Los “scrubbers” retienen el azufre que luego se dejará en los puertos

0
163

Resta saber si lo tendrá disponible el OMI 2020 cuando lo necesite o si usará el de alto contenido de azufre que es más barato y si habrá un suministro cómodo. El lunes pasado, ignorábamos los nuevos precios del bunker (S) 0,5% que se están manejando en la actualidad y dos días más tarde leyendo una columna internacional especializada aparecieron los primeros indicios de valores: al 4/11/2019 era de US$ 510/tonelada o sea más de 173 dólares por tonelada mayor al precio del HSFO (51% más caro que el actual). Queda hecha entonces la salvedad del porqué no dimos cifras el pasado lunes. También decimos que no sabemos si las cifras que dimos se mantendrían firmes o habrá cambios a medida que nos acercamos a la fecha del primero de enero porque en materia de combustibles todo es muy inestable. Todo esto nos importa porque estamos hablando de un tema internacional que obviamente atañe al puerto de Montevideo. Y ahora al asunto central. Si señor, le estamos dando importancia al tema de los combustibles para consumo de los barcos cuyas restricciones de contenido de azufre está limitado al 0,5% a partir del primero de enero de 2020. Ese combustible (bunker) ordenado por la OMI será de estricto cumplimiento para todo tipo de nave. Bajar del contenido de azufre del 3,5% que se usa hasta ahora al 0,5% es una verdadera bonanza para el mejoramiento del clima aunque es bien sabido que los motores de los barcos actuales por ser de última generación son los menos contaminantes. Ya se han publicado estudios señalando que la verdadera contaminación está en los últimos kilómetros entre el puerto y la fábrica a bordo de un camión y no en el viaje marítimo entre Asia y Sudamérica. El transporte marítimo internacional representa el 2,2% de las emisiones globales de dióxido de carbono. La OMI dijo que su objetivo es reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero de los niveles de 2008 para 2050. Si, llevar el bunker a una refinación del medio por ciento de contenido de azufre es un cambio que trae costos económicos, dicen los que saben, de consideración. No a todos los armadores los va a golpear de igual magnitud. Depende del potencial del armador si está decidido a usar el nuevo combustible o recurrirá a un scrubber que cuesta millones de dólares. De todas maneras, resta saber si lo tendrá disponible el OMI 2020 cuando lo necesite o si usará el de alto contenido de azufre que es más barato y si habrá un suministro cómodo. Sobre el scrubber hay dos versiones, uno “cerrado” y otro “abierto”. Los depuradores de circuito cerrado mantienen la mayor parte del agua utilizada para la eliminación de azufre a bordo para su eliminación o descarga en el puerto. Sí, si lo dejan en Montevideo donde lo ponemos nosotros después, ¿qué hacemos con este azufre? El otro sistema lo vierte directamente al mar y eso está estrictamente prohibido. Estos son parte de los problemas que vamos a tener. Pero hay muchos más. Nos preguntamos si los exquisitos puertos del norte de Europa o los de Estados Unidos o los de Japón, dejarán entrar barcos que no estén debidamente adheridos a estas estrictas reglas de menos azufre. https://negocios.elpais.com.uy/

 

DEJA UNA RESPUESTA