México levantó restricción para el arroz de Saman

0
165

La empresa arrocera Saman S.A. puede retomar las exportaciones del cereal a México. Tras la reunión virtual entre las autoridades de la Dirección General de Servicios Agrícola y sus pares del Ministerio de Agricultura de México, se levantaron las restricciones que pesaban sobre el arroz uruguayo. La decisión azteca había sido adoptada tras la detección de una plaga cuarentenaria que no existe en Uruguay. Se trata del gorgojo Khapra (Trogoderma granarium) que ya había dejado temporalmente al arroz uruguayo fuera de México. Las restricciones que pesaban sobre la exportación de Saman generaban nerviosismo en los demás molinos arroceros, en momentos en que había 4.000 contenedores con arroz uruguayo en viaje hacia los puertos aztecas, porque se estaba desconociendo el protocolo fitosanitario acordado entre ambos países. “La limitante que pesaba sobre la empresa pudo ser levantada”, confirmó a El País el titular de la Dirección de Servicios Agrícolas, Leonardo Olivera. El jerarca uruguayo contó que en el marco del encuentro virtual con los técnicos mexicanos se volvió a dejar claro que “el Trogoderma granarium no existe en Uruguay” y se trata “de un problema generado en los contenedores”, donde puede sortear las desinfecciones y vivir mucho tiempo sin la necesidad de alimentarse. Si vuelven a registrarse problemas nuevamente, la empresa quedará excluida de la exportación, porque tendrá dos plantas afectadas. “Si ocurre una vez, queda fuera del mercado la planta afectada y si sucede dos veces, queda afectada la empresa”, explicó Olivera. A partir de esta nueva reunión técnica entre ambos países, el otro cambio es que se comenzará a emitir un certificado fitosanitario —lo expende la Dirección General de Servicios Agrícolas— por cada contenedor con arroz que se exporte a México y no cada cinco contenedores como se hacía antes. “Eso nos permitirá que en caso de problemas, rebote sólo ese contenedor y los demás contenedores exportados sigan en tránsito”, explicó Olivera. A la vez, la desinfección de los contenedores previo a la carga, continúa teniendo carácter de obligatoria. El plazo para que Saman pueda seguir exportando arroz a México es por 90 días. Desde el punto de vista de Olivera, este avance en la negociación “es un logro”, porque había quedado todo en cero. “México entiende que no están dada las garantías y que hay procesos para mejorar. En estos 90 días nosotros veremos qué mejorar para que el proceso sea permanente”, dijo Olivera. https://rurales.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA