Princess Cruises suspendió por dos meses sus operaciones globales por el brote de coronavirus

0
64

La medida afectará a 18 cruceros y se mantendrá vigente hasta el 10 de mayo. La línea de cruceros Princess Cruises -parte de Carnival Corp.- anunció la suspensión inmediata de todas sus operaciones por un período de dos meses, debido a la preocupación por la rápida propagación de la pandemia COVID-19, según informó la CNBC. De acuerdo con la compañía, el anuncio afectará a la flota de 18 buques de la línea de cruceros y a los viajes programados desde el 12 de marzo al 10 de mayo. Consultado al respecto, el presidente de Princess Cruises, Jan Swartz, aseveró que la compañía está tomando una “acción audaz” para asegurar a los inversores su compromiso con el bienestar de sus pasajeros.

“Nos han preguntado, y nos hemos preguntado, por qué COVID-19 parece estar impactando tanto a Princess (…) No lo sabemos realmente”, explicó Swartz.

En cuanto a los viajes actuales de Princess Cruises que están en marcha y que están programados para terminar antes del 17 de marzo continuarán según lo previsto, informó la empresa. Mientras que los viajes que se extiendan más allá del 17 de marzo terminarán en el “lugar más conveniente para los huéspedes”, agregaron. Cabe indicar que, tras la determinación, las acciones de Carnival Corp. propietaria de Princess Cruises, anotaron este 12 de marzo una caída de un 17%.

No obstante, desde el 1 de enero las acciones de Carnival, han caído más del 57%.

Princess Cruises dijo que compensará a los clientes afectados con crédito para un crucero gratis con “un generoso beneficio adicional de crédito de crucero futuro” que pueden aplicar hacia otra nave de pasajeros. De igual forma, los clientes también pueden solicitar un reembolso en efectivo en línea.

Contagios en cruceros

El Departamento de Estado de EE.UU. emitió a principios de esta semana un aviso oficial, especialmente destinado a los más vulnerables a COVID-19, que incluye a aquellos con condiciones de salud subyacentes, de “no viajar en crucero”. Princess Cruises ha sido particularmente afectada por la pandemia COVID-19. Una de sus naves, el “Diamond Princess”, tuvo uno de los mayores grupos de casos confirmados de COVID-19 fuera de China con más de 700 pasajeros y tripulación infectados. El “Diamond Princess” y sus 3.700 pasajeros y tripulación fueron puestos en cuarentena en un puerto japonés el 4 de febrero, después de que un huésped anterior, que no tenía ningún síntoma mientras estaba a bordo del buque, diera positivo por el virus. De hecho, varias personas murieron después de desembarcar. El gobierno japonés y otras naciones eventualmente evacuaron a sus ciudadanos de la nave. En tanto que, la semana pasada, funcionarios estadounidenses anunciaron 21 casos confirmados de COVID-19 en otro buque propiedad de Carnival, el “Grand Princess”, que estaba amarrado frente a la costa de California. La nave tenía aproximadamente 3.500 pasajeros y la tripulación a bordo. Después de varios días, los funcionarios de California llevaron al buque al puerto de Oakland, donde los pasajeros están desembarcando y siendo transportados a las instalaciones federales de cuarentena.

Competencia

Una decisión de suspender sus operaciones como la tomada por Princess Cruises aún no ha sido adoptada por sus competidores Royal Caribbean (NYSE: RCL) y Norwegian Cruise Line (NYSE: NCLH), pero podría ser una señal de lo que está por venir. Todas las acciones de consumo discrecional están sujetas a los ciclos macroeconómicos en cierta medida. Pero la abrumadora incertidumbre que enfrenta actualmente la industria de cruceros ha hecho que cada una de estas tres acciones baje por lo menos un 60% hasta la fecha. Recientemente, Royal Caribbean tomó medidas para aumentar su liquidez en el próximo año. Considerando que una fuente importante de ingresos de Carnival está ahora apagada, la compañía podría hacer movimientos similares de liquidez en las próximas semanas, según consignó Nasdaq.

Seguridad de cruceros

De acuerdo con lo informado, por el vicepresidente senior y jefe de comunicaciones de Carnival Corporation, Roger Frizzell, a principios de esta semana los representantes de la industria de cruceros se han reunido con funcionarios de la Casa Blanca, incluyendo al vicepresidente Mike Pence, para discutir una respuesta coordinada al COVID-19. “Dejamos muy claro que necesitábamos que las líneas de cruceros fueran más seguras; que establecieran y adoptaran nuevos protocolos; exámenes a bordo, exámenes de salida; nuevos protocolos médicos; procesos de a bordo para evacuar a las personas que puedan contraer un coronavirus o una enfermedad grave”, aseguró Pence. “Vamos a trabajar con la industria de las líneas de cruceros para mejorar la seguridad, mejorar el ambiente de salud en las líneas de cruceros, a corto y largo plazo”, añadió. Por su parte, el gobernador de California, Gavin Newsom, señaló que está sopesando las restricciones a los cruceros a lo largo de la costa de California mientras espera las nuevas directrices federales para la industria. A su vez, dijo que los operadores de cruceros deberían, mientras tanto, introducir requisitos agresivos para los viajeros “a riesgo de que la industria se derrumbe”. https://www.mundomaritimo.cl/

DEJA UNA RESPUESTA