La crecida no se detiene

0
278

MERCEDES (Uypress) – Sergio Guastavino, concesionario de un parador aludió ayer a una situación particularmente difícil que le tocó enfrentar cuando funcionarios de Prefectura se hicieron presentes en el establecimiento para advertirle que Palmar abriría aún más las compuertas y el río llegaría en sólo dos días a casi 6 metros.
Foto Diario Crónicas

“Tomé el micrófono de los chicos que amenizaban la noche y me dirigí a los presentes para explicarles mi angustia. Acabábamos de salir de un embate con los costos que son fáciles de suponer cuando otra vez tendremos que encarar la mudanza”, declaró a Diario Crónicas.

Ayer en Montevideo y en Palmar se realizaron reuniones entre técnicos de UTE y jerarcas de la represa, pero las explicaciones son contradictorias.

Si bien es cierto que el país atraviesa una sucesión de lluvias de gran intensidad, también se sabe que para generar energía la represa estuvo trabajando al tope de sus posibilidades.

Seguramente entre la opción de comercializar la energía y los daños que puedan experimentar algunos particulares, UTE elige la primera de las alternativas.

En el caso de los paradores ubicados en la Isla del Puerto, ni siquiera llegaron a funcionar.

Ahora las preocupaciones incluyen el Jazz a la Calle cuyos protagonistas solían acampar en la Isla. Queda la alternativa de la Manzana 19 cuya capacidad es limitada.

DEJA UNA RESPUESTA