPUESTA