Treinta y tres tripulantes de crucero anclado en Uruguay siguen con COVID-19

0
89

El crucero australiano Greg Mortimer, que se encuentra anclado a 20 kilómetros del puerto de Montevideo desde el pasado 31 de marzo, mantiene a bordo a 33 tripulantes que dieron positivo por COVID-19, mientras que otros 52 tuvieron resultado negativo. Así lo afirmaron este martes a Efe fuentes de la Armada uruguaya, quienes señalaron que los test fueron hechos el 15 de abril, cuando el crucero arribó al puerto de Montevideo por unas horas. El crucero Greg Mortimer partió de Ushuaia (Argentina) hacia las Islas Canarias con 132 pasajeros y 85 tripulantes y llegó a Montevideo cuando uno de sus ocupantes, el primero que debió ser evacuado, el 31 de marzo, tuvo problemas físicos. Personal de laboratorio, equipado con 216 kits de testeo, ascendió a la nave el 5 de abril para determinar cuántos ocupantes estaban afectados por el coronavirus. Como resultado de las pruebas, se informó que la mayoría estaban “asintomáticos o con síntomas leves”. El pasado miércoles se llevó a cabo el último corredor humanitario, durante el que se evacuó en un vuelo a Miami (Estados Unidos) a 14 pasajeros que permanecían en el barco y a una ciudadana británica que estaba internada en un hospital de Montevideo.

Previamente, ya se desarrolló otro operativo similar, por el que 112 cruceristas australianos y neozelandeses fueron llevados en un vuelo médico a Melbourne (Australia). De todos los ocupantes del barco afectados con el COVID-19 solo uno de ellos, un tripulante filipino de 48 años, falleció el viernes pasado. Actualmente en el barco permanecen únicamente tripulantes del crucero que se mantienen haciendo cuarentena a la espera de que las autoridades de los países a los que pertenecen decidan qué medida tomar para la evacuación del buque.

La Cancillería de Uruguay ya informó, al comienzo de esta crisis, que solo se dejaría desembarcar a quienes participaran de corredores humanitarios o a aquellos enfermos cuya vida corriera peligro y debieran ser internados en centros médicos. Si todo se mantiene como está previsto, cuando todos los tripulantes hayan cumplido la cuarentena, el barco continuará rumbo a las Islas Canarias. Desde el 13 de marzo, cuando se decretó la emergencia sanitaria en Uruguay, y hasta este martes, se registran en el país suramericano 535 casos positivos y 12 fallecidos. Además del tripulante del Greg Mortimer, que no aparece reflejado en esa estadística oficial, en los primeros días de la enfermedad en Uruguay falleció una mujer de 82 años que estaba contagiada pero cuyo deceso, según los facultativos, se debió al cáncer terminal que padecía.  (EFE)  https://carmeloportal.com/

DEJA UNA RESPUESTA