Importadores de carne de Estados Unidos dieron su respaldo a un TLC con Uruguay

0
84

El Consejo de Importadores de Carne de EEUU anunció que está de acuerdo en que se concrete un TLC para mejorar el acceso a ese mercado. El Consejo de Importadores de Carne de Estados Unidos (MICA, por su sigla en inglés) anunció que los miembros de su organización están de acuerdo en que se concrete un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos y Uruguay, con el objetivo de mejorar el acceso de carne uruguaya a ese mercado. En una carta remitida a Andrés Durán Hareau, embajador de Uruguay en Washington (Estados Unidos), con copia a Conrado Ferber Artagaveytia, presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), se establece que el MICA “apoya fuertemente un potencial futuro TLC entre Estados Unidosy Uruguay”, porque “es cada vez más claro que las necesidades del mercado estadounidense no están siendo satisfechas a causa de las restricciones que implican las anticuadas cuotas de carne bovina”. Tras señalar la fuerte e histórica relación entre ambos países, el MICA asegura que “Uruguay es uno de los proveedores más fuertes de productos de carne bovina magra para Estados Unidos, pero  el comercio ha sido innecesariamente restringido por la cuota de 20.000 toneladas impuesta como resultado de los acuerdos alcanzados en la Ronda Uruguay de 1994, bajo la Organización Mundial de Comercio (OMC)”. Una cuota desactualizada También se establece que “la cuota se desarrolló usando los flujos comerciales de las décadas de los ’70 y los ’80 y ya no refleja las necesidades del mercado de Estados Unidos. Mucho ha cambiado desde el desarrollo de la cuota, y la demanda por el tipo específico de carne bovina importada desde Uruguay en los Estados Unidos ha crecido significativamente. Esto es evidente por el hecho de que la cuota de 20.000 toneladas de Uruguay en Estados unidos ha sido completada anualmente en la última década”. El MICA, además, agrega que “en cada uno de esos años, los importadores estadounidenses de carne bovina proveniente de Uruguay incluso han pagado el aun más restrictivo arancel de 26,4% para las importaciones fuera de cuota con el fin de garantizar la oferta de carne magra que desesperadamente necesitaban”.

La carta, enviada el 5 de noviembre al embajador Durán Hareau y a Ferber Artagaveytia, y firmada por el director ejecutivo del MICA, Stephen Sothman, establece que “es momento de revisar las cuotas que datan de décadas atrás y actualizarlas para reflejar los volúmenes de producción y flujos comerciales actuales”.

“Un fuerte TLC bilateral entre Estados Unidos y Uruguay haría justamente eso”, finaliza el documento de MICA. Golpear las puertas “desde adentro” La posición tomada por el MICA y expresada en esta carta “refleja que los importadores de carne de Estados Unidos entendieron el mensaje que emitió Uruguay en su asamblea anual de hace tres semanas en Chicago”, dijo Ferber.

Entonces, la delegación del instituto que asistió a dicha cumbre, junto al embajador Durán, mantuvo un encuentro privado con las autoridades del MICA y sus asesores legales, donde se planteó que muchas veces la concreción de acuerdos comerciales requiere, más allá de las debidas tratativas oficiales, que los privados tomen una participación más activa.

“Señalamos entonces que muchas veces, más que seguir golpeando para que las puertas se abran desde afuera, hacerlo desde adentro”, recordó. Según Ferber, la exposición que realizó en la asamblea el embajador Durán, dejando en claro que “Uruguay tiene necesidad de abrirse al mundo y que estamos interesados en hacer un TLC con Estados Unidos”, fue adecuadamente recibida por las autoridades locales, que ahora expresaron en esta carta la necesidad de mejorar el ingreso de la carne uruguaya, “lo que se lograría a través de la concreción de un TLC”.

El presidente del INAC dijo que “hoy Uruguay no tiene problemas de colocación para sus exportaciones de carne, pero necesita mejorar su diversificación. En ese sentido, consideramos que el planteo que se hizo en octubre en Chicago –en una delegación donde participaron delegados de la industria y de los productores sin duda logró ser entendido por las autoridades del MICA y por los principales importadores con los que estuvimos reunidos. Es decir, están trabajando para abrir las puertas desde adentro”. https://www.elobservador.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA