Gramón Bagó lanzó innovadora planta de tratamiento de efluentes

0
140

Con este proyecto la compañía logra una depuración de aguas residuales industriales más amigable con el medio ambiente, aplicando el uso de tecnologías sostenibles. El cuidado del medio ambiente es parte de la estrategia empresarial de Gramón Bagó. Así lo evidenció al inaugurar una innovadora planta de tratamiento de efluentes industriales en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente. Con este hito, la farmacéutica de gran trayectoria en el país continúa demostrando su compromiso con el planeta al abordar un problema serio como la depuración de aguas residuales industriales.

“Nuestro principal compromiso es con la comunidad, por lo que priorizamos la búsqueda de tratamientos más amigables con el medioambiente, brindando soluciones sostenibles que beneficien al entorno y, a la vez, sean eficientes”, dijo Álvaro Bellini, gerente general de Gramón Bagó. El directivo explicó que el proyecto surgió como una necesidad de tratar las aguas generadas en la actividad industrial que se vierten, según corresponda, al colector público, curso de agua o infiltración a terreno. Esta nueva planta de tratamiento de efluentes industriales es fruto del trabajo conjunto del laboratorio con la Consultora Sigmaplus, el apoyo de Fundación LATU (Laboratorio Tecnológico del Uruguay) y la participación especial del Instituto Holandés IHE Delft (Institute for Water Education) representado por el uruguayo, Hector García. Este proyecto comenzó a gestarse en 2015, cuando Gramón Bagó empezaba a trabajar en la caracterización de los efluentes industriales y la búsqueda de soluciones eficientes y amigables con el medio ambiente. A fines de 2018 se presentó la solicitud de Autorización de Desagüe Industrial ante la DINAMA que fue aprobada en junio del 2019. En mayo del 2020 arribó a Uruguay el innovador Bio Reactor de Membrana de origen esloveno que permite realizar el complejo tratamiento. En estos últimos dos años, pandemia mediante, la empresa ha seguido trabajando en obras de infraestructura, capacitación de personal e instalación de este equipo.

Innovación y tecnología

El Bio Reactor de Membrana (MBR por sus siglas en inglés) es un sistema innovador que cuenta con una tecnología avanzada en la depuración de aguas residuales y de alta eficacia de remoción de contaminantes, generando un efluente libre de sólidos suspendidos. Gracias a su diseño compacto, el MBR se encuentra en el área técnica del laboratorio, ubicada en la parte posterior del predio de Gramón Bagó. García señaló que este tratamiento de avanzada se basa en el proceso de lodos activados que degradan de forma biológica los contaminantes presentes en aguas residuales, principalmente se trata de materia orgánica. Gracias al proceso de “ultrafiltración”, un sistema de filtración a través de membranas poliméricas sumergidas, se permite extraer un agua depurada, libre de microorganismos y solidos suspendidos. De esta forma, se obtiene un agua de buena calidad y apta para su reutilización, lo que también ayuda al medio ambiente.

 “Se obtiene un efluente desinfectado y clarificado, con baja turbidez, bacterias, sólidos suspendidos totales y contenido orgánico. Además se trata de una tecnología compacta, por lo que requiere poco espacio y es ideal para zonas urbanas. Es robusta y duradera, necesitando poco mantenimiento”, apuntó Florencia Volonté, química farmacéutica, coordinadora del proyecto y encargada del Área de Medio Ambiente del laboratorio. Se trata de un lanzamiento importante para la industria farmacéutica ya que “es una oportunidad para impulsar a la industria nacional a incorporar este tipo de tecnología y la tengan en cuenta a la hora de elegir un tratamiento para sus aguas residuales, distinto a los convencionales y con excelentes resultados”, explicó la ejecutiva. Volonté también dijo que este método tiene beneficios en relación a otras plantas convencionales utilizadas dentro de la industria. Lo destacable del MBR es la alta eficiencia en la remoción de estos microcontaminantes, gracias a la gran retención de partículas a través del proceso de ultrafiltración. Finalmente Álvaro Bellini, gerente general de Gramón Bagó, señaló: “El cuidado del ambiente nos interpela, nos desafía, nos involucra a todos y es necesario profundizar un cambio cultural. Se impone generar iniciativas que impacten positivamente y generen una conciencia ambiental y una nueva forma de relacionarnos con el ambiente. Muchas veces las grandes contribuciones se hacen con pequeñas acciones, hoy”. Y remató: “Con esta inauguración intentamos ser motores que impulsen a otras empresas a recorrer este camino, a generar conciencia, a contribuir con un Uruguay Sostenible para las futuras generaciones”. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA