“La fiesta” de precios altos de commodities “terminó”, pero no habrá “resaca”

0
78

La soja es difícil que se mantenga por encima de los US$ 500 por tonelada, pero de todas maneras estará en niveles históricamente altos. Uruguay está viviendo un “ajuste inédito” de precios ganaderos, pese a lo cual igual quedarán en un escalón superior al que tenían hace dos años. La soja es difícil que se mantenga por encima de los US$ 500 por tonelada, pero de todas maneras estará en niveles históricamente altos.

En definitiva, “la fiesta” de precios superaltos de commodities agropecuarios “terminó”, pero no se volverá a una “lógica recesiva”. Esas fueron las conclusiones de la charla organizada por el banco BBVA Uruguay, denominada “Mercados agropecuarios entre la normalización de la guerra y el cambio climático” a cargo del consultor agropecuario Eduardo Blasina que se desarrolló en la Expo Prado. Blasina señaló que “más allá que estamos en un ajuste fuerte, es importante saber si el precio de la carne (exportada) de Uruguay no baja de los US$ 4.500” la tonelada. Por ahora “creo que el piso va a estar arriba del último techo de 2019, lo que sería muy favorable”. A su vez, el ajuste del precio del novillo también ha sido importante. Actualmente se pasan precios al productor de US$ 4,20 el kilo, cuando en abril estaba en US$ 5,50. Al igual que en el precio de exportación de la carne, “el novillo arriba de US$ 4 como piso, es lo que antes considerábamos un techo”, afirmó Blasina. El consultor indicó que los costos para producir son un tema a considerar. Entre otras cosas porque “a pesar que el dólar sube en el mundo, en Uruguay tenemos un dólar planchado”. A eso se suma una inflación alta a nivel global y local y que para contenerla las subas de tasas de interés de los principales bancos centrales generan una baja en el precio de los commodities.

“Volvemos a una lógica de (precios de) 2019 y 2020, no es una lógica recesiva. Pero la fiesta terminó”, aseguró. Los precios “van a seguir más altos que lo que estamos acostumbrados”, con la soja por encima de los US$ 400 la tonelada y el novillo por encima de los US$ 4 el kilo, expresó. También enfatizó en que hay “mucha expectativa de que haya inversiones en hidrógeno verde” en países como Uruguay, para “producir fertilizantes nitrogenados que sean ambientalmente amigables”. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA