Los efectos económicos que anticipa el gobierno uruguayo por el “riesgo Argentina”

0
247

Además de los impactos que prevé el gobierno según dijo el ministro Danilo Astori, el economista Gabriel Oddone afirmó que hay efectos “potencialmente recesivos”. Después de la tormenta llega la calma, pero al ver la inestabilidad económica y cambiaria en Argentina la pregunta que surge es si lo peor ya pasó. Ayer la jornada fue más tranquila que el lunes en el vecino y el dólar aumentó solo un peso, pero el riesgo país continuó en ascenso. En el horizonte hay dudas sobre la gobernabilidad en estos meses del presidente Mauricio Macri, así como también del rumbo económico que tomará un gobierno de Alberto Fernández de confirmarse el triunfo en las elecciones generales de octubre. Desde Uruguay se ven con preocupación estos acontecimientos. Hay analistas que creen que el contagio argentino podría tener “efectos potencialmente recesivos” en la actividad, mientras que el ministro de Economía, Danilo Astori, reconoció que se afectará el turismo pero fue categórico al decir que “acá no se va a vivir una situación cambiaria” como la que aconteció en Argentina. El dólar en la plaza local se operó en niveles similares al día anterior. Astori dijo ayer estar “preocupado” porque la economía argentina “está mostrando desequilibrios muy importantes como la inflación y el resultado fiscal, pero sobre todo la evolución del nivel de actividad de la producción que ha mostrado una trayectoria muy negativa en los últimos años”.  Analistas consultados por El País habían adelantado el lunes que los problemas económicos de Argentina afectarán al comercio local, el turismo y la captación de inversiones.

Preguntado al respecto, Astori indicó que “desde hace años venimos reduciendo el ‘riesgo argentino’ y lo logramos sustancialmente en el tema bancario y financiero, donde Uruguay hoy no tiene el grado de exposición que hace unos años”. Agregó que se diversificaron mercados de exportación “para disminuir el riesgo del comercio de bienes con Argentina”, pero reconoció que “no es así en el caso de los servicios”.  “Argentina es el principal consumidor del principal servicio uruguayo, que es el turismo. Uruguay tiene en Argentina su primer cliente y por lo tanto eso lo ha afectado en los últimos años”, expresó el ministro.  “Si se profundizan en el futuro los desequilibrios (económicos en Argentina), obviamente eso va a tener un impacto en Uruguay, que esperamos sea el menor posible”, reconoció Astori. “Uruguay se desacopló de Argentina en algunos campos, pero no puede evitar el impacto del comercio de servicios”, concluyó el jerarca. Por su parte, el analista y socio de CPA Ferrere, Gabriel Oddone, advirtió que “para Uruguay, Argentina será fuente de inestabilidad con efectos potencialmente recesivos”.

En su cuenta de Twitter, explicó que “los tres jugadores con capacidad de incidir en la situación económica argentina -Macri, Alberto Fernández y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- jugando su mejor respuesta individual, provocan un ‘equilibrio malo’: más volatilidad cambiaria e inestabilidad nominal (del tipo de cambio)”. El economista amplió respecto al proceder de estos actores: Macri “elige seguir en campaña”, “responsabiliza a la oposición del caos, combate la depreciación aumentando tasas y gastando reservas”; el triunfador en la elección del domingo “no dirá lo que los mercados quieren escuchar (que no irá al default) porque arriesga debilitarse” a la interna de su partido y de cara a la votación de octubre; y el FMI “procurará restringir intervenciones con ‘sus dólares’ para reducir su exposición a un default -hoy más probable- en 2020”. Sobre la posibilidad que vengan a Uruguay ciertos capitales como refugio por la situación en Argentina, Astori no lo descartó e indicó que se “practica una política de atracción de inversiones permanente”.

Operativa.

Tras la mayor suba diaria en un año el lunes, ayer el dólar interbancario se estabilizó. Tuvo una mínima baja de 0,06% y cotizó en promedio a $ 35,878. En agosto, el dólar sube 4,45% y en el año 10,77%.  Al igual que en la jornada del lunes, el Banco Central (BCU) intervino vendiendo dólares, luego que al inicio de la operativa se transara a $ 35,95. El BCU vendió US$ 7 millones en el mercado de dólar futuro y US$ 6 millones en el de forward. En agosto acumula ventas por US$ 31 millones y US$ 14 millones respectivamente. Además, el lunes había vendido US$ 74 millones al contado. A nivel interbancario, la divisa cotizó entre $ 35,80 y $ 35,95 para cerrar a $ 35,89. Al público en el Banco República el dólar subió 4 centésimos: $ 35,14 a la compra y $ 36,64 a la venta.  https://negocios.elpais.com.uy

DEJA UNA RESPUESTA