Fallo en radares: controladores aéreos afirman que “la situación no es normal hace un mes y medio”

0
116

“Transcurrimos todo este año que va de gobierno con fallas en este radar”, reconoció el ministro de Defensa, mientras los trabajadores afirman que “hay un deterioro general de la infraestructura”. El pasado domingo, en redes sociales, distintas cuentas vinculadas a la actividad aeronáutica alertaron que el país estuvo sin control aéreo durante siete horas. El hecho fue confirmado a El País por Pablo Paseyro, presidente de la Asociación de Controladores de Tránsito Aéreo del Uruguay (Actau), quien agregó que “la situación no es normal hace un mes y medio”.

“El domingo tuvimos la peor situación posible”, afirmó. “No se dio servicio de control de tránsito aéreo porque estuvimos sin radar completamente y se reclasificó el espacio aéreo a clase G, que es el espacio que tiene menos servicio, en que se da solo información, no control, y las aerolíneas en general no quieren viajar en ese espacio”, aseguró. Si bien Paseyro reconoció que la situación “es cambiante y por momentos mejora”, no puede afirmar que la tarea de control aéreo en el país “se realice en las condiciones adecuadas”. “No queremos generar alarma pública, pero tampoco decir que está todo bien. Pero la gente ve que los vuelos siguen saliendo y siguen llegando, entonces no sé si se percibe el problema”, sostuvo. El controlador explicó que en el Aeropuerto de Carrasco hay dos antenas radar que son las que están fallando, y “funcionan a veces sí y a veces no”, y de eso depende qué aviones pueden ver los controladores y cuáles no. El principal radar de Carrasco, “que se compró en 2014, viene fallando y hace un mes y medio que no funciona”, dijo Paseyro, y esto “no permite (a los controladores) ver en ascenso y descenso a las aeronaves que llegan y salen de Carrasco, Laguna del Sauce y Melilla”. Esto determina que haya demoras en los vuelos, explicó, porque “se van espaciando los aviones y no es el tránsito fluido de cuando funciona normal”. “Se gestiona el riesgo para minimizarlo, lo ideal sería que funcionaran los radares, porque sin ellos no se puede brindar el servicio de control de tránsito aéreo”, afirmó. Paseyro señaló que pese a esta falla del radar, sí pueden mantener comunicación de radio con los aviones, aunque esta también tiene problemas. “Hay un deterioro general de la infraestructura. La visión de los trabajadores, que siempre es parcial, es que estamos trabajando mal”, apuntó el presidente de la Actau. El controlador señaló además que los trabajadores no tienen la información sobre por qué se llegó a esta situación, pero que se presentarán el 9 y el 11  de agosto en el Parlamento, para reunirse con las comisiones de Defensa de las cámaras de Senadores y Diputados.

Defensa reconoce fallos y dispone plan de contingencia

Este lunes, el ministro de Defensa, Javier García, señaló que la empresa italiana Leonardo comunicó a la cartera que “se hará cargo de dejar en funcionamiento operativo” el radar italiano del aeropuerto internacional de Carrasco, que dejó de funcionar en los últimos días.

En conferencia de prensa en el Parlamento, García contó que “en estos días lo que hubo fue que el radar italiano dejó de funcionar, tuvo un desperfecto”. A partir de allí se lo suplió la operativa con un radar militar “que tiene sus años”, el cual falló el domingo. Desde entonces, Defensa resolvió implementar un plan de contingencia porque “posteriormente se pudo arreglar el radar pero fallaron las conexiones”. El secretario de Estado señaló que “no hubo en ningún momento cierre de espacio aéreo”. Respecto al plan de contingencia, se puso en marcha un radar de Durazno, así como “se está al mismo tiempo tratando de reponer el radar móvil militar que estaba en Salto, que se trajo a Boiso Lanza”, dijo. “Este procedimiento de contingencia, más lo que significa la separación del tránsito áereo es lo que se hace que se esté operando en circunstancias de poco tránsito aéreo”, dijo. “Se voló ayer (domingo) y hoy (lunes) con total normalidad. Hubo retraso por niebla”, sostuvo, a diferencia de lo que marcó Paseyro.

“Los planes de procedimiento de contingencia están hechos justamente para volar con seguridad, por eso es que se apoya el trabajo en los radares con procedimientos de intercalar espacio entre vuelos”, indicó García. El ministro recordó que en 2014 se adquirió el radar italiano por licitación. En 2019 “hubo una oferta para mantenimiento por parte de la empresa que había vendido el radar”, pero que “venció” ese mismo año. “Transcurrimos todo este año que va de gobierno con fallas en este radar”, reconoció. García indicó este lunes de tarde en la conferencia de prensa que “poco rato antes” habían recibido una carta de la empresa Leonardo, que citó: “Leonardo se hará cargo de dejar en funcionamiento operativo el radar secundario del sistema instalado en el aeropuerto internacional de Carrasco de manera de resolver la contingencia actual, independiente del trámite administrativo para un sucesivo contrato de mantenimiento”, señala la misiva dirigida a la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia). “Estamos en el medio de una negociación con la empresa proveedora para ver los términos de un nuevo contrato de mantenimiento de este precio que se había acordado en 2019, pero que nunca se ejecutó”, añadió el jerarca, que dijo, le planteó este domingo este asunto al presidente Luis Lacalle Pou. “Lo hablé ayer con el presidente de la República. Vamos a trabajar para que apenas se nos de una propuesta poder resolverla lo antes posible”, aseguró. Consultado sobre cuándo estiman que será reestablecido el radar italiano en Carrasco, respondió que “la voluntad es a la brevedad posible”. Actualmente, técnicos realizan vía remoto, mientras que remarcó que “si se requiere que venga un técnico desde la empresa Leonardo, vendrá para aquí”. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA