En medio de una pandemia incontrolable Argentina quiere que los uruguayos viajen en tour de compras

0
148

Es insólito que Argentina destaque que los turistas uruguayos estarían a autorizados a ingresar solo por Buquebus y se les exigiría un hisopado negativo, con la posibilidad de que el estudio se realice en el propio barco. Parece extraño que no se consulte a Colonia Express, la otra empresa que realiza viajes entre puertos argentinos y uruguayos, si está en condiciones de prestar ese servicio con las mismas medidas. El ministro de Turismo de Argentina y expresidente de San Lorenzo, Matías Lammens, dijo en una rueda de prensa que muchos uruguayos estarían interesados en viajar en tour de compras a Buenos Aires, pero sin aclarar las fuentes.

Según Lammens, este es un plan piloto que estudia el gobierno argentino, pero a la vez aclara que la medida no es recíproca y no implica que los argentinos puedan viajar de vacaciones a Uruguay. “Tiene sentido: nosotros tenemos circulación comunitaria del virus y ellos no”, dijo insólitamente Lammens. De acuerdo a esta idea los turistas uruguayos serían los primeros extranjeros autorizados a ingresar a la Argentina, ya que hoy las fronteras están solo abiertas para argentinos o residentes en ese país. Pero Lammens por las dudas dijo que  “Evaluamos que puedan ingresar desde países limítrofes, con testeos previos a cargo de los pasajeros, pero todavía no hay escenario, ni fecha, ni lo veo en lo inmediato”, aseveró. El Ministerio de Salud de la Nación informó este sábado de 12.414 nuevos casos de covid-19 y 357 muertes. Con estos datos, el número de contagios en Argentina se eleva a 883.882 y las víctimas fatales a 23.581. También resulta insólito que el jerarca argentino destaque que los turistas uruguayos estarían a autorizados a ingresar solo por Buquebus y se les exigiría un hisopado negativo, con la posibilidad de que el estudio se realice en el propio barco. Parece extraño que no se consulte a Colonia Express, la otra empresa que realiza viajes entre puertos argentinos y uruguayos, si está en condiciones de prestar ese servicio con las mismas medidas. Si bien la empresa fluvial de transporte de pasajeros Buquebus, del argentino Juan Carlos López Mena, tiene un laboratorio a bordo, tuvo una serie de inconvenientes cuando el naviero López Mena, aseguró en en julio de 2020 y  forma inconsulta que retomarían las frecuencias entre Montevideo y Buenos Aires en “10 o 15 días”. El pasado 1° de julio anunció por su cuenta, sin el aval del gobierno uruguayo, que los viajes entre ambas orillas, se retomarían en muy poco tiempo: “Pensamos que no van a pasar 10, 15 días que vamos a estar con frecuencias regulares”. En respuesta a las afirmaciones de López Mena, el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou aseveró en forma contundente: “Los anuncios los hacemos nosotros y no están un horizonte cercano”, retomar las frecuencias turísticas.

“En nuestro país y en nuestro gobierno el que dicta las medidas es el Poder Ejecutivo y el resto de los poderes, no es un empresario ni es nadie. Así que los anuncios de cuándo se retoman o no determinadas frecuencias para traer turistas no lo va a hacer una persona ajena al gobierno. En este caso, lo va a hacer el presidente de la República con el Ministerio de Relaciones Exteriores o eventualmente con el Ministerio de Turismo”, afirmó el presidente.

“Así que la palabra anuncios, con todo respeto, no le cabe. Intenciones todas y vamos a escuchar a todo el mundo. Pero el gobierno es el que decide. Los anuncios los hacemos nosotros y no están en un horizonte cercano”, agregó el mandatario uruguayo.

Los anuncios que no se cumplieron

En esa rueda improvisada con los periodistas, López Mena aseguró  que contaba con todos los protocolos homologados, que se harían hisopados a los pasajeros y que “garantizaba” en un 100 por ciento que su empresa, Buquebus, no trasladaría a personas infectadas, pero en el viaje siguiente (26 de junio) desde Buenos Aires dos ciudadanos argentinos dieron positivo al Covid-19. El naviero dijo en el puerto de Montevideo que en “en este momento no se pueden hacer los hisopados”, tal como había asegurado días atrás a los medios de comunicación donde dijo “Los pasajeros serán previamente hisopados, hay garantías 100% de que no vamos a traer ni llevar una persona infectada” de coronavirus, pero sus dichos fueron desvirtuados porque el 26 de junio, su embarcación transportó desde Buenos Aires a dos personas que dieron positivo al test de Covid-19, luego de ingresar a Uruguay.

Un nuevo intento

En declaraciones al programa Buen Día de Canal 4 López Mena, el 3 de julio, intentó una disculpa y aseveró que “nosotros estamos un poquito adelantados a las decisiones del Estado (…) porque es una maquinaria que se mueve más lentamente”, señaló.

Pero en realidad el Estado uruguayo ha reaccionado con rapidez para controlar la pandemia y quien aseguró en forma inconsulta que las frecuencias fluviales entre puertos uruguayos y argentinos  se retomarían “en 10 o 15 días” fue López Mena, que además puntualizó que estaba todo pronto en lo sanitario por parte de su empresa Buquebus haciendo hincapié en los hisopados, que no se pueden hacer por el momento. Interrogado por qué no se hacían los hisopados ya como él había asegurado, López Mena criticó que “los Estados siempre son lentos… Nosotros hemos tomado esta medida porque buscamos la perfección…(sic). Agregó que “nosotros no perdemos tiempo y somos altamente responsables”, dijo sin admitir que el apresuramiento fue suyo y no de los gobiernos que con buen criterio ponen como prioritario la salud de la gente antes de los intereses comerciales. Lo que quedó en claro es que las medidas anunciadas por el naviero para protección frente a la pandemia, no fueron tales ya que el buque partió ese viernes en la mañana, hacía Buenos Aires, sin el hisopado a los pasajeros y solo con la medida elemental de tomarles la temperatura. Para el regreso esa noche a Montevideo, los hisopados tampoco se pudieron hacer antes de la salida en Buenos Aires y se realizaron a bordo del buque Francisco, en un laboratorio montado en la embarcación, pero los análisis se efectuaron ya en el puerto de Montevideo, porque la máquina que los hace, no puede trabajar con el barco en movimiento. https://www.icndiario.com/

DEJA UNA RESPUESTA