LA OBRA DE LA REGASIFICADORA VUELVE, CASI, A PUNTO CERO

0
710
regas

La planta regasificadora se planteó como una de las obras estratégicas que consolidarían y diversificarían la matriz energética nacional. Primero se retiró la gigante constructora OAS de Brasil y ahora se retirará GNLS,

formada por GDF Suez y Marubeni.-Todo indica que se están firmando los documentos pata deshacer el contrato que ataba a GNLS con Gas Sayago, la empresa nacional estatal de derecho privado integrada por UTE y ANCAP con un 90% de capital de UTE y 10% de ANCAP. Primero GNLS tuvo problemas con la brasilera OAS que tenía su cargo, como subcontratista, del desarrollo de la obras civil. Luego GNLS tuvo problemas de financiamiento para seguir con la construcción e intentó que el Gobierno uruguayo le reconsiderara el contrato y le incluyera nuevos costos.-El Gobierno y en el Presidente Vázquez en persona se negaron a alterar el contrato firmado y pactado. La continuidad de GNLS se hizo insostenible. La obra sigue siendo tan esencial y estratégica como el primer día. La llegada del gas a Uruguay tiene la potencialidad de cambiar absolutamente la matriz energética de Uruguay. Por un lado UTE podría disponer de gas y cambiar así el energético base para sus nuevas plantas de generación térmicas construidas a partir de 2005 en Punta del Tigre y Central Batlle.-El cambio hacia el gas le implicaría a UTE una reducción de costos, por ahora dependiente de derivados del petróleo, gas oil y fuel oil, y un sustancial giro en la calidad del medio ambiente por el tipo de combustión que se realiza a partir del gas natural.- La estimaciones realizadas, entre la importación de gas en los barcos regasificadoras, permitieron abrir la perspectiva de exportar el excedente de gas natural hacia Argentina, particularmente hacia el gran Buenos Aires, donde hoy existe una importante déficit de este energético. Un negocio redondo, pero no por ahora.-Lo que GasSayago -UTE+ANCAP- siguieron construyendo con recursos propios fue el gasoducto que unirá la costa, llegada del gas desde el barco regasificador, con el gasoducto en ruta 1. Esto ha implicado una inversión, en curso, de unos US$ 40 millones. Junto con esta obra se debe agregar la realización del canal, dentro de la bahía, hacia Punta de Sayago que permitiría el ingreso de los buques regasificadores. Esta obra de dragado tiene una inversión de US$ 80 millones que Gas Sayago debió financiar con un crédito de la Corporación Andina de Fomento. Este viernes El País informa que la construcción del barco regasificador está en marcha y se estima que podría botado a fin de 2016. Será uno de los barcos más grandes del mundo en su especialidad.-En cuanto a la situación de ANCAP, en la mira de la investigadora parlamentaria, el Presidente del ente, José Coya, dijo que se está trabajando en 15 medidas para asegurar el estado de la empresa “Las inversiones fueron todas hechas durante prácticamente 10 años y, obviamente, es de esperar que la rentabilización comience a llegar”, dijo Coya. Por su parte el senador Mieres tiene pensado citar a los Ministros de Economía, actual, Danilo, Astori y antecesores, Fernando Lorenzo y Mario Bergara, para que puedan aportar información “urgente para terminar de entender cómo se procesaron las decisiones en torno a las pérdidas de Ancap”. – (Uypress)

 

DEJA UNA RESPUESTA