Uruguaya Tsakos invertirá hasta US$40 millones en nuevo dique flotante chino para reparaciones navales

0
1426

Remplazará al actual, estará fondeado en Capurro, bahía de Montevideo, y podrá atender a buques Post-Panamax. La terminal especializada en celulosa que la finlandesa UPM construirá en el puerto de Montevideo y que incluye acceso ferroviario para la descarga directa de la producción en los buques de ultramar, determinó que la Administración Nacional de Puertos (ANP) resolviera que Tsakos Industrias Navales traslade su dique flotante desde el muelle Mántaras hasta el de Florida, en el puerto de Montevideo, y luego hasta Capurro, al oeste de la bahía de Montevideo. La ANP y el concesionario suscribieron en junio un documento que establece el traslado definitivo a Capurro, una zona donde el organismo proyecta construir un puerto que concentrará, en un área específica, la actividad de la pesca que hoy se distribuye en distintos muelles del principal puerto uruguayo. “Mientras la terminal pesquera se construye, lo que podría extenderse hasta 2021-2022, vamos a estar localizados, en forma provisoria en el muelle Florida”, expresó el gerente general de Tsakos, Germán Aguirrezabala, en diálogo con MundoMarítimo. “Nuestra idea es incorporar en Capurro un nuevo dique flotante más nuevo y de mayores dimensiones, con capacidad para atender buques Panamax, e incluso post Panamax”. Para esto, será necesario dragar una fosa a menos 16 metros, relató. El dique actual, único en el país, fue adquirido en 1988 en Alemania y puesto en funcionamiento en 1989. “Hemos llegado a subir hasta nueve barcos a la vez, a pesar de que no es el uso para el cual fue diseñado”, reconoció. “Esto presenta una gran complejidad técnica y comercial porque cada buque tiene sus particularidades y sus plazos”, admitió. El nuevo dique flotante probablemente será adquirido en China. “Puede ser que ya esté fabricado o que se construya especialmente”, indicó. “La inversión total (de la firma) en Puerto Capurro será en el entorno de los 30 a 40 millones de dólares”, anticipó. El mismo atenderá, mayoritariamente a pesqueros y en menor número a graneleros, portacontenedores, dragas y otros buques especializados. Aguirrezabala explicó que entre septiembre y diciembre, cuando cesa la zafra de la pesca, estos buques, nacionales y extranjeros, pasan a reparación. “Todos quieren utilizar esa ventana de tiempo y esto requiere que el dique pueda tener varios puestos de varada”, ilustró.El funcionario sostuvo que en la industria naval de Uruguay las reparaciones prevalecen por sobre la construcción. Aquéllas se han mantenido en constante crecimiento desde el período colonial, en el siglo XVII, analizó. “Uruguay está posicionado como un punto de referencia en América del Sur para las reparaciones navales”, sostuvo. Éstas, se han desarrollado “sin ningún tipo de subsidio por parte del Estado” y es algo “infrecuente” en la región, manifestó. A diferencia de  Argentina, Brasil o Chile, “en nuestro país las reparaciones navales están, directa o indirectamente, fomentadas por el Estado”, comparó. Aguirrezabala lamentó que el costo país determina que la reparación de los buques en Uruguay es la más onerosa de la región, incluso, comparada a la de algunos países europeos. No obstante, aseveró que el “estricto cumplimiento de los plazos” y “nuestros estándares de calidad” contribuyen a ser reconocidos y permanecer en el mercado. https://www.mundomaritimo.cl

DEJA UNA RESPUESTA